El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

Alquileres veraniegos sin cambios a mitad de julio

En Galicia, la oferta permite disfrutar de siete días en la costa por poco más de doscientos euros, el lugar más económico, situado en la localidad lucense de Burela // Por 1.800, en la exclusiva isla pontevedresa de A Toxa.

FOTO: ECG
FOTO: ECG

REDACCIÓN  | 22.07.2019 
A- A+

En medio del verano y, con él, el período vacacional, un tiempo libre tan apreciado que cuando se acaba suele dejar un vacío existencial y enorme deseo de continuación. Lo cierto es que si la playa es nuestro destino, nos encontramos con una diversidad de propuestas y precios que nos ayudarán a la hora de fijar el lugar más apetecible.

Según Tecnitasa, sociedad de tasación independiente de entidades financieras, el alquiler de inmuebles en primera línea de playa mantiene sus precios con un inapreciable alza del 0,6%. Esto supone apenas un incremento de media de 5€ y, por tanto, como indica su presidente José Mª Basáñez "el esfuerzo económico que debemos realizar no se incrementa como había sucedido en años anteriores".

 

GALICIA: COMUNIDAD CON MÁS VARIABILIDAD DE PRECIOS. El paraíso del marisco se encuentra disponible, según esta sociedad, en su forma más económica, pero también en la más costosa. En el intervalo 200-500€, 60 m² para poder disfrutar da Marosa o de Portelo nos supondrían 210€ en la localidad de Burela durante una semana. Más al oeste, las aguas de Vidreiro en Vicedo, Lugo, nos aumentaría el precio a 250 por el mismo espacio habitable. Al este, Foz otros 60 m² nos acogerían por 300. Partiendo de este coste, comienza a ampliarse la oferta: por 325€, Muros y Pontedeume con 80 m² y 60 respectivamente. Por otros sesenta, Portosín también se encuentra entre los lugares asequibles. Volviendo a la mariña lucense, en Viveiro también podemos encontrar un apartamento por 460.

Si aumentamos el rango a precios que podemos considerar intermedios, desde los 500 hasta los 750, la oferta también es amplia. En Cangas 100 m² se encuentran al módico precio de 520 € y en Mugardos, por casi la mitad de habitabilidad, aumenta a 550. Cabanas, con 15 m² más nos costaría 575. Después, por 650 euros, se abre un abanico de posibilidades notable: Cedeira, Fisterra, Malpica, Baiona y Nigrán (playa de Patos), todas ellas alrededor de los 65 m² disponibles. Boiro, con 80 m², asciende a 680, y Vigo y Ortigueira a 700. Más al norte, Oleiros cifra sus alquileres en 725 euros, Nigrán (playa de Panxón), por su parte, en 750.

Las propuestas para personas más adineradas se centran en las Rías Baixas. Así es que para disfrutar de las aguas cristalinas del Areoso, debemos pagar 1.200 en la Illa de Arousa por 100 m². 100 más nos costará la playa de Silgar en Sanxenxo en apartamentos con 10 m² menos. Portonovo, también en Sanxenxo, ofrece por 1.550 € un total de 110 m². El destino más caro en Galicia, pero entre los más baratos de los caros en España, sería a Illa da Toxa, no Grove, donde el precio de un piso de 70 m² se sitúa en 1.800 euros a la semana.

 

ANDALUCÍA, BALEARES Y CATALUÑA: LOS PRECIOS MÁS CAROS. La costa meditarránea tampoco se queda atrás en cuanto a variedad de precios, ya que si bien en Andalucía se encuentra por 425€ un apartamento en Almería, también se puede ver en Puerto Banús, Marbella, por 2.600€ la semana. Si se quiere permanecer en el centro de la ciudad, desciende a 1.500€ el precio del alquiler, pero sigue encontrándose entre las opciones más gravosas.

Las islas Baleares tienen su propio intervalo. El más bajo se encuentra en Port Addaia, Menorca, donde se puede dormir una semana por 775 €. Mientras, 800 es el segundo precio más bajo en el nivel inferior a los 1.000€: y que se puede encontrar en Magaluf, en Calvia. Puerto Ibiza, en Ibiza, es donde aparece el apartamento más caro por 1.800, por delante de Port Andratx, por 1.600.

Cataluña cuenta con la mitad de sus playas a un precio por encima de los 1.000 euros. La zona centro de Sitges, en primera línea de playa, obliga a desembolsar 1.400€ por 80 m². Le sigue Cadaqués, por 1.200€ y 20 m² menos, y Castelldefels, Vilanova i la Geltrú, y Salou, por 1.100 €. Las playas más económicas, en todo caso, se encuentran en Calella y Blanes, por 800€, o en Castell-Platja d'Aro, por 900€.

El mapa de precios para lo que resta de verano muestra un abanico, entre extremos, que va desde los 210 euros hasta los 2.600 por el disfrute de un apartamento durante una semana.