Viernes 18.10.2019 Actualizado 14:25
Google    

El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

PLENO DEL PARLAMENTO

Aprobado el mayor techo de gasto de la Xunta en la década

Fue rechazado por la oposición por no revertir "recortes" // Facenda ve al Xacobeo como "factor clave para el sostenimiento de la economía en próximos años" y PSOE censura su "economía vudú"

SANTIAGO. EP  | 09.10.2019 
A- A+

El Parlamento gallego ha aprobado el techo de gasto de la Xunta de Galicia para 2020, que se eleva a 10.160 millones, lo que supone 311 millones más (+3,1%) en relación al presupuesto en vigor.

El noveno techo de gasto consecutivo que aprueba la Comunidad --supera por primera vez los 10.000 millones en la década-- ha salido adelante con los votos a favor del Partido Popular y el rechazo del conjunto la oposición, entre otras cuestiones, por no servir para revertir "recortes".

Tras rebajar a un 2% el crecimiento de Galicia en 2019, Valeriano Martínez ha reconocido que existe una "ralentización" de la economía, si bien se espera que continúe la "dinámica expansiva" en próximos años, con un avance del 1,9% del PIB en 2020.

Y aquí el conselleiro de Facenda apunta al Xacobeo 2021 como "factor clave para el sostenimiento de la economía en próximos años".

Mientras, se confía en que la demanda interna sea la base del crecimiento gallego, tras una caída de las exportaciones en 2019, que el conselleiro confía en que "se recuperarán" en 2020. Sectores como servicios y construcción "moderarán" su crecimiento. "Estamos cumpliendo totalmente las previsiones de crecimiento del plan estratégico", asevera.

En lo tocante al empleo, reitera que bajará a en torno el 10% en 2020, aunque se prevé que en el último trimestre del año se reduzca a menos de esta cifra.

TECHO "PRUDENTE Y RIGUROSO"
En su comparecencia en el pleno del Parlamento, el conselleiro de Facenda, Valeriano Martínez, ha defendido que es un techo de gasto "prudente y riguroso".

Critica que en los últimos ejercicios no se ha podido aprobar en los "plazos habituales" por circunstancias "ajenas al Gobierno gallego", puesto que ni en 2018 ni en 2019 el Gobierno central comunicó en julio unas entregas a cuenta "ciertas", y este año "ni siquiera se trasladó cifra alguna".

Recrimina que, "lamentablemente", el Gobierno central sigue sin aportar los 700 millones de euros que adeuda a Galicia. "No nos cansaremos de reclamar", ha avisado el conselleiro.

La aprobación del techo de gasto supone el paso previo a la elaboración de los presupuestos autonómicos, que se harán "en un momento de incertidumbres", pero garantiza que se aprobarán "en tiempo y forma" para "dar seguridad" a los ciudadanos.

CRÍTICAS DE LA OPOSICIÓN
El diputado socialista Xoaquín Fernández Leiceaga ha recriminado a la Xunta que "el discurso que tienen montado no se corresponde para nada con lo que reflejan las estadísticas".

Aunque ha defendido la necesidad de la existencia del techo de gasto, ha dejado claro que este "puede tener una talla grande o una mucho más pequeña", y para ello se debe actuar sobre la recaudación.

Así, el socialista critica que se reduce el impuesto de patrimonio, lo que supone un resultado negativo en "términos de equilibrio social". Observa que lo que se prevé es "escasamente ambicioso de lo que depende de uno mismo" y "extremadamente ambicioso de lo que depende del resto".

Leiceaga también ha cargado contra la "economía vudú" de la Xunta con el Xacobeo, que otorga "efectos mágicos sobre el año 2020" a pesar de ser un acontecimiento para 2021.

Por su parte, Manuel Lago (Común da Esquerda) ha denunciado la "década perdida" de Feijóo, que va a "dejar menos empleo que cuando empezó a gobernar" --"hay 54.000 empleos menos", indica--, con un crecimiento medio de la economía del 0,5%, "diez veces menos que en las dos décadas anteriores".

En este balance "desolador", Lago ha criticado un recorte de 2.500 millones de euros en valores "reales" de gasto no financiero con Feijóo al frente de la Xunta, entre los que se encuentra 900 millones menos en educación y sanidad que no se han recuperado.

Además, avisa de que las cifras de la Xunta "están equivocadas" y pide librarse de "la camisa de fuerza de la austeridad" que supone el techo de gasto. También recrimina Lago que el "impuesto que grava las rentas de los más ricos va a reducir su recaudación un 13%". "Justo lo contrario de lo que necesitamos", avisa.

Ana Pontón (BNG) ha lamentado que las cifras de crecimiento de la Xunta no son "realistas", mientras "siguen con el relato de la ciencia ficción y la arcadia feliz", por lo que "es imposible que el Gobierno acierte en las medidas que va a recoger en los presupuestos de 2020".

Reprocha que este techo de gasto "va a suponer que no se recuperen todos los recortes del ámbito social". Cree que el "modesto" incremento de los recursos supone que el impacto de la desaceleración va a ser "mayor de lo que quieren reconocer".

Junto a esto, Pontón advierte al Ejecutivo de Feijóo de que "ninguno de los problemas" de la crisis industrial lo va a solucionar el Xacobeo, al tiempo que lamenta que se apueste por "ir al baúl de los recuerdos y recuperar las políticas de Fraga".

Luís Villares (Grupo Mixto) ha reprochado que la Xunta sigue el "mantra económico" de reducir el peso de lo público y bajar impuestos, a través de una gestión económica "delirante" y "aniquiladora del territorio".

PP VALORA QUE NO DEJA "UN PUFO PARA ADELANTE"
En contraposición, Pedro Puy (PP) valora que "hay mérito en traer aquí el techo de gasto" en una situación de "incertidumbre total", mientras "no hay noticias de entregas a cuenta" ni de previsiones macroeconómicas del Gobierno.

De hecho, ha ironizado con que Pedro Sánchez haya elegido el programa de Ana Rosa para anunciar que tiene el mecanismo legal para "hacer las entregas a cuenta", pues es " un lugar con mucha más audiencia" que el Consejo de Política Fiscal y Financiera.

En su intervención, Puy ha señalado que Galicia aún "está pagando parte" de lo que dejó a deber el bipartito, por lo que este techo de gasto es "el más amplio sin dejar un pufo para adelante".