El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

Archivada la causa contra los altos cargos del Sergas por la hepatitis C

"No podemos afirmar que la muerte o fallecimiento de los pacientes sea imputable causalmente a los investigados", indica el magistrado en su auto

Carolina Gonzalez Criado y Félix Rubial  llegando al juzgado en el año 2017 - FOTO: EFE
Carolina Gonzalez Criado y Félix Rubial llegando al juzgado en el año 2017 - FOTO: EFE

SABELA ARIAS  | 28.11.2019 
A- A+

El juzgado de instrucción número 3 de Santiago decretó el sobreseimiento provisional de la causa y archivo de las actuaciones respecto a dos directivos del Sergas investigados por, presuntamente, no facilitar el tratamiento de pacientes de hepatitis C.

Los cargos afectados son el entonces director de Asistencia Sanitaria Félix Rubial y la también entonces subdirectora de Farmacia Carolina González-Criado, a quienes se investigaba como presuntos responsables de delitos de homicidio por imprudencia grave profesional y prevaricación.

"No podemos afirmar que la muerte o fallecimiento de los pacientes sea imputable causalmente a los investigados", indica el magistrado, Andrés Lago Louro, en su auto, en el que subraya que "el fallecimiento sobrevino por causas ajenas a la demora, omisión o dilación en la tramitación de las peticiones o solicitudes de aplicación de los nuevos fármacos".

El juez había llamado a estos dos cargos a declarar como investigados a comienzos de 2016 por un presunto delito de prevaricación en las dispensación de nuevos fármacos contra esta enfermedad. Posteriormente, en febrero de 2017, ambos fueron de nuevo citados para declarar como investigados por un presunto delito de homicidio imprudente en seis casos tras estimar la Audiencia de A Coruña parcialmente un recurso de la Fiscalía, al que también se adhirió la Plataforma de Afectados por la Hepatitis C.

Según el TSXG, el juzgado destaca también en su auto que los medicamentos "se hallaban todavía en fase casi experimental y con unos resultados que todavía eran inciertos, de ahí la necesidad de que las autoridades sanitarias diseñasen mecanismos o procedimientos destinados a precisar con sumo cuidado aquellos casos en los que estaría indicada su aplicación". El auto, contra el que cabe recurso, incide en que tampoco puede concluir que, de haberse aplicado a los pacientes los nuevos fármacos, se hubiese evitado su fallecimiento.

 


"LA ACTUACIÓN FUE CORRECTA". Tras conocer la noticia, el gerente del Sergas, Antonio Fernández-Campa, aseguró que el servicio autonómico de salud está "satisfecho" ya que el auto "confirma que la actuación" tanto del Sergas como de los profesionales "fue la correcta".

En declaraciones a Europa Press, incidió en la "exhaustiva investigación" realizada y recordó que el Sergas "colaboró" en todo lo que se le demandó, facilitando "todos los informes requeridos".

Preguntado acerca de si considera que hubo un "uso político" del caso por parte de la oposición en Galicia, señaló que la causa fue foco de iniciativas y pasos en el ámbito parlamentario, por ejemplo, pero subrayó que, "más allá de la intencionalidad política", el "daño fundamental" lo sufrieron los acusados.

Por ello, insistió en que produce "mayor satisfacción" que en el auto no solo se "confirme que la actuación fue correcta", sino que se "valore como diligente".

 

Habrá recurso

••• La asociación Plataforma de afectados por la hepatitis C recurrirá contra el archivo provisional de la causa por presunta prevaricación y homicidio por imprudencia grave contra los dos cargos del Sergas. Según indica en un comunicado, el archivo provisional y los argumentos del magistrado en el auto "no se corresponden con lo que se vino evidenciando en el transcurso del procedimiento abierto en el juzgado". "Al contrario, el conocimiento de determinados hechos y documentos que hemos tenido en el transcurso de este proceso nos reafirma en la opinión de que las cosas no se hicieron como deberían", sostiene en dicha nota el portavoz de la Plataforma de afectados, Quique Costas.