El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

Arco Iris alerta de que Ourense ha sufrido desde diciembre 56 focos de fuego forestal y apunta a la falta de prevención

OURENSE. E.P.  | 26.01.2017 
A- A+

La Asociación Ecologista Arco Iris ha alertado este jueves de que la provincia de Ourense ha sufrido, desde el 9 de diciembre de 2016, "al menos 56 focos de fuego forestal", frente a lo que denuncia el "desmantelamiento" de los servicios de prevención.

Según los ecologistas, algunos de estos fuegos, como los producidos en Lobios y en Pereiro de Aguiar, "han afectado a Red Natura" y determinados incendios "han llegado a alcanzar proporciones muy importantes para esta época del año, como el de Prado Alvar", con 50 hectáreas.

Frente a esto, Arco Iris apunta que las brigadas forestales "están prácticamente desmanteladas" y que "muchos de sus integrantes, fijos discontinuos, se encuentran cobrando el paro en lugar de realizar labores de refuerzo y prácticas silvícolas de carácter preventivo".

"A pesar de que cualquier técnico de montes sabe que los incendios del verano se apagan en invierno, Medio Rural sigue aplicando una política forestal en materia de incendios que no puede producir otra cosa que malos resultados", indican desde la asociación.

En concreto, han señalado que en estos momentos "únicamente hay un solo helicóptero operativo para toda la provincia", cada brigada "está compuesta solo por dos o tres operarios los fines de semana y entre tres y cinco de lunes a viernes" y "tres brigadas en Verín y otras tres en Viana tienen que hacer frente a los fuegos reiterados provocados para extender los pastos".

COMO EL ÁFRICA SUBSAHARIANA
Arco Iris ha hecho hincapié en "la gravedad de esta perniciosa tendencia" que "mantiene evidentes similitudes con la situación imperante de quema de biomasa intensiva en la región de África Subsahariana", y que "está provocando alteraciones climáticas en toda la zona".

"Recientes estudios aseguran que una mezcla de polvo del desierto y el humo de la quema de biomasa contribuyen a las altas cargas de aerosoles en la atmósfera de la región. Las pequeñas partículas llamadas aerosoles que se liberan en el aire por el humo de los incendios pueden reducir la probabilidad de lluvia", subrayan.

Ante esto, Arco Iris ha pedido a Medio Rural que "invierta este ciclo pernicioso" a través del mantenimiento durante todo el año "del trabajo de las brigadas", así como a través de "trabajos preventivos y de mentalización de la población rural".