El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

Aumenta el rechazo ante el cerrojo del paritorio de Verín

Cierre indefinido de trabajadores // Avala la decisión el PPdeG frente a toda la oposición

Trabajadoras del hospital de Verín y vecinas en el cierre indefinido - FOTO: Brais Lorenzo/Efe
Trabajadoras del hospital de Verín y vecinas en el cierre indefinido - FOTO: Brais Lorenzo/Efe

ROSA RÍOS SANTIAGO  | 03.12.2019 
A- A+

El rechazo con el que ciudadanos y políticos acogieron el anuncio por parte del Sergas del cierre del paritorio del Hospital Comarcal de Verín aumenta día a día en el Parlamento, salvo el PPdeG, y en la sociedad.

El conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuiña, accedió a reunirse ayer, a las 20.00 h en la delegación territorial de la Xunta en Ourense, con trabajadores y la comisión delegada del hospital. El encuentro, que a la hora de cierre de esta edición aún no había concluido, llegó después de la nutrida manifestación del sábado y del encierro indefinido que comenzaron ayer en el centro sanitario.

En pleno conflicto, los trabajadores exigen la dimisión del gerente del hospital, Miguel Abad, y del resto del equipo. Critican que estuviese desaparecido tras el anuncio del cierre del servicio de partos, que se hizo efectivo el pasado domingo, 1 de diciembre.

Tampoco están de acuerdo en que se amparen en medidas técnicas para justificar su supresión. Los encerrados criticaron el "desmantelamiento de la sanidad en el rural" por parte de la Xunta. La presidenta de la comisión delegada del hospital, Eva Fernández, en declaraciones a Efe se preguntó cómo va a suponer más calidad recorrer distancias de hora y media para ir a Ourense. Además añaden otras dudas, ya que, al dejar "de tener pediatra", se preguntan quién va a acompañar en el traslado a los menores de hasta tres años, pues "el protocolo marca que deben ir con pediatra".

GRUPOS POLÍTICOS El portavoz parlamentario del PPdeG, Pedro Puy, avaló la desaparición del servicio "con el objetivo de garantizar la salud y la vida, en este caso de las madres que dan a luz y de sus hijos", aseguró, para insistir a continuación en que no es "una decisión política tomada por motivos económicos, sino por criterios profesionales".

Además, se preguntó si los partidos de la oposición estarían dispuestos a mantener el paritorio con la advertencia en contra de los médicos que atienden el servicio.

Enfrente se encontró con el resto de grupos parlamentarios. El líder del PSdeG, Gonzalo Caballero, aseguró que en una Galicia con baja tasa de natalidad, aplicar los ratios en función de la población "acabaría eliminando la prestación de servicios sanitarios en decenas de municipios" y reclamó, por el contrario, "un plus de atención para las zonas despobladas".

Luca Chao, del Grupo Común da Esquerda, instó a Feijóo y a Almuiña a dar las explicaciones "que se niegan a dar" en el Parlamento, mientras su compañera Eva Solla tachó de "indecente" aludir a motivos de seguridad para el cierre.

También la nacionalista Ana Pontón habló de las "muy importantes" movilizaciones en defensa de la sanidad pública.

Por su parte, Paula Vázquez, del Grupo Mixto, exigió la dimisión del gerente de la Eoxi, Felix Rubial, y del conselleiro, Jesús Vázquez Almuiña, mientras Luís Villares, que estuvo en Verín ayer por la tarde, aseguró que llevará a la valedora do Pobo el cierre.