El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

Baja al mínimo histórico la oferta de viviendas alquilables en Galicia

Reduce la patronal Fegein por debajo de cuatro mil los pisos en busca de inquilino, algo inédito en agosto // Mientras, hay vacíos y sin uso casi trescientos mil inmuebles // No ven tensiones en las compraventas

Estudiantes buscando piso de alquiler en Santiago - FOTO: Fernando Blanco
Estudiantes buscando piso de alquiler en Santiago - FOTO: Fernando Blanco

SANTI RIVEIRO SANTIAGO   | 17.08.2019 
A- A+

Nunca había llegado el sector inmobiliario gallego a un mes de agosto con una oferta por debajo de los cuatro mil inmuebles. Hubo épocas anteriores, como a finales del primer trimestre de 2018, donde había descendido la cifra por debajo de ese nivel, que marca una alerta roja para estos profesionales: implica que ya no quedan viviendas para ofrecer en los lugares donde más se necesitan. Y, de haberlos, prepárense para ver precios de infarto.

Tras un verano en el que la mayor parte de la costa gallega y Compostela registraban una demanda masiva, se acerca septiembre sin soluciones que permitan abaratar los pisos en oferta para arrendar en A Coruña, Vigo y Santiago. Mientras, sube sin pausa la cifra de viviendas para uso turístico, cada vez más próxima de las ocho mil. Es decir, que hoy un turista tiene el doble de posibilidades de encontrar alojamiento en Galicia que el usuario corriente, que necesita un hogar para residir a diario. Situación que afecta, sobre todo, a las tres grandes ciudades citadas y, especialmente, a la capital gallega.

El último informe de la Federación Gallega de Empresas Inmobiliarias (Fegein) certifica que la oferta de vivienda nueva y usada en el conjunto de Galicia, en el circuito de comercialización en arrendamiento, baja por primera vez para un mes de agosto de las 4.000, hasta totalizar en las cuatro provincias 3.930. Si nos vamos al terreno de la compraventa, el stock actual según sus datos se sitúa en 42.700, aunque aquí este colectivo de profesionales no aprecia tensiones, más allá de la casi nula oferta de residencias a estrenar de nuevo en las dos localidades más pobladas de la Galicia Atlántica, donde hay una importante demanda y, en cambio, apenas existe nuevas construcciones.

Ante esta situación, Fegein reitera propuestas que defienden muchos otros colectivos como la de crear un parque público de inmuebles para arrendar. Además, pone el foco sobre las casi 300.000 viviendas vacías y sin uso que, repartidas por toda Galicia, podrían aprovecharse para ayudar a paliar un problema que será más grave a medida que pase el tiempo: el de la escasez de soluciones habitacionales que, por ejemplo, evita que se independicen del hogar familiar a siete de cada diez jóvenes gallegos de veinticinco o más años.

El mayor número casas arrendables se encuentra en la provincia de A Coruña, con 1.900. Si descendemos otro escalón, en la urbe herculina la actual oferta para arrendar se reduce a 850 inmuebles, en Santiago son únicamente 290 y en Ferrol 220. Contrasta esto con el hecho de que en la comarca coruñesa el 16 % de las viviendas están vacías, en total 35.231; en la compostelana son 15.716 las que no tienen uso, el 17,4 %; y en Ferrolterra casi una de cada cinco no está ocupada por nadie, y hablamos de casi 19.000. Si se consiguiese integran en el mercado un porcentaje de entre el 5 y el 10 % de estos inmuebvles, las tensiones desaparecerían y los precios procederían a ajustarse, olvidando la actual tendencia inflacionista.

Si nos vamos a Pontevedra, a escala provincial hay únicamente 1.100 arrendamientos posibles, que se concentran en Vigo, con 600, y la ciudad del Lérez, con 125. Sin embargo, en la comarca alrededor de la urbe olívica hay un 13,2 % de las viviendas sin uso, en cifras redondas casi 27.500. En la que rodea la capital sureña que capitanea como alcalde el nacionslista Fernández Lores el porcentaje de inmuebles vacías se eleva al 17 %, en concreto 10.419. Ayudando a rehabilitar y devolviendo a los carteles de las inmobiliarias unos pocos cientos de ellas se limitaría muy mucho el actual problema.

Las provincias orientales no se salvan de este tipo de problemas, aunque enfocados estos en sus dos grandes ciudades. En Ourense de 580 viviendas en el mercado de alquiler, 450 las encontramos en la capital. En su comarca, sin embargo, hay 20.728 viviendas repletas de telarañas para las que ni siquiera se plantea la búsqueda de un inquilino, casi el 22 % de todo el parque inmobiliario total. En Lugo la oferta a escala provincial se sitúa en 350 arrendables, de ellas 140 en la ciudad de la muralla, que en su cinturón junto a otros municipios limítrofes tiene un 19 % de residencias vacías, en concreto 13.640.

Apunta Fegein que nunca en agosto, desde que se hace un seguimiento del parque de viviendas en alquiler, habían encontrado "un escenario tan complejo por reducción de la oferta en ciudades como Lugo, Santiago, Vigo y A Coruña, principalmente". Se habla siempre de alerta roja, porque este contexto hace suponer "un calentamiento de los precios en el último cuatrimestre del año en curso", debido a "una creciente movilidad laboral, inestabilidad política, errática planificación del parque de viviendas públicas y nula previsión por parte de las administraciones públicas de una demanda de vivienda el alquiler en las grandes ciudades y sus áreas de influencia, que es donde se concentra prácticamente el 80 % de la población en Galicia".

No aprecia tensiones en el mercado libre de compraventa de la vivienda nueva y usada al estar equilibrada la oferta equilibrada con la demanda actual, a excepción de Vigo y A Coruña, que piden a gritos pisos a estrenar.

6.900 viviendas en oferta de alquiler que, según Fegein, existían en agosto de 2017. Un año después, el pasado, apenas se superaban por cien las cuatro mil, cota que ahora se ha pulverizado a la baja con 3.930. En estos dos ejercicios se ha producido una caída superior al 43 % que asfixia la actual demanda al alza.