El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

Bruno Miranda: “Hay 600 titulaciones ligadas a la ingeniería y la arquitectura”

“Colegiarse es necesario. El colectivo aporta visibilidad a la profesión, la prestigia y la defiende” // “Creo que el visado es útil y soy partidario de mejorarlo para eliminar sus carencias, antes que suprimirlo”

ROI RODRÍGUEZ SANTIAGO   | 09.12.2011 
A- A+

¿Son necesarios los colegios profesionales? ¿Tiene que desaparecer el visado? ¿Por qué es conveniente colegiarse? ¿Hay demasiadas titulaciones? El debate lleva meses sobre la mesa y hay versiones para todos los gustos. El delegado en Santiago del Colegio de Ingenieros Industriales, Bruno de Miranda, ofrece la suya en entrevista a EL CORREO.

Hace ya meses que está sobre la mesa el debate de la supresión de algunos colegios profesionales. ¿Son realmente necesarios?

Los colegios de profesiones regulados son necesarios, sin duda. Suponen el medio más proporcionado y eficaz de control sobre los profesionales con atribuciones legales. Con demasiada frecuencia conocemos casos de personas que ejercen sin titulación poniendo en riesgo a sus clientes. El control que las administraciones no tienen capacidad de asumir puede ser realizado por los colegios.

¿Y, en concreto, en el caso de los ingenieros industriales?

Los ingenieros industriales participan en el diseño, construcción y gestión de importantes infraestructuras, muchas con grandes riesgos asociados. A diario leemos sobre explosiones de gas o fallos en instalaciones energéticas. Prescindir de los colegios de profesiones técnicas es un peligro que la sociedad no puede permitirse.

¿Qué papel desempeñan estos colegios ante la sociedad?

Los colegios tienen mucho que aportar, y en una sociedad que cambia con rapidez, afrontan el reto de hacerse más visibles ante los ciudadanos. Será papel de los colegios aportar valor a la sociedad contribuyendo con ideas innovadoras, colaborando en la formación de los jóvenes y apoyando a las administraciones ante los difíciles retos que afrontan. A día de hoy los colegios se han visto relegados a un segundo plano, pero deben contribuir positivamente a la necesaria regeneración, asumiendo liderazgo.

Más información en El Correo Gallego