El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

Ni buenos ni malos al volante

Los gallegos menores de 35 años son más audaces a la hora de evitar accidentes leves y se mantienen en la media estatal respecto a los graves. Conducen mejor los de Lugo y Ourense

FOTO: Fernando Blanco
FOTO: Fernando Blanco

ALBERTO MARTÍNEZ  | 14.02.2020 
A- A+

Los gallegos menores de 35 años que conducen demuestran su competencia al nivel medio del Estado. Lo señala el cuarto Informe sobre la juventud al volante. realizado por Estamos Seguros, para Unespa, la patronal de las compañías aseguradores. El documento está elaborado a partir de los datos de 2018 de la estadística de seguros de Automóviles y ofrece una radiografía de cómo conducen los jóvenes españoles, un grupo de población que habitualmente provoca más accidentes que los conductores experimentados y, en especial, de mayor gravedad.

En este aspecto, del total de ciudadanos al volante en Galicia, solo un 9 % se encuentran en esa franja de edad, y por los datos aportados en el informe son de los que mejor evitan los accidentes leves, como los típicos golpes de chapa, y en cuanto al segmento de los graves se encuentran en la media nacional, con mejor nota en Ourense y Lugo, provincias que tienen menor número de habitantes, siendo la de Pontevedra la que recibe la peor calificación media a causa de este tipo de siniestros.

Las cifras señalan que, por tipo de vehículo, los jóvenes conducen en A Coruña el 8,3% de turismos, el 9,5% de ciclomotores y el 15,6% de motos; en Lugo, respectivamente, el 8,6%, 6% y 16,5%; en el caso de Ourense el 7,3 %, el 8,6 % y el 16,8 %, y finalmente en Pontevedra, el 8,5 %, 11,4 % y 16,9 %. Además, en el mismo sentido, el peso de los principiantes (primer año de carné) sobre el total de permisos de conducir es del 0,66 % en Pontevedra; 0,49 % en Lugo; 0,46 % en A Coruña, y 0,40 % en Ourense, sumando en el cómputo todo tipo de vehículos.

En el análisis efectuado, los accidentes graves son, sin duda, el campo en el que las diferencias entre los conductores jóvenes y el conjunto de los ciudadanos al volante se hacen más relevantes. En una calificación de 0 a 10, donde muestran mejor destreza los menores de 35 años es en Segovia, Teruel, Huesca, Ávila y Soria (chicas); y Soria, Huesca, Teruel, Ávila y Segovia (chicos), rozando la máxima nota posible.

Son territorios coincidentes en los que la variable señala que son de los menos habitados del Estado y por ello también con un menor tránsito de vehículos una situación que se traslada a Galicia. Así en Ourense, las mujeres tienen una calificación de 6,3 y los hombres de 6,1; en Lugo de 5,5 y 6,3 respectivamente, en A Coruña, de 4,5 y 4,3; mientras que en Pontevedra es de 3,0 y 3,1.

Por otra parte, en el caso de los accidentes leves provocados, los típicos golpes que no pasan del daño en la chapa o pintura del vehículo, existe una mayor convergencia entre los conductores de todas las edades, al ser percances habituales. Así, a nivel nacional, donde menos accidentes provocan los jóvenes coinciden también en Huesca, Soria y Teruel, pero entran Palencia y Ciudad Real en vez de Ávila y Segovia.

En cuanto a Galicia, en la puntuación para chicos y chicas respectivamente, por provincias, en la de A Coruña es de 8,2 y 7,3; en la de Lugo, es de 9,0 para ambos sexos; en la de Ourense, de 9,0 y 8,1, y en la de Pontevedra, de 7,6 y 7,4. En suma, ni buenos ni malos conductores, están en la media.