El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

Uno de cada cuatro niños vivirá en una familia monoparental

En Galicia el 47 % de estos hogares está en riesgo de pobreza // La Xunta anuncia un registro específico y un plan de apoyo // Demandan una ley

Carmen Flores, izquierda, y Gabriela Jorquera, ayer en la jornada de EAPN-Galicia - FOTO: ECG
Carmen Flores, izquierda, y Gabriela Jorquera, ayer en la jornada de EAPN-Galicia - FOTO: ECG

SALOMÉ BARBA  | 28.11.2019 
A- A+

Las familias en las que un adulto solo (en el 81 % de los casos una mujer) cuida de uno o más menores a su cargo son ya el 10 % del total de hogares, según el INE. Son alrededor de 1.900.000, pero pueden ser muchas más porque las estadísticas dejan fuera a una buena parte de ellas. Estas familias monoparentales -los expertos ya comienzan a hablar de monomarentales- sufren mucho más riesgo de pobreza o exclusión social que las compuestas por dos progenitores y, además, una discriminación que nace del hecho de que las políticas sociales en España se enfocan pensando en un hogar con dos adultos.

La tasa de pobreza de la monoparentalidad es casi el doble de la general y un 16 % más elevada de la de las familias nucleares (dos progenitores con hijos). En Galicia, el 47 % de estos hogares está en riesgo; en España una de cada dos. Con estos datos en mente, la Rede Galega contra a Pobreza (EAPN-Galicia) celebró ayer una jornada en Compostela en la que técnicos y especialistas expusieron la realidad de estas familias y propusieran medidas para introducir en el futuro plan de choque de la Xunta, prometido por el presidente Alberto Núñez Feijóo.

 


Paso adelante de la Xunta De hecho, la conselleira de Política Social, Fabiola García, durante su intervención en la apertura del acto, aseguró que el Gobierno gallego elaborará un plan de apoyo específico, bajo el paraguas de la nueva Lei de Impulso Demográfico gallega.

De hecho, en esta nueva norma de la comunidad se ampliará el concepto de familia monoparental, explicó la conselleira, y se creará un registro específico, "con el objetivo de darle a estas familias el protagonismo que se merecen".

Este es un reconocimiento más de su importancia, que se une a la consideración en la comunidad como familia de categoría especial, lo que ya les proporciona "beneficios en ámbitos como la vivienda, la educación o el empleo", entre otros, recuerda el departamento de Política Social en un comunicado de prensa.

 


Situación actual y propuestas Así, además de presentar el estudio Familias monoparentales y rentas mínimas, elaborado por la Red contra la Pobreza a nivel nacional, Gabriela Jorquera, de Save the Children, y Carmen Flores, de la Red Estatal de Entidades de Familias Monoparentales, desgranaron la situación actual en España, las medidas de éxito puestas en práctica en otros países y las principales reivindicaciones del colectivo.

Así, Jorquera explicó que uno de cada cuatro niños vivirá a lo largo de su vida en una familia monoparental, aunque no haya nacido en ella, dato que destaca la importancia de poner en práctica medidas de apoyo realistas a estas unidades familiares. Entre ellas, defendió las políticas de transferencia de renta -las rentas mínimas adecuadas-, con resultados demostrados en otros países en la salud, los resultados académicos de los hijos y el bienestar emocional de la familia; así como un sistema adecuado de becas y un apoyo a los comedores escolares y a las guarderías.

Flores, por su parte, demandó una ley estatal específica, para acabar con las diferencias entre comunidades, con una definición consensuada, con beneficios en materia de empleo, flexibilidad horaria y teletrabajo, medidas con perspectiva de género, un registro de familias monoparentales, y desgravaciones especiales, entre otras.

La jornada continuó con una mesa de diálogo sobre la pobreza en este tipo de familias, en la que participó la directora xeral de Familia, Amparo González, y finalizó con varios grupos de trabajo con la idea de proponer medidas para el plan de choque y apoyo, el reconocimiento institucional, la inclusión social, vivienda, educación, salud, empleo y conciliación,