El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

Por cada VTC hay 13 taxis en Galicia frente a 2,4 en Madrid

La ratio es de 276 licencias los primeros y 3.632 para los segundos // Fórmulas compatibles según la Unión de Consumidores // Lejos la 'guerra' en el sector

Taxistas de Santiago durante la huelga contra VTC de finales del mes de julio - FOTO: Fernando Blanco
Taxistas de Santiago durante la huelga contra VTC de finales del mes de julio - FOTO: Fernando Blanco

JOSÉ CALVIÑO SANTIAGO   | 28.01.2019 
A- A+

La guerra entre el taxi y los vehículos de transporte con conductor (VTC) ligados a plataformas como Uber o Cabify, que ha sido capaz de paralizar Barcelona hasta la llegada de un acuerdo que frena a los segundos, y que mantiene tomada aún la capital de España, parece estar lejos de reproducirse en Galicia... por ahora. Si en Madrid hay 2,4 VTC por cada licencia de taxi, o 4,8 en la ciudad Condal, en toda Galicia la cifra sube a 13.

No es la ratio óptima que piden las CCAA y fijó en su día Fomento de 30 a uno, y que acabaron tumbando los tribunales con un alud de sentencias a favor del libre mercado. De hecho, solo se cumple en nueve de las 52 provincias españolas, una de ellas Lugo, donde está en 41,1, al haber 13 VTC frente a 535 taxis. A Coruña recoge el registro más apretado de Galicia, con 7,8 vehículos con taxímetro frente a cada VTC.

En medio de las actuales tensiones a escala nacional, después de que el ministro José Luis Ábalos le pasase la patata caliente -y el marrón- a comunidades y ayuntamientos, la Unión de Consumidores de Galicia (Ucgal) defendía ayer que los vehículos de transporte con conductor y los taxis son "compatibles", aunque piden una "urgente remodelación" del sector.

En un comunicado, Ucgal apunta que limitar las opciones de movilidad de los consumidores a un solo tipo de servicio, el taxi, "lo único que propició fue que el sector, por un lado, fuese acumulando carencias a la hora de dar el servicio, y por otro, aumentase las tarifas". A su entender los VTC son una modalidad de servicio que constituye una solución "complementaria" para los consumidores en el ámbito de la movilidad, pudiendo añadir elementos que se conforman como "un plus del servicio".

En Galicia, explican, tanto el sector del taxi como el de los VTC están regulados por un decreto de 2018. "En virtud de esta regulación, la Ucgal entiende que estamos ante dos actividades bien diferenciadas y que la actual normativa gallega hace compatible la convivencia" de las dos.

En un informe comparativo sobre tarifas del taxi en Galicia de 2012, que recogía datos de 41 ayuntamientos de más de 14.000 habitantes, Ucgal constató que "la estructura tarifaria del sector no era homogénea".

"Este es uno de los múltiples problemas de un sector que necesita una urgente remodelación para adaptarse no solo a la realidad económica de los gallegos y gallegas, sino también a sus necesidades en materia de movilidad", apunta la asociación. Ucgal estima que la competencia "real y efectiva" redunda en una mejora de los servicios y en un aumento de la calidad, entendiendo ésta como un elemento "positivo" dentro de los procesos de liberación del mercado.

DATOS

En contacto con el sector tradicional. En Galicia la pasada semana mantenían una reunión representantes de las distintas federaciones de taxistas con la conselleira de Infraestruturas e Mobilidade, Ethel Vázquez, en la que la Xunta se comprometió a intensificar las inspecciones a compañías de vehículos de transporte con conductor (VTC) tras abrir los primeros expedientes por "servicios irregulares" hechos por estas plataformas en la ciudad de A Coruña, donde opera Cabify.

Denuncias. El sector del taxi trasladó al Ejecutivo gallego que en la ciudad herculina se están realizando servicios que incumplen las condiciones establecidas para las VTC, pues éstos realizan recorridos por ciertas zonas de la ciudad recogiendo a personas sin contrato preestablecido y directamente en marcha, algo que en nuestra comunidad no podrían hacer.

Culpa de ZP. La Ley Omnibus aprobada por el Gobierno Zapatero vino a romper, según la Xunta, el equilibrio al permitir un cuatrienio casi de barra libre para las licencias de VTC, frenadas después por la normativa que aprobó Ana Pastor cuando fue ministra de Fomento. Ese el motivo de que hoy haya 50 licencias ganadas en los tribunales en Galicia pendientes de ejecución.