El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

Caldas sigue con serio riesgo de inundación

La cota del embalse no lograba ayer rebajarse // Para hoy se esperan fuertes precipitaciones por la mañana

08.01.2011 
A- A+

Diario de Arousa
Embalse de Caldas con las compuertas abiertas y achicando agua.
FOTO: Diario de Arousa

Los vecinos de Caldas de Reis vivieron ayer una jornada de calma chicha. Aunque las zonas anegadas durante la jornada del miércoles lograron restaurarse y en las calles del pueblo la situación era de normalidad, la amenaza seguía en el embalse. Las compuertas permanecieron ayer abiertas, pero la cota de la presa no lograba rebajarse. "Si llueve como está previsto hay un serio riesgo de inundación en Caldas", informaba ayer el alcalde de la localidad, Juan Manuel Rey.

El conselleiro de Medio Ambiente, Agustín Hernández, explicaba ayer por la mañana la situación del embalse. El Umia retuvo 3.840.000 metros cúbicos en un período de 10 horas, o lo que es lo mismo, 100 metros cúbicos por segundo. "Gracias a los sistemas de predicción de MeteoGalicia y a su coordinación con Augas se preparó el embalse de Caldas para que tuviese resguardo para absorber la punta del caudal esperado", señaló Hernández.

A primera hora de la mañana la situación parecía estar controlada. A las 8.00 horas el nivel de agua en el embalse bajara la cuota a 114,5, lo que equivale a un 30 por ciento de capacidad -2,08 hectómetros cúbicos- con un caudal de entrada en ese momento de 42 metros cúbicos por segundo. A las 8.40 ya se había duplicado el caudal de entrada y las 9.30 horas se superaban los 200 metros cúbicos por hora, alcanzando un valor puntual de 540 metros cúbicos por segundo a las 13.30 horas.

Gracias a la capacidad del propio embalse, enfatizó Hernández, se pudo evitar que en ningún momento saliesen más de 160 metros cúbicos por hora, lo que evitó "daños mayores" en Caldas de Reis y otras zonas. A las 11 de la mañana, según informó la Xunta, la cota estaba en 119,5 y seguía bajando de nivel.

Pero por la tarde la situación empeoró y el agua acumulada empezó a subir de nuevo, según informó el alcalde de la localidad. Juan Manuel Rey alertaba ayer de que si no se conseguía bajar de forma importante y se cumplían las previsiones meteorológicas, se temía que las calles del pueblo puedan volver a quedar anegadas. La previsión meteorológica apunta a que se registrarán fuertes lluvias en la zona entre las cinco de la mañana y las doce del mediodía. Las mayores trombas de agua podrían caer entre las 9.00 y las 12.00 horas.