El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

galicia xxi // actores del cambio

Carlos Freire: "Mucho embarazo indeseado es por falta de formación"

"El tratamiento hormonal sustitutivo es de suma importancia para la mujer menopáusica" // "El aumento de las cesáreas del 16 % al 28-30 por ciento tiene explicaciones médicas y jurídicas"

LUIS POUSA • SANTIAGO  | 21.03.2010 
A- A+

RAMÓN ESCUREDO
El doctor Carlos Freire Bazarra en el despacho de su consulta de la calle San Andrés, en A Coruña
FOTO: RAMÓN ESCUREDO

El doctor Carlos Freire Bazarra (A Coruña, 1952; casado: dos hijos; licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidade de Santiago, especialista en Obstetricia y Ginecología) lleva más de 4.ooo partos asistidos desde 1978. Ha participado en fases de ensayo clínico 3 de diversos fármacos y en varios estudios de la mujer menopáusica realizados por la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia.

A propósito de los avances habidos en el tratamiento de la menopausia, el doctor Freire destaca el daño "casi irreparable que causó en la mujer un estudio publicado en los Estados Unidos, en el que se denostaban los tratamientos hormonales sustitutivos, diciendo que producían cáncer de mama u otras situaciones. Afortunadamente no era así, pero los medios de comunicación tuvieron mucha culpa, porque mientras que ese informe fue tratado a toda plana, cuando se demostró que no era cierto la noticia no tuvo el mismo tratamiento periodístico. A los profesionales nos está costando mucho trabajo que la mujer acepte el tratamiento hormonal sustitutivo, que tiene mucha importancia para ella, tanto para eliminar síntomas desagradables como para demorar determinados procesos originados por la falta de estrógenos: caso de la osteoporosis, del envejecimiento de la piel y de las mucosas".
El aumento de la esperanza de vida de la mujer supone que pasará un tercio de su vida en menopausia, enfatiza el doctor, y añade: "Una mujer de 60 años es hoy una persona en plena fase vital, incluso laboral. Por tanto tenemos que brindarle la posibilidad de mantener y disfrutar de una buena calidad de vida"

_ ¿Hay una relación muy directa entre el tratamiento el embarazo y la superviencia infantil?

_ Total. Uno de los factores de la disminución de la mortalidad perinatal han sido los controles del embarazo. Una de las razones por las que antes se tenían tantos hijos era porque un tanto por ciento de ellos iba a morir en las primeras fases de la infancia. Ha disminuido sustancialmente la mortalidad perinatal, y, en paralelo, la media de hijos por pareja ha descendido a menos de dos hijos. Tres hijos es algo ya extraordinario.

_ Cada vez se hacen más cesáreas. ¿por qué?

_ Hemos pasado de unas tasas de cesáreas del 16 % al 28-30 por ciento actual. Eso tiene explicaciones médicas y jurídicas.

_ ¿Jurídicas?

_ Sí. Un ejemplo, recientemente el Hospital Islas Cíes de Vigo fue condenado a pagar un millón de euros por no haberle practicado una cesárea a una paciente que, al parecer, hubo dificultades en el expulsivo para la extracción fetal, lo que conllevó una patología neurológica en el recién nacido. Cuando ves que un parto se sale de lo normal, la cesárea sirve para evitar riesgos innecesarios que, además, podrían tener repercusiones jurídicas y periodísticas muy negativas. Si a eso añadimos que la mujer se está incorporando al mundo de la maternidad más tarde, los tejidos no ceden de la misma forma y hay mayor riesgo de patologías asociadas, se explica que el número de cesáreas aumente.

_ ¿Hay una mayor tendencia a programar los partos?

_ La inducción por causa médica no tiene duda, pero ¿es lícito hacer inducciones por causa no médica? En determinadas circunstancias, sí. Pero primero hay que informar a la paciente, nunca se debe engañarla, y si está de acuerdo y las condiciones son favorables para que ese parto vaya bien, pues adelante.

_ ¿Hay épocas del año mejores o peores para dar a luz?

_ No. Hay épocas del año en que hay mujeres que prefieren dar a luz. En eso influye mucho la cuestión laboral. Lo que ocurre es que, a veces, no se produce el embarazo cuando uno quiere, sino cuando la naturaleza quiere

_ ¿Las fases de la luna influyen en el parto?

_ Un ciclo menstrual es un mes lunar; un embarazo, un año lunar; el feto está metido en un líquido y sometido a presiones hidroestáticas, como ocurre con la luna y la mareas. Debería haber influencia de la luna. Sin embargo, se han hecho múltiples programas informatizados para verificarlo, y no se llegó a ninguna conclusión sobre qué fase lunar es más proclive a más partos.

_ ¿Qué edad es la más idónea para que la mujer tenga hijos?

_ Biológicamente, entre los 21 y los 28 años, y no se debe sobrepasar los 33 años.

_ ¿Cuáles son las patologías que más afectarán en las próximas décadas al sistema reproductor de la mujer?

_ Desde el punto de vista de la fecundidad, lo que más está afectando es la entrada tardía de la mujer en el ciclo reproductivo; entre 34 y 35 años con mucha frecuencia. Tiene su explicación: carrera universitaria; incorporación al trabajo, con sus dificultades, y desarrollo laboral durante un tiempo... Cuando se da cuenta está en los 32, 33 o 34 años. A partir de los 32/33 años empieza a disminuir la tasa de fecundidad de una forma clara y continua. Ha aumentado mucho la afectación por el virus de la HPV, que puede ser el causante del cáncer de cuello de útero.

_ ¿Cómo va la batalla contra el sida?

_ Pasamos de que era una enfermedad para grupos de riesgo a que las relaciones heterosexuales también formen parte de ese grupo de riesgo. Pero los tratamientos casi han logrado que el Sida sea hoy una enfermedad crónica y no tenga la alta tasa de mortalidad que tuvo. Dentro de muy poco tiempo se logrará eliminar por completo la transmisión del virus del sida de madre a hijo en el embarazo.

_ ¿A qué edad se debe vacunar contra el Papiloma Humano?

_ En principio las sociedades ginecológicas aconsejaron ponerla en niñas que, estadísticamente hablando, no hubieran iniciado relaciones sexuales y, por tanto, no hubieran entrado en contacto con el virus del HPV. De manera que se vacuna a todas las niñas al cumplir 14 años. Ya han terminado las fases de ensayo clínico 3, y sabemos que la respuesta de anticuerpos es prácticamente igual incluso para mujeres de hasta 43/44 años. Es decir, se podrá vacunar a cualquier mujer, sobre todo si son en zonas de riesgo, a cualquier edad aunque ya hayan tenido algún contacto con el virus de la HPV. Porque, además proteger contra las cepas 16/18 –hay más de 120 cepas distintasdel virus del HPV– puede tener reacción cruzada contra muchas otras cepas.

_ ¿A qué edad se debe iniciar la educación sexual?

_ En los inicios de los ochenta, cuando se despenalizó la anticoncepción, teníamos una tasa de embarazos no deseados elevada, y pensábamos que era porque no había información. Han pasado muchos años desde aquella, hoy hay información, incluso a veces excesiva, y es fácil acceder a ella, sin embargo no ha disminuido la tasa de embarazos no deseados. Probablemente lo que esté fallando es que falta una formación sexual adecuada.

_ ¿Quién debe impartir la formación sexual?

_ A veces eso crea un conflicto de intereses. Hay padres que consideran que deben ser ellos los que la impartan; el problema es si están preparados. Pero en los colegios tampoco los docentes están preparados en educación sexual. La educación sexual no consiste en hablar un día del aparato genital y del preservativo, es mucho más compleja y debería darse en las facultades de pedagogía como una asignatura, para que, a su vez, los docentes pudieran impartirla en los colegios.

_ ¿Qué opina de la nueva ley de interrupción del embarazo?

_ Los único cambios que ha habido con la nueva ley son que la Seguridad Social se hará cargo de todo tipo de interrupción del embarazo y que se aumenta el plazo de 12 a 14 semanas. No sé por qué se desgarran las vestiduras algunas personas, pues ya se hacían interrupciomes antes, siempre que las personas tuvieran dinero para pagarlas. Lo que no entiendo es por qué se ha aumentado el plazo de doce a catorce semanas, pues cuanto más tiempo se tarde en hacer una interrupción, mayores riesgos corre la mujer. En cuanto a lo de los dieciséis años, poner una frontera siempre es muy difícil: hay niñas que pueden tener 18 años de edad y ser muy inmaduras, y otras con 16 ser más maduras. En cada centro que se vayan a hacer interrupciones de embarazo, debería haber un psicólogo clínico para evaluar a las personas y conseguir que no haya ninguna repercusión psicológica posterior a la interrupción del embarazo. También se podría hacer una evaluación de si una niña de 16 años está en condiciones de adoptar esa decisión.

_ ¿Qué supone la ablación del clítoris. Dificulta el parto?

_ Puedo contar una anécdota. Yo creí que eso era fruto de la ignorancia, y me llevé una sorpresa cuando una paciente egipcia, de profesión arquitecta, llegado el momento de hacer la exploración clínica compruebo que tenía una ablación del clítoris. Me mostré horrorizado, a ella le pareció muy mal, y me dijo que si ella tenía hijas les haría la ablación del clítoris. Sospecho que está tan enraizada en algunas culturas, que en el caso de que se prohiba oficialmente, se seguirá haciendo en secreto. La ablación del clítoris no necesariamente hace más difícil el parto, pero sí elimina determinadas facetas de la sexualidad de la mujer.

_ ¿El cambio de sexo es un nuevo reto de la medicina?

_ Una decisión de ese tipo se toma después de sopesarlo mucho y pasar por numerosos estudios psicológicos. Aunque afecta a una parte muy pequeña de la población, tienen sus derechos.

_ ¿Es usted partidario de la reproducciòn asistida?

_ Absolutamente. Debemos utilizar todas las tecnologías disponibles para lograr que una mujer pueda tener un hijo.

_ ¿Que importancia tienen las células madres del cordón umbilical?

_ Con la células madre del cordón umbilical pueden ser tratadas enfermedades congénitas y enfermedades adquiridas. En enfermedades adquiridas, pueden ser tratadas varios tipos de leucemias, la enfermedad de Hodgkin, los síndromes mielodisplásicos, como las aplasias medulares. Y dentro de las enfermedades congénitas, la asemia mayor, la trepanocitosis, algunos tipos de anemias importantes y una serie de enfermedades raras.

_ ¿La diabetes se puede curar con células madre?

_ Todavía, no, pero es una de las posibilidades futuras.

EL PERFIL

"Para mí, el móvil fue una liberación"

¿En qué lecturas anda?

Aparte de las lecturas relacionadas con la profesión, acabo de leer un best-seller, El símbolo perdido, de Dan Brown, y voy a empezar a leer Un mundo sin fin, de Ken Follet

¿Va con frecuencia al cine?

No con las ganas que yo quisiera, porque, como siempre estoy pendiente de que me llamen para alguna urgencia médica, me da miedo. No es la primera vez que tengo que salir corriendo de la sala de cine para ir a atender un parto. Así que escojo muy mucho cuando voy al cine y, obviamente, la película.

¿Y al teatro?

Este años he ido a ver tres representaciones en el Rosalía de Castro. La última, una obra, que me encantó, de Héctor Alterio y Pepe Sacristán, Dos Menos.

¿Qué tipo de música le gusta escuchar?

De todo tipo. De hecho, tengo recogidas en mi IPhone 1.200 canciones, que van desde los años 1950 hasta hoy.

¿Cuáles son sus preferencias en artes plásticas?

Sin duda alguna, la fotografía. Me encanta y me apasiona.

¿La arquitectura es arte?

Por supuesto. Otra cosa es que tú estés de acuerdo con determinadas líneas arquitectónicas. Lo fue a lo largo de la historia de la humanidad, ahí está todo el legado patrimonial de obras arquitectónicas que hemos recibido, y lo sigue siendo.

¿Adónde le gusta viajar?

Cada vez me están gustando más los viajes que tengan como motivo principal la naturaleza, y menos los viajes a las grandes ciudades. El último viaje que me impactó mucho fue a África, a un parque natural en Sudáfrica. Y ahora estoy preparando un viaje a Vietnam, que creo será muy interesante.

¿Suele cocinar?

Poco.

¿Cómo recibió su primer teléfono móvil?

El teléfono móvil yo lo descubrí en Los Ángeles. Era un armatoste tremendo, y cuando ví que la guía que nos acompañaba hablaba desde la calle con él, pensé que aquello era un milagro (yo conocía los teléfonos de los coches). Bueno, me dije, cuando esto llegue a España, será mío. De vuelta en La Coruña, hablé con los de San Luis, me dijeron que aún no había llegado, y les pedí, por favor, que me avisaran en cuanto tuvieran el primer móvil. Y, efectivamente, a finales de 1991 o 1992, me avisaron. Así que fui uno de los primeros en tener un móvil en La Coruña: hasta ese momento llevábamos los mensáfonos, y cuando nos avisaban del hospital, teníamos que localizar rápidamente el teléfono más próximo y llamarle. Para mí, el teléfono móvil fue una gran liberación profesional, a pesar de que al principio te daban una especie de plano para que supieras en qué sitios había cobertura y en qué sitios no la había.

¿Y el PC portátil?

El PC portátil lo utilizo poco, porque me actúa de PC el IPhone. Estoy continuamente conectado a Internet, y eso me ayuda mucho profesionalmente.