El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

'Los Charlines' tenían teléfonos intervenidos y coches balizados

Conversaciones entre Melchor y un lugarteniente de Jacinto fueron claves en las pesquisas // A Santos Viñas, el líder de la organización de transportistas gallegos le colocaron micros en su automóvil // Fue él quien contactó con los detenidos en Boiro para fletar el pesquero

Dos agentes con uno de los detenidos en Boiro antes de ser trasladado a Pontevedra
 - FOTO: Lavandeira Jr.
Dos agentes con uno de los detenidos en Boiro antes de ser trasladado a Pontevedra - FOTO: Lavandeira Jr.

ANTONIO P. FIDALGO   | 10.08.2018 
A- A+

Manuel Charlín Gama, Melchor Charlín Pomares, Jacinto Santos Viña y José Andrés Bóveda Ozores, Charly, junto a otros de los detenidos en la operación que se saldó con el decomiso de dos toneladas y media de cocaína, tenían los coches balizados y los teléfonos intervenidos. A alguno de ellos, entre los que se encontraría el propio Jacinto, considerado como la cabeza visible de este grupo de transportistas, los agentes del Greco y la Udyco llegaron a instalarle micrófonos de última generación, similares a los utilizados para desarticular a la banda de Sito Miñanco este mismo año, con los que poder captar sus conversaciones y movimientos sospechosos.

Precisamente las charlas telefónicas interceptadas sirvieron para atar todos los cabos, tras tener constancia de la existencia de sendos grupos que estaban preparando el desembarco de una importante alijo de cocaína adquirida en Colombia.

Una conversación entre Melchor Charlín y uno de los lugartenientes de Jacinto Santos puso a los investigadores tras la pista de los Charlines. El hijo mayor del patriarca de la familia mantuvo en los últimos meses (y se acrecentaron hace semanas) varias reuniones con su interlocutor. Gracias al balizamiento del coche pudieron seguirlos. No obstante, siempre según fuentes de la investigación, sobre la relación de los Charlines con este operativo "de ellos sabemos más por lo que contaban los demás"; es decir, que en otras conversaciones salía el nombre de la familia. Ahora falta por concretar su grado de implicación real.

Más información en El Correo Gallego (edición papel) y en Orbyt