El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

Ciudadanos pretende que Álvaro Pino se incorpore a su proyecto

La formación naranja perfila los nombres de candidatos en las siete ciudades // El exciclista estuvo en el diálogo entre Rivera y Vázquez y ya fue sondeado

El exciclista Álvaro Pino
El exciclista Álvaro Pino

MARTÍN FERNÁNDEZ SANTIAGO   | 07.12.2018 
A- A+

Ciudadanos trata de configurar una estructura territorial en Galicia de la que hasta ahora carecía. La ejecutiva de la formación naranja realiza para ello un trabajo sordo pero efectivo que poco a poco va dando sus frutos, no en vano antes de que finalice el año podrá presumir de contar ya con más de un centenar de agrupaciones locales lo que le garantizará presencia en las municipales de mayo en, al menos, un tercio de los municipios gallegos.

La implantación de Ciudadanos está resultando mucho más sencilla en las áreas urbanas, sobre todo en las grandes ciudades, que en el rural. El partido que lidera Albert Rivera cuenta en Galicia con más de 7.000 inscritos y vivió momentos en los que se presentaron en sus oficinas muchos voluntarios para integrar sus listas, lo que obligó a su ejecutiva gallega, con el secretario de Organización, Laureano Bermejo, a la cabeza, a hacer una verdadera selección para separar el trigo de la paja.

Una buena muestra de que la formación naranja se empieza a dejar ver en Galicia se detectó en el acto celebrado días atrás en A Coruña en el que Albert Rivera y el exalcalde herculino Paco Vázquez hablaron sobre el constitucionalismo español ante más de mil personas y con algún espectador destacado como el exciclista Álvaro Pino, que bien pudiera formar parte de alguna lista en el sur de la provincia de Pontevedra o colaborar en la elaboración del programa de cara a las autonómicas.

Saben en Ciudadanos que este caminar debe desembocar en la consecución de una mayor cifra de concejales que la que tiene en la actualidad, con solo veinte ediles en toda Galicia, pero son también conocedores que los pasos que se están dando no están enfocados a un plazo tan corto sino que están pensando en afianzar una estructura territorial que le permita afrontar las elecciones autonómicas de dentro de dos años.

Las conversaciones más destacadas, o al menos las que trascendieron con un mayor interés, fueron las protagonizadas con el exconselleiro de Economía, Javier Guerra, que optaba a ser el candidato de Ciudadanos en Vigo con el objetivo de ser después el cabeza de lista en las elecciones para la Xunta. Con él estaban dispuestos a dar el salto a la formación naranja el grupo de críticos del PP de la ciudad olívica opuestos a Elena Muñoz. El empresario del sector textil se dejó querer sin dar una respuesta clara. Las discrepancias aparecieron sobre todo a la hora de negociar el proceso de abandono del Partido Popular. Las conversaciones no es que se enfriaran, es que dejaron de existir. Ciudadanos se vio obligado entonces a buscar un nuevo aspirante que encajara con su perfil de partido y ya hay conversaciones iniciadas y abiertas con algún posible candidato aunque no hay nada cerrado.

Otra de las ciudades en las que está encontrando dificultades es Pontevedra. El partido quiere aprovechar la experiencia de María Rey al frente de algún puesto de responsabilidad en el partido para preparar las autonómicas de dentro de dos años, pero está teniendo dificultades para encontrar otro cabeza de lista con garantías, por lo que muy posible que María Rey tenga que ser finalmente la candidata en la ciudad del Lérez.

Otro municipio en el que existieron dudas fue Ferrol. Ana María Masafret era una de las opciones pero en la actualidad son varios los nombres encima de la mesa y de entre ellos uno con avales que le hacen posicionarse como candidato.

En Santiago el partido está muy contento con la labor desarrollada por María Vilas, que suple su inexperiencia con una gran capacidad de trabajo y una humildad que cala entre los colectivos con los que se reunió hasta la fecha, que fueron muchos. Es la apuesta de la ejecutiva gallega.

En Lugo no hay dudas. Olga Louzao, que ya es concejala y además la portavoz del partido en Galicia, será su candidata. Y faltan por develar los nombres de A Coruña y Ourense, aunque Ciudadanos ya tiene muy avanzadas las conversaciones en ambas localidades.

La formación de Albert Rivera pretende asentar en las municipales sus bases de futuro en una comunidad en la que le cuesta mucho implantarse, hasta el punto de que solo el País Vasco tiene menos acento naranja que Galicia.