El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

Xavier Jove, presidente del Colexio Profesional de Detectives Privados de Galicia

“Nos consultan sobre temas de custodias todas las semanas”

Xavier Jove tomando notas en Vigo durante una entrevista profesional con un posible cliente - FOTO: Cedida
Xavier Jove tomando notas en Vigo durante una entrevista profesional con un posible cliente - FOTO: Cedida

MAITE GIMENO. VIGO   | 14.07.2019 
A- A+

¿Cuántos detectives colegiados hay en Galicia?
Con más de diez años en funcionamiento, en el Colegio Profesional de Detectives Privados y Privadas de Galicia estamos colegiados y en ejercicio 45 profesionales.

¿Es obligatorio colegiarse para ejercer?
En la actualidad existe una norma autonómica, la Ley 1/2008, de 17 de abril, de creación del Colegio Profesional de Detectives Privados y Privadas de Galicia que indica que los despachos o profesionales que se establecen en la territorio gallego han de estar colegiados. Ejercemos una profesión que vela por los intereses y privacidad de nuestros clientes, de sus investigaciones donde tratamos con datos personales, sensibles que pertenecen a la esfera personal e Íntima tanto de las personas físicas como jurídicas. La existencia del colegio profesional le otorga una marco normativo, garantista y un organismo al que dirigirse o ampararse, porque nos va a defender tanto a nosotros de posibles intrusismos, como al cliente garantizando que su intimidad esté resguardada por una persona colegiada y que cumple una normativa. Si la colegiación es imprescindible para médicos, psicólogos y abogados, para nuestro trabajo, que tratamos con la misma sensibilidad de datos, también.

¿Cuál es vuestra gran lacra?
En un país en que nuestra profesión está muy regulada, con 3 años de estudios universitarios para su acceso, que dependemos de la unidad central de seguridad privada de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, nuestro problema es el intrusismo profesional, que también se da en Galicia. Un cliente, para garantizar la legitimada y validez de las pruebas que obtenga el investigador, tiene que solicitar el número de habilitación que otorga el Ministerio del Interior, además de contar con un contrato, un informe legitimado en el libro-registro del detective y legitimado. En caso contrario, podemos encontrarnos con una persona que ha obtenido una prueba de forma ilícita, con la posibilidad de causar un perjuicio para el cliente y para el propio intruso profesional.

¿En estos momentos que casos son los que más os encargan?
Notamos un repunte de temas de familia como consecuencia de las sentencias que se dictan en torno a los regímenes de custodia, uso de vivienda o pensiones alimenticias. Es importante contar con pruebas de cargo en función de la solicitud de cada progenitor. Recientemente ha habido una sentencia en que una parte de la pareja recuperaba la vivienda habitual porque se demostró que la otra parte estaba residiendo con una tercera persona.

¿Crecen los encargos por los temas relacionados con menores?
Sí. Hay padres que encargan seguimiento de sus hijos para que comprobemos si tienen algún tipo de hábito nocivo que pueda poner en peligro su propia seguridad, o qué tipo de compañías tiene en sus ratos de ocio. Además, tenemos los temas de las custodias de menores para comprobar si los padres cumplen con el régimen de custodia o si los menores están en una situación distinta a la predeterminada por el espíritu del acuerdo alcanzado. De estos temas nos realizan consultas todas las semanas.

¿Y en las empresas?
También constatamos un aumento de encargos en la lucha de las empresas en contra de las malas praxis. Los departamentos de seguridad y de recursos humanos nos están viendo como una herramienta tanto para los temas de despidos como, dentro del departamento de compliance –buenas prácticas– para investigar a trabajadores y no solo sobre la veracidad de las bajas laborales, sino de uso de la información, de competencia desleal o de corrupción de empleados que pueda afectar a la reputación o imagen de la empresa.

¿Algún ejemplo?
En un departamento de compras de una empresa, la persona que se tenía que encargar de otorgar los contratos de ejecución de la compra de suministros una de las adjudicatarias le había facilitado a través de una empresa de renting un vehículo de alta gama: un Porche.