El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

Contas detectó en una treintena de concellos problemas financieros

Todos los ayuntamientos que superan los 50.000 habitantes tienen remanentes de tesorería positivos y ahorros netos// 18 entidades no rinden cuentas

Miguel Santalices, presidente del Parlamento -izquierda-, con José Antonio Redondo, conselleiro maior de Contas - FOTO: PEPE FERRÍN
Miguel Santalices, presidente del Parlamento -izquierda-, con José Antonio Redondo, conselleiro maior de Contas - FOTO: PEPE FERRÍN

ELENA PIÑÓN SANTIAGO   | 25.08.2019 
A- A+

Ponteareas, Bueu, Cambados, Vilanova de Arousa (todos ellos en la provincia de Pontevedra) y Viveiro (Lugo) figuran entre la treintena de los ayuntamientos gallegos en los que el Consello de Contas detecta algún tipo de problema relativo a su viabilidad financiera.

Así se refleja en el informe de fiscalización sobre el endeudamiento de las entidades locales de Galicia correspondiente al ejercicio de 2016, uno de los casi 20 que el conselleiro maior de Contas, José Antonio Redondo, entregó antes de cerrar el anterior periodo de sesiones a finales de julio al presidente del Parlamento, Miguel Santalices.

El documento alcanza a las 362 entidades principales que conforman el sector público gallego, es decir, 314 ayuntamientos (recordar que ahora son 313 tras la última fusión de Cerdedo y Cotobade, precisamente a finales de ese ejercicio), cuatro diputaciones, 35 mancomunidades y nueve entidades locales menores, con 18 entidades pendientes de rendir cuentas.

Las cuatro diputaciones provinciales presentan ahorro neto y remanentes de tesorería ajustados positivos, tanto en el 2016 como en el ejercicio anterior, "no teniendo ningún problema financiero", destaca Contas en su informe.

Respecto de los ayuntamientos de población de más de 50.000 habitantes, "todos registran ahorro neto y remanentes de tesorería ajustados positivos, tanto en el ejercicio 2016 como en el ejercicio anterior, por lo que no presentan problemas de viabilidad financiera".

También los quince ayuntamientos que tienen entre 20.001 y 50.000 habitantes presentan "ahorro neto positivo, así coma solvencia y liquidez", en el ejercicio 2016, excepto en el caso de Ponteareas (con 1,52 millones de € en negativo).

El Consello alcanza exactamente la misma conclusión en relación con los ayuntamientos que tienen de 10.001 a 20.000 habitantes, "al mostrar todos ellos ahorro neto positivo".

Con relación al remanente de tesorería para gastos generales, 29 presentan solvencia y liquidez, mientras que, de un lado, los de Bueu y Cambados, cuya contención del remanente de tesorería resulta "insuficiente" para presentar liquidez; y, de otro, Vilanova de Arousa y Viveiro, que incrementan en el ejercicio el resultado negativo del ejercicio anterior, muestran insolvencia y falta de liquidez.

En el caso de los ayuntamientos que van de 5.001 hasta los diez mil vecinos, los ingresos corrientes son suficientes para atender a los gastos corrientes y a la amortización de la deuda, si bien seis presentan ahorro neto negativo: Miño, Muros y Salvaterra de Miño, en el ejercicio, y Negreira, Ortigueira y Padrón, que, aunque mejoran los datos del ejercicio anterior, no consiguen volver al ahorro neto en positivo.

Los demás ayuntamientos con ahorro neto negativo en el ejercicio precedente consiguieron revertir la situación durente el ejercicio 2016: A Cañiza, Burela, Cedeira, Guitiriz, Santa Comba y Valdoviño.

Respecto al remanente de tesorería, cuarenta y dos ayuntamientos presentan remanente de tesorería positivo en 2016, manifestando solvencia y liquidez, al contrario de lo que sucede en los siguientes nueve: A Cañiza, Carral, Muros, Negreira, Ponteceso, Salceda de Caselas y Vedra reducen los problemas de liquidez ya existentes en 2015 "de modo insuficiente".

Padrón incrementa la falta de liquidez y la insolvencia existentes en el ejercicio anterior y surge esta situación no existente en el ejercicio precedente en el caso de Cerceda.

De menos de 5.000 habitantes, 188 ayuntamientos presentan ahorro neto positivo, es decir, los ingresos corrientes son suficientes para atender los gastos corrientes y la amortización de la deuda, y 12 muestran ahorro neto negativo.

Así, A Mezquita empeora su situación anterior, As Somozas y Val do Dubra mejoran insuficientemente, reduciendo el ahorro neto negativo del 2015 del ejercicio precedente y Carnota, Castrelo do Miño, Catoira, Cospeito, Nogueira de Ramuín, O Incio, O Pino, Santiso y Vilarmaior presentan en 2016 ahorro neto negativo, cuando era positiva la situación en el ejercicio precedente.

Mientras, 19 ayuntamientos con ahorro neto negativo en 2015 consiguieron en 2016 revertir la situación a un ahorro neto positivo: A Baña, Boimorto, Calvos de Randín, Cariño, Cerdedo, Frades, Mañón, Manzaneda, Maside, Moeche, Mondoñedo, Os Blancos, Piñor, Rois, San Cristovo de Cea, San Sadurniño, Sarreaus, Tordoia y Triacastela.

Con relación al remanente de tesorería ajustado, 176 ayuntamientos presentan solvencia y liquidez por tenerlo positivo, mientras que veinticuatro municipios se encontraban en el ejercicio fiscalizado en situación de insolvencia y falta de liquidez por tener un remanente negativo. Al respecto, reducen el de 2015 aunque sin llegar a cifras positivas de tesorería A Rúa, Gomesende, Lousame, Manzaneda, Melón, Mondariz, Porqueira, Portas, Quiroga y Toques; incrementan el remanente de tesorería ajustado negativo de 2015 Arbo, Castrelo de Miño,Cortegada, Cospeito, Laxe, Lobeira, Piñor, Pol, Rairiz de Veiga, Riós y Vilasantar y tres ayuntamientos al final del ejercicio 2016 presentan un remanente de tesorería ajustado negativo, cuando en el ejercicio anterior la situación era positiva (A Mezquita, As Nogais y Catoira).

En el citado ejercicio, seis ayuntamientos consiguieron revertir la situación de falta de solvencia y liquidez existente en el ejercicio precedente: Avión, Larouco, Meira, Monfero, Os Blancos y Xunqueira de Ambía.

Los concellos que presentan ahorro neto y remanente de tesorería ajustado positivo carecen de problemas financieros. Los ayuntamientos que alcanzando ahorro neto positivo presentan, sin embargo, remanente de tesorería ajustado negativo deben, según Contas, proceder con ese ahorro al pago de las obligaciones pendientes de pago, "para no ver comprometida su viabilidad".

Además, los ayuntamientos con remanentes de tesorería ajustado negativo deben adoptar medidas para garantizar la sostenibilidad de sus gastos corrientes sin necesidad de acudir a mecanismos excepcionales de financiación.

ENTIDADES MENORES

••• Las entidades locales menores presentan suficiencia de ingresos corrientes con los que financiar los gastos, excepto Morgadáns, en el que el ahorro bruto es negativo. Respecto al remanente de tesorería ajustado, todas las entidades muestran solvencia y liquidez. En el caso de las mancomunidades, el ahorro neto a 31 de diciembre de 2016 es positivo en 20 de ellas, mientras que cuatro presentan ahorro neto negativo: Concellos da Comarca de Ferrol, Intermunicipal Voluntaria do Ribeiro, Mariña Lucense y Terras de Pontevedra Dinamización Producto Turístico. El remanente de tesorería ajustado a final del ejercicio 2016 es positivo en 21 mancomunidades y resulta negativo en las siguientes mancomunidades: da Serra do Barbanza; Concellos do Morrazo y Comarca de Ourense.