El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

Continúa bajo mínimos la plantilla de Policía Local

En la comunidad gallega hay menos de 2.400 plazas cubiertas y más de 350 vacantes // Más de la mitad de efectivos, en las 7 ciudades

SALOMÉ BARBA  | 04.02.2019 
A- A+

Los recortes de los últimos años, la imposibilidad de convocar oposiciones y las jubilaciones, entre otros factores, han llevado a las policías locales de Galicia a una situación precaria. Bajo mínimos de efectivos. En total, hay 2.777 plazas, pero tan solo 2.396 están cubiertas, es decir, hay más de 350 vacantes. Según los datos publicados en la Memoria de la Policía Local de 2017, y la actualización aportada a este diario por la Dirección Xeral de Emerxencias e Interior, son 128 los ayuntamientos gallegos que disponen de este cuerpo de seguridad de los 313 actuales. Cincuenta y nueve de la provincia de A Coruña, 17 en la de Lugo, 14 en Ourense y 38 en la provinia de Pontevedra.

Si estos efectivos los dividimos entre la población gallega –2.700.970 habitantes a 1 de enero de 2018, según el IGE–, hay un agente por cada 1.127 personas. Si estuvieran todas las vacantes cubiertas sería uno por cada 972,6 residentes en Galicia.

Por provincias, la de A Coruña concentra casi la mitad del total. Tiene 1.250 plazas, de las que 1.095 están ocupadas. En Lugo hay 223 ocupadas de 254; en Ourense son 211 policías y 254 plazas, y en Pontevedra son 1.016 plazas con 867 cubiertas. Es decir, las provincias atlánticas concentran el 81,9 % del total de Galicia.

Además, si se analizan los datos de las siete grandes ciudades, estas se llevan al 53 % del total de policías. En la ciudad herculina disponen de 385 plazas, 359 cubiertas; en Ferrol, 104, 96 cubiertas; en Santiago, 156 plazas, 139 cubiertas; en Lugo, 135, 123 cubiertas; en Ourense, 145, 109 cubiertas; en Pontevedra, 123 totales, 114 cubiertas, y en la ciudad de Vigo disponen de un total de 402 plazas de policías locales, pero tan solo 336 están cubiertas en la actualidad.

debería haber más de 4.000 agentes Con estas cifras sobre la mesa, la plantilla está un 40 % por debajo de lo recomendado por la UE y la propia Xunta en el decreto que desarrolla la Lei 4/2007, do 20 de abril, de Coordinación de Policías Locais de Galicia. Esto es, 1,8 efectivos por cada 1.000 habitantes. Así, en toda la comunidad debería haber más de 4.000 agentes.
   La ley gallega estipula tres efectivos por plantilla: dos agentes y un mando u oficial como mínimo, pero la casuística es diversa. Así, en Abegondo, Corcubión, Rábade, As Neves y Vila de Cruces solo hay una plaza en cada uno, aunque está cubierta. En A Cañiza hay 3 plazas, pero dos están vacantes. Y en A Fonsagrada están al 50 %, de sus dos plazas cubren solo una.   
Desde CCOO, Antonio Millares, responsable del sector de Policías Locales de Galicia, explica que los recortes en la administración local se notaron mucho. Por eso “ahora exigimos nuestros derechos como cualquier trabajador”, y aclara que las deficiencias en  los servicios hasta ahora se “cubrían retirando los descansos y metiendo más horas extras” a los policías. Recuerda que en concellos como Santiago y Pontevedra se “llegó a obligar a hacer horas extra por decreto y un juez sentenció que son para casos puntuales y voluntarias”. Y da el dato de Sanxenxo, “que en verano contratan a 30, 40, 50 auxiliares, un fraude de ley”; o el de Ames, “que contrató a cinco auxiliares en diciembre, y no creo que este concello ese mes haya tenido un crecimiento de su población tan grande, como es el caso de Sanxenxo en verano”, asegura.
 
nuevo decreto Sin embargo, en Galicia se espera una novedad para 2019, la aprobación del Decreto que desarrolla la Lei 4/2007. Su proyecto inició su tramitación a finales de noviembre, pasó la fase de exposición pública y presentación de alegaciones –que acabó el 21 de diciembre– y está pendiente de aprobarse.

Este decreto está “relativamente consensuado”, indica Millares, ya que hay “un grupo de trabajo estable entre la dirección xeral y todos los sindicatos”. Señala que introducirá pocas modificaciones, básicamente adapta la ley a las nuevas situaciones. Lo más novedoso del decreto, explica el responsable de CCOO “es el proceso único para simplificar las oposiciones para los concellos –a través de la Academia Galega de Seguridade Pública–, más cómodo también para los opositores, ya que no es lo mismo presentarte a una OPE única y después elegir plaza” que a procesos diferentes según la localidad.

Desde CSIF, Manuel Aceña, su delegado en la Comisión de Coordinación de Policías Locales de Galicia, indica que uno de los principales cambios es una nueva regulación para la “movilidad horizontal, para corregir la problemática que se viene produciendo con la normativa vigente”. “Hasta ahora, muchas de esas plazas eran ganadas/adquiridas por personal con altas puntuaciones de concurso, pero que una vez tomaban posesión (y ganados ciertos derechos sobre esas plazas) comunicaban que no las ocuparían de manera efectiva, con lo cual el perjuicio era notable, pues los ayuntamientos se encontraban de nuevo con esa plaza vacante, y se bloqueaba la movilidad de aquellos aspirantes que sí querían ocupar esas plazas de manera efectiva”, señala.

El decreto también adapta el régimen disciplinario, incorpora el chaleco antibala y antipunzón de dotación individual obligatoria y avanza en seguridad y salud laboral, entre otros aspectos. En resumen, aunque se queda corto en algunos puntos, sobre todo a nivel de estructuración de las plantillas, “algo urgente en este momento, y tampoco se han alcanzado todas las reivindicaciones”, señala Aceña, “a falta de posibles mejoras que se podrán incorporar vía alegaciones públicas, sin duda alguna se puede decir que supone un evidente avance y modernización para las Policías locales, a lo que cabe añadir que las organizaciones sindicales hemos participado, una vez más, en un adecuado ambiente de trabajo con la Dirección Xeral de Interior”, remata.