El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

Crac demográfico: pérdida de 44 ediles en 20 municipios

Es uno de los efectos colaterales de la caída poblacional que también afecta a la representación política // Solo Foz y San Cibrao das Viñas ganan concejales

FOTO: ECG
FOTO: ECG

ÁNGEL ARNÁIZ   | 11.01.2019 
A- A+

Las listas municipales de cara a las próximas elecciones municipales del 26 de mayo perderán en Galicia 44 concejales en una veintena de concellos y ganarán media docena de ediles tan solo en un par de ayuntamientos, 4 en el lucense de Foz y 2 en el ourensano de San Cibrao das Viñas. El resto no sufrirán variación. El saldo definitivo es de 38 representantes que se han caído de las candidaturas respecto a los últimos comicios locales de 2014.

Esta situación es uno de los efectos colaterales de la sangría demográfica que vive Galicia, que también llega a la esfera de la representación municipal.

 

CAEN 26 EN OURENSE. Analizando en detalle esa pérdida de concejales, la provincia de Ourense, que registra los peores índices demográficos de la comunidad y de los peores de las regiones de Europa, es la que se lleva la peor parte.

Una docena de ayuntamientos se dejan en la cuneta a 26 ediles de cara a las elecciones de mayo próximo. El que más pierde es Xinzo de Limia, con cuatro representantes menos. Su corporación baja de 17 a 13 componentes, al pasar su población de los 10.200 habitantes de 2014 a los 9.836 de 2018, censo oficial que determina los concejales por concello, según la normativa que fija la Ley Orgánica de Régimen Electoral General.

Los 11 municipios restantes pierden, cada uno de ellos, dos ediles. La mayoría de ellos están por debajo de los 2.000 vecinos y cuatro ya figuran en el grupo de los de menos de un millar de habitantes. El único que suma es el citado de San Cibrao das Viñas, que salta de una corporación de 11 miembros a 13, debido a que su población subió de los 4.972 habitantes de 2014 a los 5.249 a uno de enero del pasado 2018.

En el caso de la provincia de Lugo, Foz gana 4 concejales, pasando su corporación de 13 a 17 componentes. Por contra, los concellos de Ribadeo, Ribas de Sil y Xermade pierden 4, 2 y 2 miembros. Ribas de Sil entra ya en el grupo de municipios de menos de mil habitantes al pasar su censo de 1.011 vecinos en 2014 a 970 en el pasado año.

En A Coruña son tres los ayuntamientos que pierden concejales: Aranga, Monfero y Muxía, dos cada uno de ellos. Por lo que respecta a la provincia de Pontevedra, tan solo un par de municipios se verán afectados por la pérdida de población con repercusión en la composición de su corporación. Se trata de la Illa de Arousa y Meis, que perderán cada uno de ellos un par de representantes pasando sus plenos de 13 a 11 ediles.

30 más en lista de espera

••• Si el ayuntamiento ourensano de Castrelo do Val, con 1.001 habitantes, se ha salvado en el censo del pasado año por la campana y mantiene su corporación con nueve concejales por un solo vecino, hay 29 más en toda Galicia que, con toda seguridad, de mantenerse los niveles de mortalidad y baja natalidad, entrarán en el saco de los que perderán representación en 2023.

 

••• Entre los que más posibilidades tienen, figuran Antas de Ulla, Folgoso do Courel, Ourol y Pedrafita, en Lugo. A Mezquita, Nogueira de Ramuín, Piñor y San Amaro, en Ourense. Boimorto y Cerceda, en A Coruña y Crecente y Dozón en Pontevedra.