El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

Cuenta atrás, después de la parálisis, para dar luz verde al estatuto de las electrointensivas

La ministra Díaz apunta que es cosa de días // Lo mismo espera en el traspaso de la AP-9

Yolanda Díaz cuando prometió su cargo - FOTO: EFE
Yolanda Díaz cuando prometió su cargo - FOTO: EFE

JOSÉ CALVIÑO   | 21.01.2020 
A- A+

Mañana el sector de las industrias electrointensivas está llamado a tomar Madrid en defensa de su porvenir. Empresas que en toda España superan los 20.000 millones de euros anuales de facturación y los 186.000 empleos, de ellos 66.000 directos, que se reparten en 78 factorías que consumen el 11 % de toda la luz en España. Cinco mil puestos de trabajo corren peligro sólo en Galicia.

Justo antes de una movilización que se prevé masiva, la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, aseguraba ayer en la TVG que el Gobierno al que pertenece aprobará "en días" el estatuto de consumidores electrointensivos por el que esperan, entre otros colectivos, los trabajadores de Alcoa. "Saldrá adelante" próximamente, prometía.

En la entrevista televisiva, que recogió Europa Press, la ministra reveló que ayer mismo había conversado con la titular de Industria, Reyes Maroto, que le trasladó que "en días" este estatuto estará "en el Consejo de Ministros".

"Necesitamos con urgencia arreglar el precio de la energía en las electrointensivas", dijo Díaz, que explicó que, en estos momentos, la norma está "pendiente de la resolución de múltiples alegaciones", pero "saldrá adelante" en "días".

La propia Maroto indicaba a preguntas de los periodistas en una rueda de prensa sobre turismo que están esperando los informes preceptivos, entre ellos el de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), para aprobarlos. Recoge Efe que la ministra recordó que en 2019 el Gobierno reforzó "con gran esfuerzo presupuestario" su apoyo a esta industria a través de las ayudas de compensación por emisiones de CO2 (dióxido de carbono).

Volviendo a Yolanda Díaz, ésta se refirió también a la situación de la transferencia de la AP-9 a Galicia, un "acuerdo respaldado por la unanimidad de la Cámara gallega" que "en términos democráticos tiene que salir adelante". "En cuanto se inauguren las cortes, será una de las primeras leyes que vayan a debate", dijo.

 


RETOS. Sobre sus perspectivas al frente de la cartera de Trabajo, la ministra ferrolana explicó que España tiene por delante "retos enormes" de "transformación", así como "una precariedad y una desigualdad que son insoportables".

"Llevamos muchos años de derivas, con políticas económicas basadas en la austeridad, que vamos a intentar cambiar", ha dicho la ministra, para quien incluso la Comisión Europea es "consciente" de que hay que hacer "dos actuaciones evidentes": la subida de los salarios a través del SMI y el "agotamiento de la política monetaria".

En cuanto a la subida del salario mínimo, Díaz recordó que el compromiso del nuevo Gobierno es alcanzar el 60 % del salario medio para final de la legislatura, recordando que, pese a la reciente alza del 22 %, la situación sigue siendo distante a la de países del entorno: "Ya nos gustaría a nosotros hablar de esas medias", añadió en TVG.

En relación a la anterior subida del sueldo mínimo, la ministra ha subrayado que "tuvo efectos positivos en la economía, demanda interna y en la recaudación de la seguridad social".

Recordó que el acuerdo entre Unidas Podemos y el PSOE "habla en cinco ocasiones de derogar la reforma laboral. "Y es lo que va a hacer este Gobierno y esta ministra", garantizó, en un primer paso acabando con las medidas más lesivas, y en el segundo legislando el Estatuto de los Trabajadores para el siglo XXI.

SALARIOS

5.000 empleados en peligro en industrias del sector electrointensivo gallego. Sólo Alcoa, en su planta de San Cibrao, en Cervo, contabiliza unos dos mil puestos de trabajo, y genera el 30 % del producto interior bruto de la provincia de Lugo.

172 millones de euros en ayudas de compensación por emisiones de CO2 (dióxido de carbono) en 2019, señaló Maroto, que recordó que inicialmente había seis millones presupuestados.