El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

El cura socialista de A Gudiña decide dejar la política

El párroco renunciará a su acta de concejal tras el ultimátum del Obispado de Ourense

IRINA PALMEIRA SANTIAGO   | 16.06.2011 
A- A+

La Región
El sacerdote socialista Antonio Fidalgo
FOTO: La Región

Ha podido más Dios que el César. Antonio Fernández, cura de A Gudiña, comunicó ayer al PSdeG que renuncia a su acta de concejal. El sacerdote socialista responde así al ultimátum lanzado por el Obispado de Ourense que el pasado lunes lo apartaba cautelarmente de sus funciones pastorales.

Según el Obispado el derecho canónico hace incompatibles la actividad como representante político y el sacerdocio. A principios de esta semana, la institución eclesiástica instaba a Fernández a "acreditar fehacientemente" haber renunciado "a cualquier cargo, compromiso o actividad política" y estar "en actitud de actuar en comunión con la Iglesia católica" si quería seguir como párroco. Ayer el PSdeG enviaba un comunicado en el que asegura que el cura trasladó al partido su intención de renunciar al acta de concejal. Hoy la formalizará por escrito.

La decisión del Obispado ha sido fuertemente criticada por los socialistas. El martes el senador Miguel Fidalgo denunció que "muchos curas", por "toda la geografía" ourensana, "hacen campaña, buscan votos y reúnen a los vecinos para votar al PP", además de realizar "actos" con el presidente de la Diputación, José Luis Baltar, y con alcaldes populares "mezclando actos religiosos litúrgicos y en acción partidista a favor de los caciques". Fidalgo afirmó que "respetaría" la decisión del cura y aseguró que los socialistas estarían "encantados" de ir al Tribunal Constitucional, para determinar que "ni la Iglesia ni ninguna otra creencia religiosa" puede privar a sus miembros de los derechos "más elementales".