Miércoles 16.10.2019 Actualizado 18:50
Google    

El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

El curso empieza con roces entre la enseñanza pública y la privada

Padres del Ben-Cho-Shey denuncian que pierden un aula que gana un centro católico // Familias de la concertada replican a las críticas sindicales al apoyo de la Xunta a su modelo

IOLANDA CASAL SANTIAGO   | 08.09.2011 
A- A+

Los padres del colegio Ben-Cho-Shey se han adelantado a la protesta por las calles de Santiago con la que mañana se anticipará el profesorado a la vuelta al cole del próximo lunes. Miembros de la asociación de madres y padres de este centro público de Pereiro de Aguiar se manifestaron ayer ante la delegación de la Xunta en Ourense en contra de la supresión de una de sus aulas de infantil, justo la que gana como concierto el colegio privado Miraflores, del mismo ayuntamiento.

La desaparición del aula supondrá pasar a tener una mixta, con alumnos de dos edades diferentes. El contraste entre esta medida y el incremento del concierto con el colegio católico Miraflores ha puesto en pie de guerra a las familias del Ben-Cho-Shey, que escenificaron su malestar plantándose ante la delegación provincial con pupitres. "Hay dinero para colegios privados y no para invertir en colegios públicos", se quejaba la presidenta del Ampa, Marisol González.

En un comunicado, el delegado territorial de la Xunta en Ourense, Rogelio Martínez, replica que las aulas mixtas son una fórmula común en la provincia que responde a criterios organización "sen que afecte á calidade do ensino".

Pero el curso no empieza solo con malestar entre los padres y docentes de la pública. La Congapa, que reúne a Ampa de centros concertados, pidió ayer a los sindicatos que no utilicen de "pretexto" los problemas laborales de los profesores de la pública para atacar a la enseñanza concertada, una opción legítima que supone además "un ahorro de 5.000 euros por alumno". Lo hacía tras el anuncio de la CIG, que critió a Educación por haber incrementado en 220.000 euros la subvención a los centros privados a través de una ayuda específica para atención al alumnado con necesidades especifícas.

"Trátase dunha subvención extra, por riba do propio concerto que teñen establecido os centros, ningún deles de educación especial", considera la CIG.

 

BAJAS SIN CUBRIR. Este sindicato ha hecho piña con los demás de la enseñanza pública en torno a un calendario de protestas contra el incremento del horario lectivo de los maestros y los recortes en la educación. Los ejemplos de reducción de personal se repiten en distintos concellos.

El colegio Sobrado de Nebra (Porto do Son) es uno de los afectados. Tendrá un profesor menos que el curso anterior, lo que ha obligado a agrupar en una misma aula a 20 alumnos de 1º, 2º y 3º de primaria.

En otros centros la falta de personal se debe a que aún no se han asignado sustitutos para cubrir sustituciones largas, como las bajas por maternidad o diversos tipos de permisos. Y es que la aplicación informática de la que disponen los directores para informar de estas necesidades a Educación aún está cerrada, denuncia Maiuca Cortón, delegada del STEG, que augura retrasos en la cobertura de sustituciones e incluso interinajes.

La Xunta argumenta que la aplicación no se abrirá hasta que los posibles sustitutos indiquen en qué provincias desean trabajar, pero Cortón considera que este detalle no es excusa para que se sepa cuanto antes cuántos sustitutos necesitan los centros para que se incorporen sin retrasos.

 

 

El LÓPEZ FERREIRO RECLAMA UN DOCENTE. En el colegio López Ferreiro de Santiago, la polémica es diferente. El director, Lois Trigo, denuncia que se le niega al centro un maestro generalista que le corresponde por el catálogo que fija las dotaciones mínimas de personal. Desde Educación, ayer se negaba en declaraciones a este diario que esto sea así. "El López Ferreiro tiene el catálogo completo", aseguraron fuentes de la consellería.

"desprestixiar o público"

••• El aumento de horas lectivas de los maestros fue el detonante, pero no es el único motivo por el que mañana se manifestarán los profesores de la pública. El mensaje lo lanzaron ayer en un comunicado los sindicatos que convocan la protesta, la primera de un calendario de movilizaciones que incluirá dos días de huelga. CIG, CCOO, UGT, ANPE, STEG y CSI-CSIF denuncian los recortes de personal y "os ataques constantes ao ensino público coa única intención de desprestixiar o público" que, a su juicio, acomete la Xunta. Un ejemplo es para el STEG las palabras en el Parlamento del director xeral de Centros, José Manuel Pinal, que insinuó que los maestros no cumplían su jornada laboral. El sindicato ha pedido la dimisión de Pinal.