El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

Más de diez mil jóvenes se enfrentan a la renovada evaluación de 'selectividad'

Por primer año la convocatoria extraordinaria será en julio y no en septiembre // No cambian las normas, excepto la prohibición de salir del aula los primeros 30 minutos de cada examen

Jóvenes antes de comenzar la ABAU de junio del año pasado - FOTO: F.B.
Jóvenes antes de comenzar la ABAU de junio del año pasado - FOTO: F.B.

SALOMÉ BARBA SANTIAGO   | 26.05.2019 
A- A+

Después de años de cambios constantes, por la entrada en vigor de la criticada reforma educativa del ministro Wert, la controvertida Lomce, las pruebas de acceso a la universidad tradicionalmente conocidas como selectividad parece que vivirán este curso su último cambio y renovación. En este 2019, más de diez mil jóvenes están llamados en la comunidad gallega a realizar estos exámenes denominados en Galicia ABAU (Avaliación do Bacharelato para o acceso á Universidade) y la principal novedad será que la convocatoria extraordinaria -tradicionalmente celebrada en el mes de septiembre- se celebrará apenas un mes después de la ordinaria. Así, las primeras pruebas tendrán lugar los días 12, 13 y 14 de junio; y los siguientes de recuperación o subida de nota serán del 10 al 12 del mes de julio. Este cambio es una demanda de hace años de distintos colectivos, entre ellos las propias universidades, ya que los alumnos que aprobaban la selectividad en septiembre se incorporaban a las aulas de las facultades con al menos un mes de retraso con respecto al resto desde que comenzó la reforma del Plan Bolonia, que adelantó el inicio del curso de Educación Superior de octubre a septiembre. De esta forma, al comienzo del curso 2019-2020 todos los estudiantes de primer curso estarán matriculados en el grado elegido.

 


normas similares Mucho se ha hablado estas últimas semanas de los cambios en las normas para hacer los exámenes, pero lo cierto es que se mantienen prácticamente igual a las del año pasado.

Lógicamente no se pueden llevar ni chuletas ni notas al margen en los diccionarios permitidos, ni papeles pegados a la calculadora, que, asimismo, no podrá ser programable ni con capacidad gráfica. Los únicos diccionarios permitidos, de latín o griego, serán revisados por los vocales de las comisiones delegadas y grapados los apéndices con contenidos literarios o de evolución del latín al español.

Tampoco se podrá llevar teléfonos móviles, dispositivos electrónicos ni relojes inteligentes, incluso apagados, y los examinados "deberán mantener los pabellones auditivos despejados para la verificación de que no usan dispositivos no permitivos", lo que implica que las personas con el pelo largo deben llevarlo recogido para que sus orejas estén visibles en todo momento.

El principal cambio de esta convocatoria de ABAU es la obligatoriedad de permanecer en el aula donde se realicen las pruebas la primera media hora de cada una. Después de la distribución del cuadernillo del examen todas las personas -alumnos, vocales de la comisión delegada (CD) y representantes de los centros- deberán permanecer dentro 30 minutos. Solo podrán salir los presidentes y secretarios de la CD y, si se da el caso, los miembros de la comisión organizadora de las pruebas, es decir, de la CIUG (Comisión Inter Universitaria de Galicia).

La salida del aula implica para los alumnos la entrega obligatoria del cuaderno de examen, aunque este se deje en blanco, y deberán entregarse siempre a un miembro del tribunal, no podrá dejarse sobre la propia mesa.

Será obligatorio presentarse a las 9 de la mañana el primer día de la prueba y llevar el DNI o documento acreditativo, un bolígrafo o pluma de tinta azul o negra imborrable, el material necesario para el examen de dibujo técnico, el diccionario de latín y/o griego y una calculadora. El 12 de junio comienza todo.

La ABAU constará de dos partes. La primera, la obligatoria, es sobre las materias troncales generales, la de libre configuración autonómica y las troncales de modalidad. Se hace examen de historia de España, lengua castellana y literatura, lingua galega e literatura, primera lengua extranjera, y arte, matemáticas, matemática aplicadas a ciencias sociales o latín. Cada ejercicio durará un máximo 90 minutos y media hora de descanso entre cada uno.

La parte voluntaria será sobre las materias de opción de las troncales, las generales troncales de cada especialidad y la segunda lengua extranjera. Son artes escénicas, biología, cultura audiovisual, dibujo técnico, diseño, economía de empresa, física, griego, historia del arte, historia de la filosofía, química, geología, geografía, fundamentos del arte, latín, matemáticas, matemáticas aplicadas a ciencias sociales, y segundo idioma extranjero. En esta parte pueden examinarse de un máximo de 4 materias.