El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

El dron salvavidas de Ferrol pasa a la gran final de Dubái, con un equipo 100 % femenino

Se clasifica entre los cinco mejores proyectos de todo el mundo // Impulsado por un equipo de estudiantes de Diseño Industrial, para el transporte de órganos

Andrea, Susana, Macarena, Tays, el profesor Eduardo y el piloto del dron, ayer en Dubái - FOTO: Drone for Life
Andrea, Susana, Macarena, Tays, el profesor Eduardo y el piloto del dron, ayer en Dubái - FOTO: Drone for Life

PATRICIA HERMIDA FERROL   | 07.02.2015 
A- A+

La imaginación gallega mueve las nevadas montañas de la crisis, más allá de los recortes en la investigación. El dron salvavidas diseñado en Ferrol arrasa en Dubái. Y ya ha llegado a la gran final del concurso Drones for Good, organizado por Emiratos Árabes para escoger al mejor dispositivo con usos humanitarios. El equipo Drone for Life, propulsado desde la Escuela Universitaria de Diseño Industrial de Ferrol, ha diseñado uno de los cinco mejores proyectos del mundo. Tiene como objetivo el transporte de órganos para transplantes, a distancias de hasta 200 kilómetros. Y tras pasar las pruebas de las semifinales, celebradas ayer, hoy concursará en la final bajo sol de Oriente Medio. Ferrol estará presente entre los cinco finalistas, con un objeto volante que ya ha logrado un enorme tirón mediático en España. Para sus profesores de la EUDI, "ellas ya son las ganadoras".

El equipo ferrolano está formado al 100% por mujeres estudiantes de Diseño Industrial. Y se ha convertido en la sensación en Dubái, el único grupo investigador con estas características y además en un país de religión musulmana. Macarena Arcay, Andrea Magán, Susana López y Tays Ferrer, alumnas del cuarto grado de la EUDI (Universidade de A Coruña), pasaron una primera selección entre 150 participantes. Y ayer despuntaron en una semifinal entre veinte equipos. Ya en los ensayos del jueves, el bautizado Drone for Life del equipo ferrolano "consiguió volar, mientras los drones de otros dos equipos caían al agua". Y en las semifinales de ayer, ante trece jueces, "conseguimos pasar a la gran final por los pelos, ha sido increíble, ¡ya estamos entre los cinco mejores!".

El equipo Drone for Life presenta en Dubái un prototipo que mide tres metros de largo y que ya puede transportar órganos de pequeño tamaño, como córneas. Pero si se desarrolla, podrá cargar con hasta 30 kilos de peso en un refrigerador creado a propósito por estas estudiantes de la EUDI. Las cuatro chicas aspiran a un primer premio de un millón de dólares, concedido por los Emiratos Árabes para el desarrollo del proyecto. Pero el gigante militar Indra también otorgará un segundo premio a otro de los drones, que se ha votado en Internet. Desde Ferrol, su profesor José Ramón Méndez Salgueiro celebra que "el equipo se encuentre entre los cinco finalistas de un concurso mundial y siendo el único compuesto exclusivamente por estudiantes". Se han clasificado para la gran final en el quinto puesto, y a muy poca distancia de los otros cuatro contrincantes. Entre ellos, hay incluso proyectos apoyados por la NASA. El Drone for Life empezó a desarrollarse inicialmente sin padrino. Pero ahora cuenta con el respaldo del grupo industrial IFFE, con apoyo de la firma CartoUVA. Méndez Salgueiro también destaca que "las mujeres son mayoría desde hace bastantes años en la investigación de Diseño Industrial".

Este profesor también lamenta los costes económicos que suponen para los alumnos participar en estos concursos, a pesar de los supuestos apoyos empresariales. Según Méndez, "es muy fácil dárselas de altruista y promotor de la cultura empresarial y creativa, cuando son otros los que ponen el trabajo y el riesgo". Insiste este docente en que "el promotor de un concurso siempre sale bien parado, en la foto sale siempre bien acompañado por los participantes más afortunados". Mientras tanto, los participantes cardan la lana por lograr el éxito final.

A pesar de la durísima competencia, el profesor Méndez Salgueiro confía en que las cuatro estudiantes gallegas "regresen de su aventura con el zurrón lleno de su muy merecido éxito". El triunfo mediático ya lo han logrado, no sólo en España. Televisiones de todo el mundo reflejan estos días el transcurso del concurso Drones for Good: BBC, CNN, Fox, National Geographic... Si las alumnas de la EUDI lograsen el premio final, o incluso el organizado por Indra, podrían desarrollar un proyecto que sirve para transportar órganos en drones entre hospitales o ciudades.

El dron definitivo puede llegar a costar entre 100.000 y 150.000 euros. Y podría utilizarse en sistemas públicos o privados de salud, como generoso salvavidas.

phermida@elcorreogallego.es

LA COLUMNA

José Ramón Méndez
Profesor del equipo Dron for Life

"Y pasaron a la final, que es el principio"
"No es por alardear como profeta, o tal vez sí, pero dije desde el primer momento que llegarían ahí. Tays, Susana, Macarena y Andrea defienden hoy en Dubái su proyecto Drone for Life entre los cinco equipos finalistas de un concurso mundial y siendo el único compuesto exclusivamente por estudiantes. Las cuatro están realizando en paralelo e individualmente sus proyectos de Fin de Carrera en la EUDI en temas totalmente diferentes, pero exactamente igual de técnicos y conceptualmente complejos. Por ejemplo: este proyecto de drones que defienden hoy en ese país de Oriente lleno de rascacielos. Además se trata de un equipo de mujeres, hecho que todavía llama la atención sobre todo fuera del ámbito universitario, pero que en la EUDI es absolutamente habitual. En la titulación de Ingeniería de Grado en Diseño Industrial y Desarrollo de Producto las mujeres son mayoría desde hace bastante años (....).

Cuando Tays, Susana, Macarena y Andrea vuelvan de su aventura con el zurrón lleno de su muy merecido éxito, de eso no cabe la menor duda, les espera la fase final de su proyecto de Fin de Carrera y un prometedor futuro con o sin drones. Ellas saben que el resultado de su participación se debe a un planteamiento logístico perfecto, bien desarrollado y muy bien presentado en una de sus asignaturas. En lo que tuvieron suerte, mucha suerte, fue en que al poco tiempo se convocó el concurso en Dubai. Y allí están, cabalgando la coyuntura y empezando su vida profesional y dándonos alegrías a todos".