El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

Empieza a alejarse el frente atlántico y la ola de calor se acerca a Ourense

Se recogieron ayer hasta 25 litros/m2 de lluvia en zonas de Galicia // Subida generalizada de termómetros desde el viernes: alcanzarán 34º en la cuenca del Miño // Julio traerá el verano

Peregrinos y visitantes bajo la lluvia en la plaza del Obradoiro en Santiago - FOTO: ECG
Peregrinos y visitantes bajo la lluvia en la plaza del Obradoiro en Santiago - FOTO: ECG

MARÍA MARTÍNEZ   | 27.06.2019 
A- A+

Galicia está asistiendo estos días como testigo privilegiado de un fenómeno meteorológico cuanto menos curioso. Al noroeste peninsular llegó una borrasca encargada de arrastrar el aire procedente del interior de África con dirección a Francia. Al mismo tiempo, y frente a la costa de A Coruña y Pontevedra, se instaló un frente atlántico que empujó las cargadas nubes hacia la comunidad, sobre todo a esas dos provincias.

Ahí durante toda la jornada de ayer, aunque con mayor intensidad por la mañana, descargó con fuerza la lluvia contabilizándose hasta 25,4 litros por metros cuadrado en Corrubedo o cerca de la veintena en otros puntos del Barbanza o zonas de Carnota, Vimianzo o Zas. Todo ello por el impulso de un viento que soplaba por encima de los 50 hm/h.

¿Y qué ocurría con la borrasca de aire caliente? Es la que está dejando una ola de calor en Alemania, Francia o Suiza y la que, según la meteoróloga Mar Gómez, del tiempo.es, generó "una autopista de calor y polvo en suspensión" que provoca que los termómetros oscilen entre 40 y 42 grados en numerosas provincias del centro y este peninsular y dejen noches entre 21 y 24 en algunas capitales.

Es decir, cielos cubiertos y lluvia (intensa por momentos) en Galicia y temperaturas récord, para junio, rondando los 40 grados en Bilbao o Donostia.

¿Y qué puede pasar en los próximos días? Las previsiones de Meteogalicia apuntan a que, a partir de hoy, "la zona de aire frío localizada en el Atlántico tenderá a alejarse ligeramente de Galicia, por lo que la jornada será algo más estable. Aun así el cielo alternará nubes con grandes claros por momentos en el interior; la probabilidad de chubascos se reduce a puntos de Lugo y Ourense durante la tarde"; es decir, se produce una notable mejoría con temperaturas más propias de esta época.

En las dos provincias del interior ya se alcanzarán los 29 grados mientras que en Ferrol subirán hasta 26, 25 en Pontevedra y 22 en A Coruña y Vigo. Las mínimas no bajarán de los 14-15º.

Será el viernes cuando la ola de calor toque la mayor parte de la cuenca del Miño con especial incidencia a su paso por Ourense. Allí los termómetros ya se instalarán en los 33 grados y los cielos claros serán nota predominante en la comunidad, aunque en A Coruña y Ferrol caerán un poco dentro del aumento de la estabilidad atmosférica.

El último fin de semana, salvo giro inesperado que no figura en las previsiones de los meteorólogos, Galicia comienza a quedar en la influencia de las altas presiones, que dejarán cielos poco nublados o despejados en general y las temperaturas experimentarán un ligero ascenso.

Volverá Ourense a marcar la máxima con 34 grados y Vigo, Pontevedra y Lugo se acercarán a la treintena. El tercio norte, A Coruña y Ferrol, se mantendrán por debajo por el aire frío que llega del Atlántico.

Con la llegada del mes de julio se instalará el verano en toda la comunidad, al menos durante la primera semana, con tiempo muy agradable: sol y calor ante la única amenaza de chubascos tormentosos provocados, precisamente, por el aire caliente en la atmósfera. A la espera de cómo evolucionan los acontecimientos.

 

Sin agobios en Santiago

•••Para todos aquellos a los que no le gustan las olas de calor, Santiago va a ser un buen destino estos días. Tiempo estable y sol pero sin demasiados agobios de calor. De acuerdo con las previsiones de Meteogalicia, mañana el termómetro se situará en torno a los 25 grados, que se elevará a los 27 el viernes, antes de caer a los 24 el sábado y mantenerse en los 25 el domingo. Una vez que entremos en julio ya habrá subida general y escalonada: 27º el lunes, 28º martes, 29º miércoles y 30º jueves, con las mínimas instaladas permanentemente en 15º. No está previsto que se registren episodios de viento y la posibilidad de que llueva es mínima. Otro aspecto reseñable: la calidad del aire será buena.