El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

Estudian las minas de wolframio de Galicia y Portugal para convertirlas en una ruta turística

Los especialistas apuestan por el "turismo vivencial" y el valor añadido de la "memoria histórica" en esta cuestión

E.P. O CARBALLIÑO  | 25.11.2012 
A- A+

Las minas portuguesas y gallegas que abastecieron de wolframio a las fábricas alemanas de armamento en la Segunda Guerra Mundial han despertado el interés del Instituto Europeo de Turismo que, en tres años, analizará la posibilidad de instaurar una Ruta Europea del Wolframio como atractivo turístico vinculado al patrimonio industrial y a la recuperación de la memoria histórica para las próximas generaciones, encargadas de mantener una "Europa de la Paz".

Así lo ha explicado a Europa Press Luis Ferreira, uno de los autores del estudio inicial del wolframio portugués, que fue presentado en Europa por el Instituto Superior de Ciencias Empresariales y de Turismo de Portugal (ISCET), con sede en Porto.

Las minas de wolframio desarrollaron historias comunes a ambos lados de la frontera luso-española y también se abrieron en Francia, República Checa y otros países donde Ferreira y su equipo han comenzado a buscar información y socios.

"Empezamos el proyecto hace un año y nos quedan dos para seguir localizando puntos de referencia, pero ya contamos con las minas portuguesas de Río de Frades en Aveiro y otras 10 lusas, las gallegas de Monte Neme en Carballo y la Ciudad de los Alemanes en Carballeda de Valdeorras y otras dos en Francia, además de diez asociaciones y comunidades locales que estarán en la elaboración del proyecto y su posterior puesta en marcha", ha explicado.

La investigadora Lidia Aguiar forma parte el equipo de Ferreira y al comenzar su tesis doctoral sobre el contrabando descubrió que el wolframio también aparecía como uno de los productos que cruzaban la frontera desde Portugal a España, dado que los compradores pagaban más cuando lo adquirían en Galicia o Extremadura.

"El estraperlo fue fruto de la necesidad en el pasado y puede volver a ser una oportunidad en el futuro", ha indicado, pues las rutas utilizadas por los contrabandistas son lugares de gran atractivo paisajístico y en su entorno se desarrolla una gastronomía y artesanía locales que el turismo busca, pues quiere "conocimientos y vivencias culturales y de un patrimonio que en realidad no tiene fronteras", ha indicado Lidia Aguiar.

RECUPERACIÓN

Entre las dificultades que plantea esa posible Ruta Europea del Wolframio está el abandono total de muchas minas, pues sólo algunas mantuvieron cierta actividad hasta los años 80 y sólo la de Carballo está musealizada.

"Los turistas tendrán ansia por bajar a ellas y habrá que determinar la seguridad en cada una y la posibilidad de poner en marcha las infraestructuras necesarias", ha agregado, al tiempo que ha precisado que el mayor interés de las minas no está sólo en que son patrimonio industrial recuperable, sino la memoria histórica de una época en la que el wolframio supuso la apertura de minas que dieron una actividad insusitada a su entorno, y en la que el metal se extraía con el trabajo, en muchos casos, de republicanos con penas de prisión y trabajos forzados.

El profesor de Investigación de Mercados en la Universidad Carlos III de Madrid, Julio Cerviño, ha explicado a Europa Press que el desarrollo del turismo en Galicia y en el resto de España pasa por una cooperación total entre el sector industrial y el científico, pues "el cliente turístico evoluciona en sus gustos y búsquedas y la investigación desde las universidades detecta esos cambios y elabora contenidos para productos nuevos que satisfagan todas las demandas".

En ese sentido, Cerviño ha señalado que cada vez más el turista quiere historias "y hay que crearlas para él, pero en Galicia no hay que crear historias, sino hacer que los productos incluyan todas las vivencias e historias que existen".

En este sentido, ha puesto como ejemplo los productos turísticos para la Costa da Morte que incluyan vistas nocturnas al Cementerio de los Ingleses y explicaciones teatralizadas de naufragios, igual que la Semana Romana de Lugo incluye todo tipo de vivencias de aquella época.

Estos productos permitirían además romper la estacionalidad turística relacionada con el clima y posibilitarían atraer a visitantes también fuera del verano.

Cerviño ha aludido también al papel de las Administraciones Públicas y ha señalado que la actual crisis es un buen momento para "romper dinámicas como las de creación de observatorios y comisiones" y "pasar directamente a reuniones provechosas" de Administración y universidades gallegas cada tres o cuatro meses.

TURISMO VIVENCIAL

Galicia es pionera en elementos turísticos como la implantación de los códigos QR en monumentos y rutas, que se pueden leer con una aplicación específica para la telefonía móvil, y comienza a caminar en otros como la oferta de turismo vivencial y de "vuelta a lo tradicional y auténtico", sobre todo en la viticultura y el turismo de vendimia, la pesca y el turismo marinero y la historia con la piedra como protagonista, según recordó Cerviño.

Julio Cerviño, el equipo de Luis Ferreira y docenas de ponentes más, protagonizaron 87 intervenciones sobre turismo y ciencia en la edición número 17 del Congreso Internacional de Turismo de la asociación española de ciencia y turismo que se celebró durante varios días en O Carballiño (Ourense), para plantear retos, necesidades y novedades del sector.









Galiofer es un portal de ofertas y descuentos en Galicia. Las mejores ofertas en Salud y Belleza, Hogar, Regalos, Restaurantes, Escapadas...