El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

Exigen la suelta de los besugos que cría Isidro 1952 en Lorbé

Arco Iris pide a la Xunta lanzar un ultimátum a la empresa en crisis: o los alimenta o los libera

Extracción de besugo criado en Lorbé por la empresa hoy en concurso - FOTO: Isidro1952.com
Extracción de besugo criado en Lorbé por la empresa hoy en concurso - FOTO: Isidro1952.com

JOSÉ CALVIÑO   | 13.01.2020 
A- A+

La crisis de la empresa coruñesa de procesado y distribución de pescado Isidro 1952, antes Isidro de la Cal, no solo tiene en vilo a los 136 trabajadores despedidos, afectados por un expediente de regulación de empleo (ERE) de extinción: también ha logrado despertar la atención de diversos colectivos ecologistas.

Es el caso de Arco Iris, asociación que por medio de un comunicado alertó ayer a la Consellería do Mar de la existencia de Códigos aprobados por la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), que preservan la salud y el bienestar de estos animales. En una nota acompañada con enlaces a videos y documentación sobre dichos códigos y de la normativa propia de la UE aplicable sobre el bienestar de los peces, y en especial los de acuicultura, denuncian que "la empresa Isidro 1952 incumple por sistema sus obligaciones de alimentar a los besugos enjaulados".

Arco Iris considera que "la Xunta hace dejación de sus competencias y se limita a respaldar a una compañía que inflige a los peces un sufrimiento injustificado. Que no exista mortandad -según la Xunta- no significa que a los animales se les dispense el trato humanitario que merecen, no es de recibo", consideran, que se justifique en que sigan vivos la inacción de la Administración gallega.

Puntualizan que Galicia dispone de una normativa de bienestar animal "que afecta únicamente a las llamadas mascotas", mientras "el resto de los seres vivos carece de respaldo legal", algo que no ocurre, tampoco para los peces, en la UE.

Arco Iris considera que llegó el momento en que Mar "debe actuar de forma inmediata y advertir a la empresa de que, o bien alimenta en tiempo y forma a los animales, o bien debe ponerlos en libertad".