Domingo 20.10.2019 Actualizado 19:27
Google    

El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

Fallecieron el año pasado casi 16.000 gallegos más que los que nacieron

La comunidad registra el peor saldo vegetativo de España y encabeza, con un -10,3 %, la caída de los alumbramientos // Su demografía se hunde sin freno

ÁNGEL ARNÁIZ SANTIAGO   | 20.06.2019 
A- A+

El censo demográfico gallego se hunde sin freno. La sangría no cesa y cada año mueren mas personas de las que nacen. Durante el pasado año, los natalicios registrados en la comunidad ascendieron a 16.550, mientras que las defunciones sumaron 32.404. Esto arroja un saldo vegetativo negativo de -15.854 personas. Haciendo una media anual, quiere decir que cada jornada de 2018 nacieron 45 personas, frente a las casi 89 que murieron. Esto significa que el padrón de Galicia restó cada día a 43 personas.

La comunidad anotó el peor saldo vegetativo de toda España, según reflejan los datos provisionales que publicó ayer el Instituto Nacional de Estadística (INE). Además, la cifra de alumbramientos es la más baja desde que hay registros y la región obstenta el dudoso honor de liderar la caída de natalIcios, con un -10,3%, a nivel estatal, seguida por La Rioja, cuyo bajón fue de un -9,2%.

Por provincias, A Coruña tuvo el mayor número de nacidos el año pasado, con 7.129; seguida de Pontevedra, que registró 5.977. Lugo y Ourense, con 1.958 y 1.486, respectivamente, tienen los peores datos y llevan camino, salvo las capitales y una decena de concellos intermedios, de convertirse en un desierto humano.

Por lo que se refiere a los datos de fallecimientos, estos no dejan de crecer año tras año en la comunidad y alcanzaron ya los 32.404, son 442 más que en 2017. De este modo, Galicia acumula tres décadas sin un saldo vegetativo positivo.

Por provincias, las más pobladas, A Coruña y Pontevedra, fueron las que mayor número de óbitos anotaron, con 13.094 y 9.488, respectivamente. Lugo computó 5.085, mientras que Ourense se quedó en 4.737.

La siguiente comunidad con peores datos de saldo vegetativo es Castilla y León, con -14.199 habitantes perdidos. Tan solo tres autonomías, sin incluir a las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, están en cifras positivas: se trata de Madrid (10.904), Murcia (3.448) y Baleares (1.946).

TASAS DE VIDA Y MUERTE. La tasa bruta de natalidad en la pasada anualidad, que se corresponde con el numero de nacidos por cada mil habitantes, se situó en los 6,13 puntos, frente a los 8,40 de hace una década, lo que supone una caída de 2,27.

Efectuado el desglose entre gallegos y extranjeros aquí residentes, las cifras revelan que los resientes del exterior tienen unas tasas de natalidad bastante más altas que los nacidos en la comunidad. Son de 14,46 nacimientos por cada mil habitantes, frente a los 5,81. Por provincias, Pontevedra anota el mayor descenso en la última década en esta tasa, al pasar de los 9,52 puntos en 2008 a los 6,35 en el pasado ejercicio.

En cuanto a tasa bruta de mortalidad, que no cesa de crecer, alcanzó en 2018 los 12,01 puntos, frente a los 10,74 de 2008. Aumento en ese decenio 1,27.

Por lo que se refiere a la tasa de mortalidad infantil por cada mil nacidos vivos, en la comunidad se colocó en 2,36 puntos de media.

ESPERANZA DE VIDA. Por lo que refiere a la esperanza de vida al nacer, a lo largo de los últimos diez años no dejado de crecer, situándose en el pasado en 83,13, por los 81,31 de 2008. Pese a ese dato positivo, se sitúa por debajo de la media nacional, que alcanza los 83,2 años. En el conjunto de España ostentan la mayor esperanza vital al nacimiento los habitantes de la comunidad de Madrid, con un promedio de 84,8 años, seguidos de los navarros, con un registro de 84,2.

En el caso gallego, al efectuar el desglose por sexos, las mujeres superan, con diferencia, a los hombres. Ellos se quedan en los 80,13 mientras que ellas llegan casi a los 86 (85,99), lo que supone seis años más de existencia.

A la hora de analizar la esperanza de vida de aquellos que han cumplido 65 años, el INE señala que en 2018 se subió hasta una media de 21,32 años. En el caso de los varones baja a los 19,14, mientras que en el de las féminas sube hasta los 23,28 abriles.

En función de estos números, una gallega de 65 puede vivir con facilidad hasta los 88 años, mientras que un hombre lo haría hasta los 84. Las estadísticas revelan que ellas superan ampliamente en longevidad a los varones.

MATRIMONIOS. En el conjunto del Estado, a lo largo del pasado año, se registraron 163.430 matrimonios. En el caso de Galicia, la lista de enlaces sumo 8.609, que suponen el 5,2% del total en España. El dato gallego revela que hubo un descenso de 678 uniones con respecto a 2017.

En los llevados adelante en la comunidad, en 846 casos al menos uno de los cónyuges era extranjero, de acuerdo con los datos del Instituto Estadístico. Por provincias, la de A Coruña, con 3.938 celebraciones, manda en el territorio galaico. Le sigue Pontevedra, con 2.903 y la tercera plaza fue para la de Lugo, con 1.019. Ourense cerró la nómina con 749 bodas consumadas.

Atendiendo a la forma de celebración del matrimonio, al igual que sucede desde hace años, las exclusivamente civiles siguen mandando en el ranquin gallego, con 6.647. Muy por debajo figuran las habidas dentro del rito de la religión Católica y las celebradas según otras confesiones religiosas fueron 28. Además, en 82 casos no consta la forma.

ESPAÑA. La cifra de nacimientos en España ha sido en 2018 la más baja en 20 años, según los datos provisionales publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE) en su informe Movimiento Natural de la Población.

Así, en esa anualidad se produjeron 369.302 nacimientos en todo el país, frente a los 365.193 de 1998, la cifra más baja de la serie hasta la fecha. Desde ese año, los nacidos han ido aumentado progresivamente, alcanzando el máximo en 2008, con 519.779, para volver a bajar el año pasado. De este modo, se ha producido un descenso del 6,1% respecto al año anterior (23.879 nacimientos menos) y de un 40,7 % respecto a la última década.

De los 369.302 nacimientos que tuvieron lugar en España, 76.184 fueron de madre extranjera, lo que supuso el 20,6% del total (frente al 19,3% computado en 2017). La tasa bruta de natalidad se situó en 7,9 nacimientos por cada 1.000 habitantes, cinco décimas menos que la registrada en 2017. Este descenso se debe, en buena parte, a la disminución del número de hijos por mujer pero también a la reducción en el número de mujeres que hay en edad de ser madres.

DATOS

1,04 Tasa de fecundidad Es el número de hijos por mujer, que en Galicia se situó en 1,04 el pasado año, frente a la media nacional de 1,25. Es la tercera peor del Estado, después de las de Asturias, con 1,03 y Canarias, que se colocó en 0,97, según el INE.

12 Tasa de Mortalidad Se corresponde con el número de defunciones por cada mil habitantes. Frente a la media nacional de 9,1, el el territorio gallego llegó a 12. Es la tercera más elevada del Estado, tras las registradas por las comunidades de Asturias, 12,9 y Castilla y León, con 12,1.

32.404 Óbitos Es el número de personas fallecidas, frente a los 16.550 alumbramientos contabilizados en 2018, lo que representa un saldo vegetativo negativo de -15.854 personas, el peor de todas las comunidades. La autonomía de Madrid tiene el mejor, con un balance positivo de 10.904.

83,1 Esperanza de Vida Las expectativas de vida al nacer alcanzan en España los 83,2 años, cifra que en Galicia se rebaja una décima. Andalucía, con 81,9 abriles, anota la más baja, por los 84,8 de la comunidad de Madrid, la más alta.

8.609 Matrimonios Fueron los celebrados en la comunidad en la pasada anualidad, 678 menos con respecto a 2017. La provincia de A Coruña, con 3.938 lidera el ranquin gallego. La mayoría de las uniones, un total de 6.647, fueron exclusivamente civiles en el conjunto de Galicia.