El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

Del fallido tranvía al olvidado metro ligero: la movilidad sigue en los coches privados

Hace trece años se iniciaron los proyectos para que Santiago, Vigo y A Coruña lo tuvieran operativo en 2015 // Pero la Xunta anunció en 2012 que entonces era inviable por la crisis

El tren de cercanías de ancho métrico de Ferrol es lo más parecido al metro ligero - FOTO: Almara
El tren de cercanías de ancho métrico de Ferrol es lo más parecido al metro ligero - FOTO: Almara

ALBERTO MARTÍNEZ   | 06.01.2020 
A- A+

El fracaso del tranvía turístico herculino, instalado a partir de 1997 progresivamente en el Paseo Marítimo desde la esquina oeste de Riazor hasta O Parrote, en el puerto, y sin actividad desde 2011, se evidencia con la reciente decisión del Concello coruñés de suprimir las vías de la glorieta de la Torre de Hércules hasta San Antón y de pensarse qué hacer con el resto.

La iniciativa en su día, financiada en su mayor parte con fondos europeos, fue como una reivindicación de un pasado en el que no solo la urbe de A Coruña sino también las Vigo, Pontevedra y Ferrol, además de sus líneas comarcales

Sin embargo, lo que se planteó inicialmente para el turismo -rozó los cien mil pasajeros en el primer año de explotación- sirvió para pensar en aliviar el tráfico rodado de los vehículos particulares mediante la implantación de servicios de trenes de cercanías aprovechando la infraestructura ferroviaria o la creación de una nueva para un metro ligero.

Y ello se plasmó en la redacción de los proyectos básicos para A Coruña y Vigo, que fueron impulsados por la Xunta en 2006, y readaptados y extendidos a Santiago de Compostela en 2010, con el plazo de que estuvieran operativos en 2015.

Pero nunca más se supo desde que al inicio de septiembre de 2012, el conselleiro de Infraestruturas, Agustín Hernández, declarara en una emisora que esos proyectos eran "inviables en este momento". La grave crisis afectaba a todos los niveles entonces.

 


ORIGEN. La primera vez que se intentó impulsar el metro ligero fue la licitación la redacción de los proyectos básicos para A Coruña y Vigo en 2006. De aquella, la conselleira de Política Territorial, María José Caride advirtió que ra preciso contar con la iniciativa privada en su construcción y mantenimiento. Y lo argumentó en que sin ese apoyo sería difícil que la Administración pudiese ponerlo en marcha ante la densidad del tráfico en el centro de estas urbes.

Trece años después la tozuda realidad dicta que la intensidad del tráfico rodado que no disminuye ni dentro de las ciudades ni en los accesos a las mismas.

 


SIN UNA APUESTA POR EL FUTURO, por lo acaecido en ese tiempo pasado. solo la construcción de más autovías parece la única solución para utilizar energía fósil a pesar que los países más avanzados del mundo busquen otras alternativas. Por contra ni hay transporte mediante lanzaderas ni aparcamientos disuasorios reales se han creado.

En 2009 el metro ligero entró en la campaña electoral y con el regreso del PP a la Xunta, los anteriores planes planteados se transformaron en proyectos técnicos, e incluso se buscó la creación de un Ente ferroviario Gallego, que había demandado meses antes el Parlamento.

Asi el 2 de diciembre de 2010, la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras informó de la adjudicación de los estudios de viabilidad y las redacciones de los anteproyectos de ámbito metropolitano de metro ligero de A Coruña. por importe 432.327 euros, y de Vigo por cuantía de 437.413 euros. Y quince días después hizo lo mismo con el de Santiago por valor de 447.586 euros, que además de la urbe uniría la Cidade da Cultura y el aeropuerto de Lavacolla.

Avanzada la redacción de los mismos, el 30 de marzo de 2011 comenzó el trámite de las consultas ambientales. Y en comunicadol, la Xunta destacaba que una de sus actuaciones prioritarias era la mejora de la movilidad urbana y metropolitana mediante un "transporte público colectivo, eficiente, moderno y ambientalmente sostenible, como el metro ligero", un modo ferroviario, señalaba, que "por su mayor capacidad y sostenibilidad intrínsecas, se trata de una solución que hay que considerarla en todo caso"

 


TREN DE CERCANÍAS. Antes de la mejora de los planes para el metro ligero, el 11 de noviembre de 2009 la Xunta también pidió la creación de una jefatura de proximidad para Galicia como paso previo a la solicitud de transferencia de la competencia de los trenes de cercanías que dependen de Fomento. Entonces, y ahora, los únicos son los de Ferrol de ancho métrico a su entorno más cercano.

Y el 20 de abril de 2010 la Xunta inició los trámites para crear el Ente Público Ferroviario de Galicia con la publicación, en el DOG de la licitación por 180.000 euros del contrato de servicio que elabore un proyecto de ley del organismo.

Se planteaba ello para desarrollar las competencias que, en materia ferroviaria, tiene el Estatuto de Autonomía de Galicia, tal y como ya sucede en Cataluña (2001), Andalucía (2003) y el País Vasco (2004).

 


UN ENTE NO CREADO. Este nuevo organismo asumiría según informó la Xunta, entre otras cuestiones, la coordinación y puesta en marcha de los sistemas de metro ligero que se desarrollen en las áreas metropolitanas de Galicia.

Asimismo impulsaría el análisis de la cesión de infraestructuras de la Red Ferroviaria de Interés General a la Comunidad Autónoma; y la viabilidad de asumir el mantenimiento y administración de las mismas una vez fueran transferidas, así como planificar, proyectar, construir, mantener y administrar aquellas de nueva construcción.

 

alta Densidad de trafico

••• Las cifras de las intensidades media diarias de los accesos a las ciudades gallegas se mantienen en los últimos años. La últimas publicadas por el Ministerio de Fomento corresponden al ejercicio 2017.

 

••• El récord lo ostenta A Coruña por la AC-11, más conocida como avenida de Alfonso Molina o de A Vedra. En 2009 llegó a ser la sexta de mayor tránsito de España con 155.567 vehículos, y en el último dato bajó hasta los 123.158, tras la apertura de la AC-14. Pero por As Xubias (AC-12) circulan otros 39.252.

 

••• En el caso de Santiago se mueven 55.123 desde Milladoiro y 51.581 por San Marcos; en Vigo, 62.492 acceden a la ciudad procedentes del puente de Rande y otros 47.616 desde O Porriño; la PO-519 de Pontevedra soporta 46.632; la Autovía del Noroeste A-6, a su paso por Lugo, 24.621; la N-525 sur en Ourense, 21.599, y el puente de As Pías de Ferrol suma 21.587.