El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

JosÉ rAMA CAAMAÑo / Investigador Doctoral en Ciencia Política. Universidad Autónoma de Madrid

"Feijóo sabe muy bien cómo atraerse a electores muy distintos ideológicamente"

{ Lariño-Carnota. 1992 } Acaba de recibir el premio al mejor artículo de Revista Política 2019 en lengua extranjera por Who are the losers of the economic crisis? Explaining the vote for right-wing populist parties in Europe after the Great Recession, publicado en Revista Española de Ciencia Política, volumen 48, páginas 13-43 .

José Rama Caamaño - FOTO: ECG
José Rama Caamaño - FOTO: ECG

ARTURO REBOYRAS   | 22.07.2019 
A- A+

En primer lugar, enhorabuena por el premio. Me imagino que te habrá supuesto una gran alegría.... ¿Qué desgranas en este trabajo?

Por supuesto, fue una noticia inesperada pero que me trajo mucha alegría e ilusión. Es un gran reconocimiento por parte de los compañeros que pertenecen a la asociación. También me lo tomo como un premio al esfuerzo y un incentivo para seguir trabajando. En el artículo desgranamos cual es el perfil del votante de los partidos populistas en varios países de nuestro entorno, en las elecciones que se celebraron tras la gran crisis económica de 2008. Principalmente, el artículo señala que no solo los trabajadores no cualificados, mayores, sin estudios y de clases bajas son los que votan a los partidos de la derecha populista, que es lo que generalmente se sospecha, sino que, en condiciones económicas negativas, es decir, bajos niveles de crecimiento de la economía y altas tasas de desempleo, los jóvenes y con estudios son también movilizados por los discursos de los partidos populistas de derechas.

¿Cuáles son las vías por donde avanza la investigación en Ciencia Política en España?

Creo que la disciplina ha crecido mucho en los últimos años. Dentro de la Ciencia Política entran una gran amalgama de subdisciplinas, desde la teoría política, las políticas públicas, los actores y las instituciones, los partidos, el comportamiento electoral y un largo etcétera. Todas ellas, en mayor o menor medida, han ido ganando peso con los años. Desde el comportamiento político, los partidos y las instituciones, que es mi área de estudio, la visibilidad que se ha adquirido es notable. Los politólogos hemos salido de la universidad y hoy estamos presentes en los medios de comunicación, en los partidos, en las instituciones, en la empresa privada... Además, las investigaciones que llevamos a cabo en las universidades, también desde las ciencias sociales, tiene como objetivo detectar males (institucionales, políticos, sociales) y buscar soluciones a dichos males. Es decir, cada vez más, desde la Ciencia Política las investigaciones que hacemos tienen un cariz más aplicado.

¿En qué centras tus investigaciones?

En los últimos años he escrito mucho sobre comportamiento electoral. Concretamente, sobre los factores explicativos del voto a partidos populistas en los países europeos, tanto del Este como del Oeste. También me he interesado por averiguar si el creciente apoyo a partidos populistas se debe a razones económicas, culturales o políticas y por advertir qué consecuencias podría tener el voto a estas formaciones en la estabilidad de los sistemas políticos y, en última instancia, en la supervivencia de nuestras democracias. Además, he escrito, por supuesto, sobre el sistema de partidos en España y Europa porque es mi tema principal de investigación.

He tenido la suerte de trabajar con colegas expertos en estos temas y de publicar en revistas nacionales e internacionales varios de estos trabajos. Para trasladar muchos de estos artículos al público en general, como sabes, suelo escribir en prensa y en distintos blogs.

¿Cómo es la vida de un investigador doctoral hoy en día en la academia española?

Puede sonar a tópico o a cierto victimismo, pero es dura. A la docencia, con su consabida preparación de las clases, corrección de los trabajos y actividades, y seguimiento de los alumnos, hay que añadirle el escribir una tesis doctoral. Por si fuese poco, y en paralelo, un investigador en formación tiene que escribir otros artículos, participar en congresos y seminarios, hacer estancias de investigación en otras universidades no españolas para poder, al final de su etapa doctoral, concurrir en condiciones a una (de las escasas y muy competidas) plazas. Por supuesto, todo ello hay que hacerlo bajo condiciones salariales muy por debajo de la de los países de nuestro entorno y con una inestabilidad laboral, a futuro, pasmosa ... En fin, la vida de un investigador doctoral es muy vocacional. Lo bueno es que yo me lo paso muy bien dando clase y haciendo investigación.

¿Cómo ves la política nacional? ¿Habrá que repetir elecciones?

La política nacional ha cambiado de forma notable desde 2011, y parece que ya no hay vuelta atrás. Ahora los partidos son más débiles, porque concentran menos porcentaje de votos, los gobiernos menos estables, porque dependen de otras fuerzas políticas para aprobar sus propuestas y, lo más preocupante, existen mayores diferencias entre los partidos, que están más polarizados y se preocupan cada vez más en dividir al electorado. Por ello, no es descabellado que no se llegue a un punto de encuentro y tengan que repetirse elecciones o que, de nuevo, antes de terminar la legislatura tengan que volver a adelantarse las elecciones.

¿Qué valoración haces del sistema de partidos? ¿Y del sistema electoral?

El sistema de partidos se ha transformado casi por completo: hay más partidos, las fuerzas tradicionales tienen menos peso, los gobiernos son más endebles, las fuerzas nacionalistas tienen posiciones más extremas y, por supuesto, un partido de la derecha radical con un discurso xenófobo y populista ha conseguido 24 escaños en el Congreso de los Diputados, terminando con cierta excepcionalidad en la península ibérica. En cuanto al sistema electoral, siempre acusado de favorecer a los grandes partidos, hoy no ha sido capaz de evitar la tremenda fragmentación partidista que bloquea la formación de Gobierno.

¿Tienen recorrido partidos como Vox? ¿Y Podemos?

Hoy esa pregunta podría hacerse, incluso, sobre el Partido Popular, que tiene solo 66 escaños en el Congreso de los Diputados, y hace unos cuantos años solían preguntármela en relación con el PSOE, que se suponía estaba a punto de desaparecer. La política es muy coyuntural, y los politólogos no hacemos predicciones a futuro. Como mucho, testamos el clima de opinión del momento y podemos decir por dónde pueden ir las cosas. Podemos, por ahora, lleva aguantando el tipo de forma ininterrumpida unos cinco años, y Vox acaba de llegar y ha entrado en todos los niveles de Gobierno en España. Por lo tanto, no parece descabellando que tengan recorrido.

¿Tiene solución el conflicto catalán?

Sí, pero tiene que ser política. Hay que buscar un punto de encuentro en un clima tremendamente crispado. Hace falta que los partidos que creen en la unidad de España tengan un discurso sólido, que no esté simplemente basado en el respeto a la Constitución y el dejar a los jueces que se ocupen de cuestiones políticas, tales como las identidades nacionales o el encaje territorial. Creo que hacen falta políticos con altura y que sepan estar a la altura de uno de los mayores conflictos que vive hoy España.

¿Crees que Feijóo encabezará algún día la lista de las generales?

Definitivamente no. Considero a Feijóo lo suficientemente inteligente como para no embarcarse en ningún proyecto nacional. Siempre lo recalcó cuando habló de política autonómica, pero en el periodo 2015-2016 la única comunidad autónoma que consiguió mayoría absoluta fue Galicia, en un momento de cambio político sin precedentes. Feijóo tiene cogido el punto a la política, ahora sabe cómo desmarcarse de sus compañeros de partido y cómo atraer a electores muy distintos ideológicamente.

 

"El conflicto catalán tiene solución, pero debe ser política. Hay que buscar un punto de encuentro en un clima que está tremendamente crispado"

 

El sistema electoral, siempre acusado de favorecer a los grandes partidos, hoy no ha sido capaz de evitar la tremenda fragmentación"