Viernes 18.10.2019 Actualizado 18:56
Google    

El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

en medio de una bronca por la crisis industrial

Feijóo urge el estatuto electrointensivo para que no cierre Alcoa

Caballero insta al presidente a "gobernar", y este lo acusa de hacer "bromas" con los trabajadores de factorías en riesgo en Galicia // Grupo Común da Esquerda y BNG le atacan por "echar balones fuera"

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, responde a las preguntas de los portavoces de los grupos en la sesión de control del Parlamento de Galicia, celebrada este miércoles en Santiago de Compostela. - FOTO:  EFE/Lavandeira jr
El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, responde a las preguntas de los portavoces de los grupos en la sesión de control del Parlamento de Galicia, celebrada este miércoles en Santiago de Compostela. - FOTO: EFE/Lavandeira jr

SANTIAGO DE COMPOSTELA. E.P.  | 09.10.2019 
A- A+

El hemiciclo gallego ha vivido este miércoles una nueva bronca entre el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, y la oposición a cuenta de la "crisis industrial" que, en palabras de los rivales políticos del popular, vive Galicia. Entre duras críticas, Feijóo ha focalizado la responsabilidad en el Gobierno central, al que ha vuelto a urgir conocer el estatuto de las electrointensivas con la advertencia de que hay peligro de que Alcoa "cierre".

"Cada minuto que pase en el que el Ministerio no enseñe el borrador del estatuto es un minuto más hacia el cierre de Alcoa. Y no voy a pasar por ahí, por esa dejadez y la obsesión ideológica contra las industrias electrointensivas", ha sentenciado Feijóo, en un debate que fue especialmente con el líder del PSdeG, Gonzalo Caballero.

Así, mientras Caballero le ha instado a "gobernar" y ha atacado a Feijóo en el plano ideológico tratando de identificarlo con el PP al que "molesta" que exhumen a Franco del Valle de los Caídos pese a que se reivindica como defensor de la "centralidad", el de Os Peares le ha acusado de hacer "bromas" con los trabajadores de factorías en riesgo en Galicia, como la de Endesa, en As Pontes.

"¿Quiere decir que el Valle de los Caídos son los trabajadores de Alcoa? Viene aquí a hacer bromas con la gente de As Pontes", ha afeado Feijóo a Caballero, al que ha acusado de pronunciar "un mitin" en el hemiciclo. "El problema es que usted solo sabe hacer mítines y no autocrítica por 16 meses nefastos de política industrial socialista", ha reprobado, antes de retar al líder socialista gallego a revelar el contenido del estatuto electrointensivo si lo conoce.

Tras la segunda intervención de Caballero, quien reprobó otros posicionamientos del PP y de Vox (con los que ha incidido reiteradamente en que pactan los populares) e insistir en que los socialistas defienden "valores" como el de la memoria histórica y las '13 rosas' mientras Feijóo aplica "las políticas" de Pablo Casado, el presidente gallego le ha echado en cara su "silencio cómplice" con el Gobierno.

"Esto es Caballero chitón, ¿no?", se ha preguntado y ha advertido al socialista que no mostrar el contenido del estatuto de las electrointensivas está "cavando un socavón" más, esta vez para las eléctricas. El presidente ha señalado que Caballero lleva "un máster en destrucción de empleo en el país" y ha asegurado que le gustaría contar con un secretario xeral del PSdeG tan "sensato" como "otros".

El líder del PSdeG, por su parte, ha replicado que celebra no "gustar" al de Os Peares y ha espetado a Feijóo que réplicas como la de Casado sobre las "caralladas de las grandes coaliciones" evidencian que el de Os Peares empieza a perder el predicamento dentro de su partido.

"ECHAR BALONES FUERA"
Por su parte, tanto Antón Sánchez (Grupo Común da Esquerda) como Ana Pontón (BNG) han atacado a Feijóo por "echar balones fuera" y le han exigido que "ejerza" como presidente de Galicia. Al primero, el mandatario autonómico le ha afeado que su grupo pide "el cierre" de industrias gallegas y a la dirigente nacionalista, lo que ha calificado de "apoyo incondicional" al PSOE, a quien ha responsabilizado de la situación industrial gallega.

"En su década negra destruyó 22.000 empleos industriales", ha espetado Sánchez al presidente gallego, al que ha enumerado varias empresas en mala situación el la comunidad, así como las centrales de As Pontes y Meirama, o el astillero Barreras. "¿No eran Pemex y su socio, (José) García Costas, la solución? Apostó por García Costas y unos prófugos de la justicia por corrupción. De sus fotos, la única que queda es la de su relación con la corrupción mexicana", ha advertido.

También ha recordado a Feijóo que García Costas reivindicó en su día la entrada de Pemex como "un éxito de Galicia y de su presidente" y se ha preguntado si ahora asume "el fracaso". A renglón seguido, le ha echado en cara una gestión "negligente" que ha extendido también al Gobierno central, una línea que ha compartido la portavoz del BNG, Ana Pontón.

Pontón ha reivindicado que las encuestas apuntan a un BNG en alza y ha atribuido a Feijóo la responsabilidad de "una grave crisis industrial" que provoca la pérdida en Galicia de "miles de empleos". "Su legado es la desertización industrial, mientras que solo busca excusas y echa balones fuera", ha esgrimido. Como Sánchez, también le ha instado a buscar soluciones.

Por parte del Bloque, ha dejado sobre la mesa varias propuestas, como "tomar el control público" del astillero de Barreras y la reivindicación de una tarifa eléctrica gallega. También ha planteado una "mesa gallega por una transición energética justa" y el compromiso de que la central de As Pontes no cerrará mientras no haya un plan para el cambio de modelo industrial, dotado con recursos "que deben venir de Europa y de los beneficios de la empresa de estos años.

"DI LA CARA CON RAJOY"
Feijóo ha replicado a Sánchez que su grupo pide el "cierre" de industrias afincadas en Galicia como Reganosa o Ence; mientras que a Pontón le ha echado en cara sus "pactos" con los socialistas. "¿Van a seguir en coalición política en contra de los intereses del país?", se ha preguntado, y ha añadido que "el nacionalismo de Galicia debería estar con el Gobierno gallego defendiendo a la comunidad".

El de Os Peares ha reivindicado que él "dio la cara" cuando gobernaba Mariano Rajoy y ahora lo hace con Pedro Sánchez en La Moncloa. "Y lo seguiré haciendo", ha garantizado, antes de instar, en tono irónico, a la dirigente nacionalista a seguir "encantada" con las encuestas que ratifican al BNG como "un grupo minoritario" y con peor valoración que el Ejecutivo autonómico.

"Sigan decidiendo por el PSOE, cada vez que lo hacen, bajan. Nosotros decidimos por Galicia, pase lo que pase", ha contrapuesto Feijóo, a quien Antón Sánchez ha censurado su "cinismo". "Convierte la Xunta en algo inútil para toda la gente", ha lamentado el parlamentario del Grupo Común da Esquerda, en la misma línea en la que se ha pronunciado Pontón.

"Su propuesta de país es tener miles de empleos en la picota y lamentarse sin buscar soluciones. Galicia no necesita un presidente que cada vez se parece más a un florero, que puede quedar muy bien en una mesa, pero no sirve para buscar soluciones", ha zanjado la nacionalista.

"ALCOA ESTÁ EN GRAVE RIESGO DE CIERRE"
Feijóo ha cerrado su debate con ambos grupos con una advertencia, que la actual tarifa energética con el PSOE en el Gobierno central sitúa a Alcoa "en grave riesgo de cierre" y con un reto a los socialistas: el de mostrar ya el estatuto para las industrias electrointensivas.

Tras la visita de la ministra de Industria en funciones, Reyes Maroto, a Alcoa, en San Cibrao, el presidente ha agregado, también en su rifirrafe con Caballero, que él nunca acudiría a una factoría a anunciar que tiene "una solución" sin mostrarla y ha dado a entender que, quien pospone explicar las soluciones hasta después de una cita con las urnas, es porque quiere "engañar".

"Les propongo trabajar juntos en esto y decir que las industrias electrointensivas tienen que tener futuro", ha trasladado a todos los grupos de la oposición, antes de protagonizar un intenso debate con el líder de la oposición, ante el que ha asegurado --en la línea de su ya conocida reivindicación como "militante de Galicia"-- que "no importan ni PP ni PSOE", sino los trabajadores y la industria gallega.

Caballero, por su parte, le ha instado a "bajar del coche oficial" tras más de una década al frente de la Xunta, que haga "autocrítica y rectifique". "Deje de buscar la política de la confrontación y ponga a Galicia por encima de los intereses del PP y de Casado", ha insistido el socialista.