Jueves 24.10.2019 Actualizado 01:11
Google    

El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

Felipe VI elige Boqueixón como la capital forestal del Día del Bosque

Secundó la efeméride internacional en el centro de formación de Sergude comprobando como es la gestión arbórea // Asistió a charlas, se subió a un vehículo y conoció equinos 'enxebres'

El Rey, flanqueado por el ministro Planas, izquierda, y Santalices y Feijóo, derecha, en Sergude - FOTO: Puri Sangiao
Ver galería
El Rey, flanqueado por el ministro Planas, izquierda, y Santalices y Feijóo, derecha, en Sergude - FOTO: Puri Sangiao

O.D. VILLAR BOQUEIXÓN  | 21.03.2019 
A- A+

 

Su Majestad el rey Felipe VI presidió ayer en Boqueixón el acto central del Día internacional de los Bosques, impulsado por un colectivo, Juntos por los Bosques, que agrupa a más de treinta entidades representativas del sector. Y, precisamente, pudo comprobar en el Centro de formación y experimentación agroforestal de Sergude cómo son las labores de gestión en una de las regiones europeas, Galicia, donde buena parte de sus sociedad, cultura y ocupaciones tradicionales llevan siglos estrechamente relacionadas con la explotación del monte.

El monarca estuvo acompañado por el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas; el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Nuñez Feijóo; el presidente del Parlamento gallego, Miguel Ángel Santalices; el delegado del Gobierno, Javier Losada; el alcalde del Concello de Boqueixón, Manuel Fernández y por el coordinador de Juntos por los Bosques y decano-presidente del Colegio Oficial de Ingenieros de Montes, Eduardo Rojas, entre otros. Y allí, en tierras de Área, dio un espaldarazo público a la irrupción de la robotización en las labores agrícolas, mientras mantenía un breve encuentro con los integrantes de las asociaciones del sector de explotación forestal y organizadores del evento para, inmediatamente, protagonizar un recorrido verde por espacio de veinte minutos. Recibió en el las explicaciones del presidente de la Unión Empresarial de la Madera y el Mueble de España, José Carballo, además de presenciar una demostración de trabajos silvícolas, como la poda en altura y el rareo, conversando con los trabajadores. También pudo conocer desde la cabina cómo funciona un vehículo de labor forestal, además de fotografiarse con un equino de la Asociación Pura Raza Cabalo Galego.

EQUINOS TÍPICOS. Así, desde la entidad que vela por la recuperación de las típicas monturas gallegas, su responsable, Jacobo Pérez Paz, le entregaba al monarca el emblema de oro del colectivo en agradecimiento por su visita a la localidad boqueixanesa, al tiempo que destacaba la importancia de la conservación de los montes y sierras a través de la presencia del ganado autóctono caballar. "Una función clave para la conservación paisajística y la lucha contra los incendios forestales", comentaban. Y aprovechando la ocasión, le presentaron a Felipe VI un semental de pura raza gallega procedente de la Serra da Groba durante el ágape de productos gallegos servido en los jardines del Pazo de Quián.

El monarca se trasladaba posteriormente al salón de actos donde se proyectó un vídeo del sector maderero, finalizando con conferencias de la Asociación Forestal de Galicia a cargo de Juan Picos, director de la Escuela de Ingeniería Forestal de la Universidad de Vigo, con la ponencia: Formación Forestal; Antonio Abril, presidente de la Conferencia de Consejos Sociales de las Universidades Españolas y su charla Cultura Forestal, o la intervención Juntos por los Bosques, presentada por el coordinador del colectivo y decano-presidente del Colegio Oficial de Ingenieros de Montes, Eduardo Rojas. El Rey conversó con los alumnos de la escuela y luego plantó un árbol.

Ya por la tarde, los asistentes pudieron visitar el Pico Sacro conociendo las actuaciones que se están llevando a cabo en él y poniendo el broche de oro a una jornada que, sin duda, ha marcado un hito histórico para la cadena de valor gallega que ha querido reivindicar los mil motivos que existen para sentir orgullo por el rural y subrayar la convergencia que hay entre las diferentes partes asociadas a los bosques, algo muy novedoso en España. Sociedad civil, industria transformadora, diseño, industria del mueble, empresas de servicios forestales, productores forestales, viveristas ... todos unidos alrededor del cuidado y gestión del monte gallego para caminar hacia un futuro sostenible social, económica y medioambientalmente, aportaban desde la organización.

Hay que recordar que, desde el 2012 la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el día 21 de marzo el Día Internacional de los Bosques, que este año tiene como lema Los Bosques y la Educación, donde se rinde homenaje a la importancia de todos los tipos de montes e intenta generar una mayor conciencia al respecto. Este año, la jornada de conmemoración destaca la educación como un medio indispensable para aprender a amar el medio, y apunta a su importancia para lograr una gestión sostenible de las zonas forestales y avanzar en la conservación de la biodiversidad. Las florestas sanas ayudan a crear comunidades fuertes y residentes y aumentan la prosperidad de sus economías.

COLABORACIÓN. La jornada ha estado organizada por Juntos por los Bosques con la colaboración del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y la Xunta de Galicia, e incluyó actividades al aire libre. Actualmente los montes cubren un tercio de la superficie terrestre del planeta y juegan un papel fundamental en la vida de muchos de sus habitantes. Alrededor de 1.600 millones de personas -incluidas más de dos mil culturas indígenas- dependen de florestas para vivir. Los árboles constituyen literalmente el cimiento de muchos sistemas naturales. Ayudan a conservar el suelo y el agua, previenen las avalanchas, impiden la desertificación y protegen las zonas costeras. Los montes son el acervo más importante de biodiversidad biológica terrestre, ya que en ellos se encuentra actualmente más de la mitad de las especies terrestres conocidas.