El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

Ferrol pierde casi 1.000 vecinos al año

Sigue la sangría del censo, con la población desplomada a 66.799 habitantes // La ciudad naval se sitúa en el peor nivel demográfico de la posguerra

CORAZÓN URBANO La céntrica calle Real de Ferrol - FOTO: Kiko Delgado
CORAZÓN URBANO La céntrica calle Real de Ferrol - FOTO: Kiko Delgado

PATRICIA HERMIDA  | 27.11.2018 
A- A+

En 1981, Ferrol no era Jauja. Pero se le parecía bastante. Los astilleros de Bazán y Astano empleaban a 13.000 personas, en ambos lados de la ría. Sólo la ciudad naval albergaba a 91.764 habitantes. Su concienciada y obrera sociedad se abría a la democracia. Y la vida, en fin, bullía entre botaduras con champán y las tumultuosas manifestaciones. Nacía entonces la leyenda de la urbe con más bares por metro cuadrado. Desde entonces, han pasado 37 años, numerosas reconversiones del naval y la inevitable sangría demográfica. Navantia emplea ahora en las dos factorías a unos 2.300 trabajadores en sus plantillas (sin contar auxiliares). Y el INE sitúa a Ferrol en 2018 con 66.799 habitantes: un 27% menos que en 1981.

A mediados de los años 40, la antigua zona departamental tenía incluso más vecinos que en la actualidad (superaba al menos los 67.000). Para encontrar una cifra similar a la de 2018, tenemos que bajar hasta principios de los 40: en los años más duros de la posguerra. Si 1981 se sitúa como el año dorado en la historia censal de Ferrol, 1982 aparece como un cambio de ciclo con las reconversiones y despidos. Pero la sangría coge mayor velocidad en la última década: entre 800 y 1.000 personas abandonan cada año la ciudad.

El actual gobierno local discrepa con las últimas cifras del INE, ya que el censo municipal hablaría de 67.579 habitantes (casi 800 más). De todos modos, el alcalde Jorge Suárez admite que "estamos ante unha triste nova, isto é un martillo pilón que non cesa desde hai 30 anos e que non reverterá sen unha aposta decidida polo naval público". Y enumera las posibles causas: "A nefasta xestión do naval público sobre todo na época de Revuelta en Navantia, os retrasos deliberados na contratación das fragatas F-110 polos intereses empresariais do exministro Morenés, ou que teñamos a mesma liña férrea desde 1913".

Caída en picado desde 1985 En el listado del alcalde, no aparece otro de los motivos de esta debacle. En 2001, desaparecía la mili y Ferrol perdía uno de sus activos económicos. Pero la caída en picado ya se inició en 1985, cuando España ingresaba en la Comunidad Económica Europea. Si continuamos con las comparaciones, Ferrol tiene ahora 11.000 habitantes menos que en 1950. Y se trata de la única ciudad gallega que decrece tan rápido.

Todavía en los años 70, Ferrol figuraba entre las tres primeras urbes de Galicia a nivel de población. Pero en los 80 perdió el fuelle. Si en los 37 años analizados Ferrol se quedó sin el 27% de sus vecinos, A Coruña ganó en ese tiempo un 6%, Vigo un 11%, Ourense y Pontevedra un 12%, y Santiago un 15%. Sobre todo para Compostela resultó mágica la década de los 90 con su aluvión de universitarios becados, justo cuando en el norte de los astilleros se agravaba el descenso.

Entre 1981 y 1991, Ferrol ya perdió casi 8.000 habitantes. Todavía en el año 2001, contaba con algo más de 80.000. En estos 17 años, ha perdido más de 13.000. Según datos del Instituto Galego de Estatística (IGE), pasó de 80.347 vecinos en 2001 a 77.155 en 2005. Llegó a 2010 con 73.638 habitantes. Desde hace diez años, la pérdida oscila entre los 800 y los 1.000 habitantes por ejercicio.

Entre 2011 y 2015, la ciudad comprobó que su población se reducía en 3.500 personas hasta llegar a las 69.452. Pero no hubo freno. Cayó a 68.308 en 2016, 67.569 en 2017 y 66.799 en la actualidad. La pregunta sería si ha tocado fondo. De momento, los ferrolanos aguardan por la adjudicación de las F-110.