El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

Finalizó el primer corte ferroviario

Intensos trabajos en Ourense para que hoy puedan circular de nuevo los trenes de Galicia a Madrid.

Zona de conexión del ramal de alta velocidad en Taboadela. Foto: Almar - FOTO: ALMARA
Zona de conexión del ramal de alta velocidad en Taboadela. Foto: Almar - FOTO: ALMARA

ALBERTO MARTÍNEZ  | 26.05.2019 
A- A+

Desde el pasado día 9, tras el anuncio de la supresión del servicio de trenes -no será la única a lo largo de 2019- entre Galicia y Madrid, y su trasbordo de viajeros en autobuses de Ourense a Zamora y viceversa, hubo intensos trabajos en varios puntos de ese recorrido, sobre todo entre la Ciudad de As Burgas y Taboadela. En la última madrugada se reanudó la circulación ferroviaria, al salir el primer tren de Santiago a Madrid a las 5.48 horas, pero hasta final del verano se limitará la velocidad en esa zona de obras a 50 km/hora, por lo que el viaje se alargará de 15 a 20 minutos más.

Los trabajos principales correspondieron a la primera fase de la adaptación de la vía convencional de 1958 entre Taboadela y Ourense para que por ella circulen los trenes de alta velocidad. Al tiempo, se aprovechó esta circunstancia para conectar el cambiador de Lobeznos (en la comarca zamorana de Sanabria) entre la nueva línea y la actual. Y también se hizo el ripado (desplazamiento lateral) de la vía en el túnel de Padornelo para permitir la ejecución de un andén de seguridad, con salida a las galerías del nuevo orificio paralelo, que se encuentra en la parte final de su construcción.

Lo más visible, sin duda, sucedió en el entorno y la propia urbe de Ourense. Los vecinos del barrio de San Francisco soportaron con estoicismo el ruido, tanto de día como por la noche en las dos últimas semanas, que acompaña a las actuaciones, pero son sabedores de su necesidad. Las imágenes anexas son de esta misma semana que finaliza hoy.

En esta fase se ha levantado la vía en diez tramos -miden cada uno entre unos 200 a unos 1.300 metros- que suman un total de 5,3 de los 12,8 km, que hay desde donde se producirá la unión del ramal de alta velocidad, en Taboadela, al puente sobre el río Miño en el lado de la Estación. En ellos se rebajó la cota de la plataforma, desde los 20 a los 96 centímetros, y se saneó con nuevo balasto. Pero no se aprovechó, por falta de tiempo, para implantar las traviesas mixtas aptas para el ancho estándar y el ibérico a la vez. Se realizará por las noches a lo largo del presente año.

Lo mismo sucederá con otras actuaciones como la electrificación del trazado, o el cableado de las comunicaciones y control de seguridad Ertms, cuestiones que se irán instalando también de día mientras pasan los trenes, de ahí que exista la limitación de velocidad. La previsión es hacer otro corte de circulación ferroviaria en el otoño, con objeto de colgar la catenaria antes del final de estas obras de adaptación, previsto en el primer trimestre de 2020.

 


AVANCES EN LA MONTAÑA. Mientras, en el tramo Zamora-Pedralba continuarán efectuándose las pruebas técnicas hasta finales de año, el trazado que falta entre la comarca de Sanabria y Taboadela avanza hacia su conclusión en la plataforma de vía.

Los últimos trabajos en ejecución son concluir los dobles viaductos de Teixeiras (529 metros de largo y 98 de alto) en Laza, y de Tuela (308 de longitud y 72 hasta el suelo en su punto central), en Lubián. Ya están acabados los tableros de la vía derecha y falta poco en sus paralelos. Pero quedan detalles en otros puentes menores y el revestimiento en túneles.

Lo siguiente es comenzar todo el proceso de la instalación de la superestructura (balasto, traviesas, carriles...), que será precedido por la construcción de las bases de montaje de vía de Vilavella, en A Mezquita, municipio limítrofe con Castilla y Léon, y la provisional de Meamán en Baños de Molgas, que precisarán una conexión con la actual vía convencional para recibir el material.

En paralelo también se trabajará, desde el verano inminente, en las bases de sustentación de los postes de la catenaria, para pasar a la fase de instalación del cableado tanto del telemando de energía eléctrica como de comunicaciones, señalización de vía y gestión de tráfico y seguridad Ertms con el respaldo del Asfa Digital. Unas acciones que deben concluir en la primavera de 2020 para iniciar las pruebas técnicas.