El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

"Para nosotros fue un salario menos al año"

En la clínica Teovet, en Cacheiras, ellos asumieron la subida del IVA para que los clientes no la notaran // Dejaron de ingresar más de 10.000 euros anuales texto Salomé Barba

26.12.2018 
A- A+

Son cuatro veterinarios y dos auxiliares los que trabajan actualmente en la clínica Teovet, situada en Cacheiras, en el concello de Teo, vecino a Compostela. Sin embargo no siempre fue así. Uno de los socios propietarios de la clínica, María Alonso, explica que la crisis en el sector viene de antes y "encima la subida del IVA en 2012" fue como la puntilla a una situación de descenso de ingresos que ya tenían.

Ellos decidieron no repercutir en el cliente el paso del 10 al 21 % del IVA así que "tuvimos menos ingresos pero no porque la gente viniera menos a consulta sino porque ese once por ciento de más lo asumimos nosotros". Con ese panorama, para estos veterinarios de Teo todos los cambios en el impuesto "supusieron un salario menos al año", es decir, "la pérdida de un puesto de trabajo de un veterinario". Abrieron en 2001, y antes de 2012 eran 5 veterinarios; ahora, solo 4. María afirma que "ese 11 % que comenzamos a pagar desde la clínica fueron más de 10.000 euros de nuestro bolsillo", o lo que es lo mismo, dejaron de ingresarlos. Una caída considerable para un establecimiento de sus características.

En general, en Galicia las clínicas veterinarias asumieron el alza del impuesto, explican desde Teovet, aunque conocen algunos casos que sí subieron el precio de las consultas. Explica que sus clientes siguieron siendo fieles, y que si en algún momento dejaron de ir fue "por su propia economía personal", por la crisis económica en general. De hecho, María comenta que notaron que algunas personas esperaban, en vez de acudir en el momento, y llevaban a su mascota "a consulta, por ejemplo al día 5 del mes", y en muchos casos la situación ya había empeorado mucho.

"No sé si el Estado consiguió recaudar más con la subida del IVA -denuncia Alonso-, pero lo que sí consiguió es que ahora haya menos gente trabajando". Y la de su clínica es la misma situación que la de muchos otros compañeros de profesión; en la mayoría de los casos "los profesionales trabajamos más horas para asumir el incremento de gasto que nos supuso pagar la subida" del impuesto. Si finalmente se prueba el proyecto de Presupuestos para 2019 donde está recogido el paso del 21 al 10 %, "en Teovet como no subimos los precios en 2012 tampoco ahora podemos bajarlos. Quizá se note en otras cosas, pero en las consultas, no", asegura María, y se pregunta si las grandes clínicas que si repercutieron el IVA ahora bajarán los precios.

María Alonso remata diciendo que a unos servicios sanitarios como los que ellos prestan "es una injusticia que a nosotros, que somos garantes también de la sanidad humana -recuerda que los veterinarios hacen de manera privada campañas para lograr la vacunación de la rabia, una enfermedad muy grave que se contagia a humanos, sin ayudas de la Administración, y su trabajo con desparasitaciones y vacunas impide epidemias-, se nos aplique el IVA de productos de lujo y se nos trate como si fuéramos puramente empresarios que estamos para enriquecernos". "Y ya no entro en considerar si los animales de compañía suponen un bienestar o no para las familias con las que conviven...", remata.