El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

Galicia critica por incompletas y llegar tarde las entregas a cuenta

Luz verde del Congreso a los pagos con las mensualidades hasta final de año // La ministra Montero niega el "chantaje" que le atribuye toda la oposición

La ministra Montero escucha a la diputada de Vox Macarena Olano - FOTO: Paco Campos/Efe
La ministra Montero escucha a la diputada de Vox Macarena Olano - FOTO: Paco Campos/Efe

ALBERTO VIDAL SANTIAGO   | 23.10.2019 
A- A+

Insatisfacción en Galicia pese a la aprobación por parte de la Diputación Permanente del Congreso de los Diputados de más fondos para las comunidades autónomas. La Xunta censuró ayer que el pago de las actualizaciones de entregas a cuenta "llega muy tarde y no llega completo", y advirtió de que "siguen faltando más de 300 millones de euros" en el caso concreto de Galicia.

Así lo trasladó el vicepresidente del gobierno gallego, Alfonso Rueda, durante un acto en Vigo, a preguntas de los medios sobre la convalidación del decreto que le permite al Gobierno central abonar esos pagos. "Si se confirma que se va a hacer una parte del pago, se confirmará también que le siguen debiendo a Galicia más de la mitad de lo que reclama", apostilló.

Rueda afirmó que ese dinero "es bienvenido pero ni mucho menos es suficiente". Según añadió, "llega muy tarde y no llega completo" porque "siguen faltando más de 300 millones, que son de los gallegos, están recaudados por el Estado y están siendo retenidos sin ninguna razón".

El número dos de la Administración gallega constató que "no había ninguna razón para no pagar" y, por tanto, "no hay ninguna razón para pagar de modo incompleto". "Nos siguen debiendo mucho dinero, un dinero que necesitamos", sentenció.

Reaccionaba así ante el hecho de que la Diputación Permanente del Congreso respaldó ayer el pago a las comunidades y las entidades locales de la actualización de las entregas a cuenta del sistema de financiación de 2019. Durante el debate, eso sí, toda la oposición criticó la gestión de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, por haber retrasado hasta este momento preelectoral el pago cuando, para la mayoría, podía haberlo hecho antes. La iniciativa fue aprobada casi por unanimidad, con la única abstención de EH Bildu. Vox, que había anunciado su voto en contra, no participó en el debate ni en la votación en protesta por la expulsión de la Diputación Permanente de su secretaria general, Macarena Olona, tras una discusión con la presidenta del Congreso por los asientos que debía ocupar Vox y por Cataluña.

Montero defendió ante la Diputación Permanente el real decreto aprobado el pasado viernes por el Consejo de Ministros para abonar a las comunidades 4.682 millones y a las entidades locales, 821 millones de euros. Los pagos se realizarán junto a las transferencias mensuales del sistema de financiación hasta final de año.

La titular de Hacienda negó el "chantaje" del que le ha acusado la oposición.Relató que la Abogacía del Estado le explicó en agosto -"y probablemente era lo correcto"- que transferir los fondos entonces podía condicionar la actuación de un gobierno entrante, que aún se estaba negociando. "Había fecha límite hasta el 23 de septiembre y ese nuevo gobierno podía hacer un planteamiento sobre esta materia", dijo.

Sin embargo, convocadas las elecciones generales de noviembre liberar estos fondos ya no condiciona a un nuevo Ejecutivo "que no tendría capacidad operativa", agregó María Jesús Montero. No pagar, sin embargo, pone en apuros a las autonomías, cuyas tesorerías supervisa Hacienda, lo que permitió justificar la "urgente necesidad" de esta medida y su aprobación por un Gobierno central en funciones.

Oposición Por el Partido Popular, Mario Garcés acusó a la ministra socialista de haber protagonizado actos teatrales en este asunto y de haber perdido credibilidad. Censuró el parlamentario conservador entre otros aspectos que se alegue que haber pagado antes podía condicionar una decisión de un futuro gobierno, cuando se supone que se trata de aplicar una "fórmula" del sistema de financiación.

Marcos de Quinto, representante de Ciudadanos calificó el decreto de "parche" y censuró la "hipocresía" y "ventajismo político" que a su juicio demostró el Gobierno, pero apoyó que se transfiera estos fondos necesarios para las comunidades autónomas y las entidades locales.

Por Unidas Podem, el coruñés Antón Gómez-Reino acusó al bipartidismo de haber jugado siempre con el dinero "de todos" y advertió al PSOE de que no le facilitó el Gobierno "para que emplearan Hacienda como dispositivo de partido". Del Grupo Mixto, Joan Baldoví, representante de Compromís bromeó con que las elecciones provocan "milagros" sobre medidas que hace dos meses eran imposible.

No hay regañina de Bruselas

La responsable de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, aseguró en el Congreso que la carta de la Comisión Europea advirtiendo de la desviación del déficit para el próximo año "no es una regañina", sino que "es lo que cabe esperar" con unos Presupuestos prorrogados y a "políticas constantes", por lo que espera cuadrar los objetivos comprometidos con unos nuevos Presupuestos para 2020. "No es una regañina, sino la constatación de que, en efecto, este país necesita Presupuestos y, para ello, necesita un Gobierno a pleno rendimiento que pueda trabajar. Y eso es lo que constata la carta", afirmó la ministra en declaraciones a los medios.