El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

Galicia inaugura su primer parque arqueológico de referencia mundial

Con casi 100 petroglifos de más de 4.000 años, Campo Lameiro aspira a convertirse en la Altamira gallega //Hoy abrirá sus puertas al público 15 años después de que comenzase la gestación del proyecto

07.07.2011 
A- A+

Ramón Escuredo
El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y el resto de autoridades durante su recorrido por el parque
FOTO: Ramón Escuredo

Con casi 100 petroglifos de más de 4.000 años de historia y 22 hectáreas de extensión, el Parque Arqueólogico de Campo Lameiro (Pontevedra) abrirá hoy sus puertas al público destinado a convertirse e una de las referencias internacionales del arte rupestre. El proyecto, que empezó a gestarse ya en 1995 fue inaugurado oficialmente ayer por el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y el secretario general de Relaciones Institucionales del Ministerio de Fomento, Fernando Puig de la Bellacasa.

El parque de Campo Lameiro, según destacó Feijóo, es el primer paso de la Rede Galega de Patrimonio Arqueolóxico. En ella se integrarán que cuando estén finalizados el Parque do Megalitismo da Costa da Morte, el de Cultura Castrexa de San Cibrao de Las, y el Parque da Romanización de Lugo. "Todos ellos darán fe de que Galicia posee una prehistoria que la acredita como cuna de nuestra civilización", señaló el presidente.

El conjunto de petroglifos de Campo Lameiro es uno de los más grandes del continente europeo y el mayor del noroeste peninsular. El parque tendrá a partir de ahora una triple vocación, la investigación, la conservación y la difusión al público de la riqueza del arte rupestre gallego. Cuando se iniciaron los trabajos para su creación, los arqueólogos tenían localizados un total de 40 petroglifos, pero hoy son ya casi 100 las rocas con gravados que han sido descubiertas. "Seguirán apareciendo a medida que vayamos investigando", subrayó ayer el director del parque, José Manuel Rey García, que ayer ofreció una visita guiada por las instalaciones a las autoridades.

Un centro de interpretación y documentación constituye el punto de entrada en el parque. Con una superficie de 3.500 metros cuadrados y diseñado como un bloque pétreo para adaptarlo en el entorno, el edificio cuenta con dos plantas. La primera se dedica al espacio expositivo en el que se intenta explicar al visitante cómo era la vida en la Edad del Bronce, el momento de la prehistoria en la que se realizaron los petroglifos de Campo Lameiro. El segundo piso albergará las dependencias administrativas y los espacios dedicados a la investigación y documentación, el archivo, laboratorio y salas para los investigadores y para la realización de seminarios.

Pero el punto de mayor relevancia histórico-artístico, se encuentra en el exterior. El parque consta de 21,8 hectáreas de terreno de titularidad pública que recogen una importante muestra del arte rupestre. La zona tuvo que ser limpiada de matorrales, tojos y eucaliptos que ocupaban buena parte del terreno. Ahora el paseo por el área arqueológica se realiza por una red de senderos acondicionados y pasarelas de madera. En las piedras señalizadas aparecen gravados de formas geométricas o figurativas que recrean escenas de monta o de caza. Uno de los más importantes "por su valor plástico" es el de A Laxe dos Carballos, según explicó ayer el director del parque, José Manuel Rey García. En él puede verse un gran ciervo con lanzas clavadas en el lomo exactamente iguales a las lanzas de la época encontradas en las prospecciones arqueológicas. Además de los petroglifos, el parque cuenta con la recreación de un poblado típico de la Edad del Bronce con la que se pretende acercar al visitante la vida cotidiana en la prehistoria.

 

RECLAMO TURÍSTICO. El coste total del parque se acerca a los nueve millones de euros, de los que 5,2 se destinaron al centro de interpretación que fue sufragado por la Xunta de Galicia y el Ministerio de Fomento. El parque está llamado a convertirse en un importante reclamo turístico, una especie de Altamira gallega. En declaraciones a los medios, el conselleiro de Cultura, Roberto Varela, explicó que su departamento ya trabaja en la promoción del parque. "Es una oportunidad de futuro" para aumentar la calidad de vida de los aproximadamente 2.000 habitantes de Campo Lameiro, subrayó ayer el alcalde de la localidad, Julio Sayáns en la inauguración. Tras la apertura del parque, Sayáns se marcó un nuevo objetivo, "conseguir el reconocimiento de los petroglifos de Campo Lameiro como patrimonio de la humanidad". En su intervención, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo resaltó que la estructura del parque "refleja un esfuerzo para combinar el interés del especialista con la expectativa del profano". Feijóo resaltó que Campo Lameiro es un ejemplo de que "Galicia sabe cuidar sus herencias, enriquecerlas y transmitirlas" y mostró su agradecimiento por los hombres y mujeres anóminas que han luchado para mantenerlas.

. El coste total del parque se acerca a los nueve millones de euros, de los que 5,2 se destinaron al centro de interpretación que fue sufragado por la Xunta de Galicia y el Ministerio de Fomento. El parque está llamado a convertirse en un importante reclamo turístico, una especie de Altamira gallega. En declaraciones a los medios, el conselleiro de Cultura, Roberto Varela, explicó que su departamento ya trabaja en la promoción del parque. "Es una oportunidad de futuro" para aumentar la calidad de vida de los aproximadamente 2.000 habitantes de Campo Lameiro, subrayó ayer el alcalde de la localidad, Julio Sayáns en la inauguración. Tras la apertura del parque, Sayáns se marcó un nuevo objetivo, "conseguir el reconocimiento de los petroglifos de Campo Lameiro como patrimonio de la humanidad". En su intervención, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo resaltó que la estructura del parque "refleja un esfuerzo para combinar el interés del especialista con la expectativa del profano". Feijóo resaltó que Campo Lameiro es un ejemplo de que "Galicia sabe cuidar sus herencias, enriquecerlas y transmitirlas" y mostró su agradecimiento por los hombres y mujeres anóminas que han luchado para mantenerlas.

Los datos

Visitas.
Aunque los vecinos de Campo Lameiro pudieron recorrer los caminos repletos de petroglifos ya el pasado día 30 de abril, el parque arqueológico abrirá hoy oficialmente sus puertas al público general. En temporada alta, del 15 de junio al 31 de agosto, las instalaciones podrán visitarse entre las 10.00 horas y las 20.00 horas de lunes a domingo. Además habrá una visita nocturna de 20.00 a 24.00 horas. Cuando finalice el verano el horario se limitará de martes a domingo entre las 10.00 y las 18.00. El precio será de seis euros.

Actividades.
Además de la visita al centro de interpretación y a los petroglifos por libre, el parque ha previsto también la posibilidad de realizar visitas guiadas para grupos. Los interesados pueden obtener más información en la página web www.para.es. Además está previsto la realización de talleres y otro tipo de actividades para conseguir una mayor inmersión en la Edad del Bronce.

Gestión. 
La dirección de las actividades  de investigación y documentación, la labor más científica del proyecto,  dependerán de la Consellería de Cultura. Sin embargo, la explotación del parque, la gestión de las visitas y los talleres ha sido adjudicada en concurso público a la empresa sevillana Ingeniaqed.

Caminos.
El Parque de Campo Lameiro y las áreas arqueológicas pontevedresas da Caeira (Poio), Tourón (Ponte Caldelas) y los petroglifos de Mogor (Marín) forman parte del proyecto Camiños de Arte Rupestre, junto a otras cien áreas europeas de gran interés científico, cultural y artístico.

Ruta.
En el entorno del parque es posible visitar otros conjuntos rupestres que fueron acondicionados para facilitar el acceso al público: Campo de Matabois, Outeiro do Pan Trigo, Rotea de Mendo y Chan da Lagoa, en el municipio de Campo Lameiro, y el de Fentáns en Cotobade. Además también existen yacimientos de otras épocas, como el castro de Penalba, y una interesante arquitectura civil y religiosa en las localidades inmediatas.

Cidade da Cultura. 
El conselleiro de Cultura, Roberto Varela, expresó ayer su deseo de que el Parque Arqueológico Rupestre de Campo Lameiro esté interconectado con la compostelana Cidade  da Cultura. Varela consideró que de alguna manera el legado de la Edad del Bronce estará presente en la exposición Gallaecia Petrea con la que se inaugurará el Museo de Galicia del Gaiás.

Petroglifos: un misterio sin descubrir

Las formas geométricas o figurativas que recogen los petroglifos del parque de Campo Lameiro aparecen también labradas en piedra de países como Australia, Egipto, Estados Unidos o Francia. En un vídeo del centro de interpretación del parque arqueológico se explica que a día de hoy no hay una teoría clara sobre su significado. Algunas hipótesis apuntan que podrían ser visiones mágicas, representaciones del poder de los guerreros o exaltaciones de la caza. 

5,2

Millones Costó el centro de interpretación del parque que fue financiado por la Xunta y Fomento

Red Gallega de Patrimonio Arqueológico

Atraer al visitante y acercarlo a su antepasado a través del arte. Este es el objetivo principal del parque rupestre de Campo Lameiro. Su apertura al público supone el primer paso de la Red Gallega de Patrimonio Arqueológico, que intentará dar a conocer otras épocas históricas. Estará compuesta por otros tres parques: el del megalitismo de la Costa da Morte, el de la Cultura Castrexa de San Cibrao de Las y el de la romanización de Lugo.