El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

Galicia pide cinco años de estabilidad en la tarifa eléctrica para salvar Alcoa

Feijóo llevará esta propuesta a la reunión que mantendrá hoy con responsables del Gobierno // La Cámara exige que se retire el ERE extintivo en A Coruña

Representantes de los trabajadores de Alcoa, en A Coruña, siguieron el Pleno en la tribuna de Parlamento - FOTO: AGN
Representantes de los trabajadores de Alcoa, en A Coruña, siguieron el Pleno en la tribuna de Parlamento - FOTO: AGN

ROI RODRÍGUEZ SANTIAGO   | 08.11.2018 
A- A+

A sabiendas de que el sentimentalismo no será suficiente para que Alcoa se eche atrás en su decisión de cerrar las plantas de A Coruña y Avilés, movimiento que dejaría a unos 700 trabajadores en la calle, la Xunta presentará hoy al Gobierno central una propuesta "concreta" para hacer más atractiva la estancia en España del gigante norteamericano del aluminio.

La idea que se pondrá encima de la mesa, como avanzó ayer el presidente Alberto Núñez Feijóo durante la sesión de control a su Ejecutivo celebrada en el Pazo do Hórreo -en presencia de una representación de la plantilla en la tribuna de invitados-, es la de impulsar una tarifa energética "estable" para las industrias electrointensivas, "como mínimo para cinco anos", puntualizó.

"Se non hai un marco mínimamente estable, as empresas teñen moitas coartadas para marchar de Galicia e de España", advirtió, un día antes de desplazarse a Madrid, junto con el presidente del Principado de Asturias, el socialista Javier Fernández, para reunirse con las ministras de Industria y Transición Ecológica -Reyes Maroto y Teresa Ribera, respectivamente-, de cara a analizar qué actuaciones se pueden llevar a cabo para evitar el cierre de las dos factorías.

"Non cambiarei de opinión. Non o fixen cando gobernaba o PP e non o farei co PSOE. Defenderemos a resolución aprobada por unanimidade neste Parlamento; hai que plantexarlle a Alcoa que ten que retirar o ERE, e negociar; e o Goberno debe activar unha tarifa estable", subrayó el titular de la Xunta, en un intenso debate con la nacionalista Ana Pontón, quien proclamó que el BNG está "en pe de guerra" al lado de los trabajadores.

Pontón calificó de "indignante" que, en una comunidad como Galicia, que produce energía "a esgalla", haya situaciones de "pobreza enerxética" o 400 trabajadores de la planta de Alcoa "estean na picota" porque la Xunta no haya tenido la "valentía" de defender "unha rebaixa na tarifa enerxética".

La portavoz nacional del Bloque defendió la necesidad de mantener la producción de aluminio y el empleo en la planta de A Coruña "con ou sen Alcoa" y reprochó al mandatario que no se haya constituido una mesa de diálogo con sindicatos, partidos y Xunta para defender ante el Gobierno y la empresa "unha posición de país".

En cualquier caso, insistió en que la multinacional debe retirar el ERE "ilegal", ya que "con esa presión non se pode negociar", y apeló a poner en marcha soluciones "valientes" entre las que citó que el Gobierno, a través de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), rescate la planta herculina, una propuesta "legal e necesaria" que Núñez Feijóo podría trasladar a las ministras.

La Xunta, replicó el presidente, está "do lado dos traballadores de Alcoa desde que tomóu posesión". Además, precisó que el problema no es nuevo y advirtó de que él mismo trasladó en julio al presidente Sánchez las "dificultades ante a falta de concreción da interrumpibilidade e de non activar os 150 millóns consignados nos presupostos".

En este punto, el presidente lanzó un dardo al BNG incidiendo en que, a diferencia de los nacionalistas, su Ejecutivo se preocupa "por todos os traballadores" y no hace "distincións" acerca de si la empresa en cuestión es Alcoa, Elnosa, Ence o Reganosa. "Nós cremos que todas as empresas que cumpren a normativa teñen dereito a seguir en Galicia e preocupámonos por todas as familias", recalcó, mientras que la diputada nacionalista le reprochó que solo se preocupe de "buscar a quen pode responsabilizar" de la situación de Alcoa.

Posición unánime. Este cara a cara sobre la situación de las factorías de Alcoa tuvo lugar el mismo día en que el pleno del Parlamento respaldó de forma unánime una proposición no de ley que recoge las demandas planteadas por el comité de empresa de la planta herculina para evitar el cierre, ante el ERE extintivo que supondría el despido de 369 operarios directos en la ciudad.

La proposición no de ley presentada por el Partido Socialista de Galicia, que incluye las seis demandas planteadas por el comité, entre ellas la retirada del ERE extintivo, recibió el apoyo del PP, En Marea y BNG, después de que los socialistas presentasen una autoenmienda en la que se incidía solo en las peticiones laborales, con el objetivo de buscar una "posición común no partidista".

El acuerdo unánime se produjo horas antes del encuentro entre los presidentes de la Xunta y del Gobierno de Asturias con las ministras de Industria y Transición Ecológica para abordar la problemática. Una reunión en la que también estarán presentes la alcaldesa de Avilés, María Virtudes Monteserín, y el regidor herculino, Xulio Ferreiro, que ayer trasladó su compromiso al comité de la factoría coruñesa de "ser a voz das e dos traballadores". "É necesario que se defina unha postura común de actuación", incidió Ferreiro en María Pita de cara a la cita en Madrid.

Valentía para evitar el cierre
Los trabajadores de Alcoa en A Coruña, presentes ayer en el Pleno del Parlamento, reclaman un "Gobierno valiente" que evite el cierre de la factoría y la destrucción de cerca de 369 empleos directos. Al término de la sesión de control, Miguel Conde, representante de Comisiones Obreras, reiteró, en declaraciones a Europa Press, su demanda al Gobierno de que rechace el ERE extintivo, al entender que se trata de "un proceso ilegal" en el que no se cumplieron "ni plazos ni procesos". Conde remarcó que, cuando "apenas quedan 14 días" para que concluya el proceso, desde el ámbito laboral se insiste en reclamar la "continuidad de la planta", al entender que es "rentable" y se exige que si la multinacional norteamericana no quiere continuar con la actividad de las factorías de A Coruña y Avilés proceda a su venta.