El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

Galicia roza 216.000 horas extra que no se pagan y que equivalen a 5.400 empleos

Sin abonar el 53 % del trabajo que excede la jornada // Industria, administración, banca, comercio y hostelería están a la cabeza

REDACCIÓN  | 12.07.2019 
A- A+

Comisiones Obreras alertó ayer tanto de una precariedad laboral que no da tregua en Galicia, castigando especialmente a las mujeres y a los jóvenes, como del alto número de horas extraordinarias no remuneradas en la comunidad, práctica ilícita que torpedea la creación de empleo.


La secretaria de Emprego de CCOO, Maica Bouza, y la economista del sindicato, Silvia Parga, advertían ayer de que en el primer trimestre se trabajaron en la autonomía 409.000 horas extras y que el 53 % de ellas, casi 216.000, no se pagaron. Calcula Parga que esta cifra equivaldría “a 5.400 puestos de trabajo de 40 horas semanales”. El perfil de trabajador afectado por esta práctica es el de un hombre de entre 35 y 44 años ocupado en servicios.


Se escamotearon más horas en el primer trimestre en la industria manufacturera, con 49.800 frente a 45.100 abonadas. El mundo de la información, banca, seguros e inmobiliarias suma 44.500 en negro, frente a las 16.600 legales. En el comercio se dan 35.300 ilícitas frente a las 18.000 declaradas y abonadas. En el mundo energético hay 19.300 no pagadas frente a muchas más, 31.800, que sí se apoquinan, mientras en hostelería figuran 19.100 en A, frente a 18.200 en B.


Tampoco se libra la Administración pública y defensa, pues el 73,5 % de las 18.500 extras totales, 13.600 no se abonan.


Indicó ayer Bouza sobre la descafeinada obligación de fichar para controlar los horarios y aflorar estas prácticas que, al no existir directrices para la Inspección de Trabajo similares a las que Hacienda marca a la Agencia Tributaria en materia impositiva, les tocará estar vigilantes. “A norma queda coxa”, alegó.


En la presentación del informe puso de manifiesto que para CCOO “a precariedade laboral non é unha opción” e instó a la Xunta a “non se resignar” y dar por bueno un engañoso aumento del empleo, pues es a costa de su degradación.


“Así é imposible crear un proxecto de vida e de traballo neste país”, según Bouza, que censuró el plan de dinamización demográfica autonómico porque centrarse solo en temas reproductivos y no incluir medidas por la calidad del empleo y la vivienda accesible. Proponen un plan de choque que ataje la “precariedade galopante” en mujeres y jóvenes, condenados a las mayores tasas de paro y al empleo a tiempo parcial y temporal.

 

DATOS

Récord a tiempo parcial. Al cierre de marzo había 1.080.200 gallegos ocupados, 97.400 más que en 2015. El 14,8 % de ellos a jornada parcial, que es el mayor porcentaje desde que hace cinco años comenzó a recuperarse el empleo. El 56 % lo acepta a regañadientes.

Rotación laboral. Está en máximos: el año pasado cada empleado temporal firmó 4,3 contratos de media.

Caída de activos. Alerta CCOO de que se esfumaron 127.500 jóvenes gallegos en edad laboral y que en el 32 % de los hogares, 349.500, no hay activos. Máximo histórico.

Demandas. Junto al plan de choque para jóvenes y mujeres pide también CCOO una Lei de emprego de Galicia y reformar el servicio público de colocación; o limitar y reordenar bonificaciones a la contratación, y que empresas que las reciban no puedan tener más del 20 % de eventualidad, entre otras actuaciones.