El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

Galicia será un referente en la lucha contra el plástico con la nueva ley de residuos

Las multas por suelos contaminados podrán alcanzar los 1,75 millones de euros

FOTO: Efe
FOTO: Efe

E.P. SANTIAGO  | 13.12.2019 
A- A+

Galicia quiere situarse "a la cabeza" de las regiones europeas en adaptar e integrar su normativa al contenido de la directiva de la UE en materia de plásticos. El objetivo es ser "referente" en la lucha contra el plástico de un solo uso y contra el desperdicio alimentario.

En esta línea, el Gobierno autonómico dio ayer luz verde, para su envío al Parlamento, a la futura ley de residuos, cuyos detalles más destacados desgranaron el presidente Feijóo y la conselleira de Medio Ambiente, Ángeles Vázquez.

El texto incluye nuevas tipificaciones y sanciones para suelos contaminados, que pueden alcanzar los 1,75 millones de euros, a las que se enfrentarían empresas que se instalen y no hagan un tratamiento adecuado, señalaron.

Tras una reunión que también dio el visto bueno a la Estratexia Galega de Economía Circular, Vázquez destacó que la ley priorizará la reutilización y reparación de materiales que se convierten en residuos para darles una segunda oportunidad a través de la reparación.

Por primera vez, se fijan objetivos y medidas para incrementar progresivamente los residuos domésticos y comerciales destinados a la reutilización y al reciclaje de las fracciones de papel, metales, vidrio, plástico, biorresiduos y otros susceptibles de ser preparados para la reutilización. En su conjunto, deberán lograr un mínimo de un 55 % en peso para 2025.

Una de las novedades son los programas de compostaje doméstico y comunitario, que se regularán por primera vez de forma específica. Otra novedad del texto legislativo es la instauración, por parte de los ayuntamientos, de la recogida separada de los biorresiduos a final de 2023 y de los residuos textiles y residuos peligrosos de origen doméstico un año después.

Vázquez también avanzó la intención de reducir drásticamente el plástico de un solo uso, así como el desperdicio alimentario. La ley se adapta así al contenido de las directrices marco y de la senda iniciada por Europa, que prohíbe la entrega gratuita de bolsas de plástico o de un solo uso, así como la vajilla de un solo uso.