El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

Psiquiatra y director de la unidad de Tratamiento de Alcoholismo de Ourense

Gerardo Florez: "Si el consumo de alcohol fuera cero, el 50 % de violencia familiar no existiría"

Con motivo del 55 aniversario de Al-Anon en España –que cuenta con cinco grupos de apoyo a familiares de alcohólicos en Galicia–, el especialista en alcoholismo del Sergas en Ourense explica que esta adicción genera un riesgo claro al resto de miembros de la familia y defiende la intervención de apoyo con ellos como muy útil también para el enfermo

Gerardo Florez, Psiquiatra y director de la unidad de Tratamiento de Alcoholismo de Ourense - FOTO: Cedida
Gerardo Florez, Psiquiatra y director de la unidad de Tratamiento de Alcoholismo de Ourense - FOTO: Cedida

CLARA ESPIÑO - SANTIAGO   | 06.11.2018 
A- A+

¿En qué medida cree que la familia está afectada si en su seno tiene un miembro alcohólico?

Aunque debe analizarse cada familia en particular, en líneas generales podemos indicar que cuando un miembro de la familia presenta un consumo abusivo o excesivo de alcohol hay una alta probabilidad de que las dinámicas de interacción familiar estén afectadas. El miembro de la familia afectado por la adicción al alcohol no podrá asumir de forma completa sus funciones, sean de tipo empático/afectivo o de cuidado parental.

¿Cómo afecta al desarrollo evolutivo y emocional criarse en un hogar afectado por alcoholismo?

De nuevo es difícil generalizar y habría que analizar cada familia por separado. De forma global, los estudios indican que existe un riesgo claro. Si la adicción al alcohol de uno de los adultos genera una situación de conflicto y/o violencia se generará un estrés que afectará al desarrollo emocional de los niños, el riesgo de que desarrollen un apego inseguro y distintos trastornos mentales se eleva. Si no se produce esa situación de conflicto y violencia o si los menores pueden permanecer ajenos a ella, cosa difícil, es más probable que se observen déficits por negligencia. La integración social, por fallos emocionales y ejecutivos, es un riesgo que presentarán estos niños.

¿Qué porcentaje de familias en Galicia pueden estar afectadas por el alcoholismo de uno de sus miembros?

Se estima que el abuso y la dependencia al alcohol afecta a un 2-5 % de los adultos gallegos, por ello podemos inferir que entre un 2 a un 5 % de las familias gallegas se verán afectadas. Se trata, por lo tanto, de un problema muy prevalente.

¿Qué probabilidad hay de que los hijos de alcohólicos desarrollen esta enfermedad?

Existe un riesgo genético que aumenta el riesgo de forma basal. Por otro lado, toda persona que durante su infancia y adolescencia ha estado expuesta a situaciones estresantes sostenidas en el tiempo presenta un riesgo más elevado de desarrollar una a­dicción.

¿Qué hace que un familiar anteponga su bienestar personal al del enfermo alcohólico?

En este caso el familiar responde a esquemas de pensamiento -emoción-, conductas que se relacionan con el cuidado y la fidelidad hacia el enfermo. Es muy probable que el familiar reconozca la presencia de una enfermedad o problema, pero su respuesta ante el mismo es más de sumisión ante la enfermedad que de una respuesta empática en que se busca activamente una solución, aunque las dos opciones no son totalmente excluyentes.

¿Por qué a los familiares les resulta tan difícil reconocer que están enfermos y necesitan ayuda?

El alcohol es el tóxico social por excelencia, se supone que los miembros adultos de nuestra sociedad deben conocerlo y consumirlo sin descontrolarse. El descontrol que genera la adicción al alcohol es muy estigmatizante y los familiares tienden a ignorarlo, algo que también hace nuestra sociedad en general.

¿Por qué muchos se sienten culpables del comportamiento y del consumo del familiar?

Como ya comentaba antes, un patrón de respuesta de simpatía y lealtad hacia el enfermo adicto al alcohol puede generar una situación familiar en la que los miembros no adictos asuman que el paciente adicto no es competente para controlar su conducta y ellos deben hacerlo. De esa forma asumen la responsabilidad del comportamiento y consumo del adicto al alcohol.

En muchas ocasiones los profesionales recurren a los familiares como red de apoyo al alcohólico, ¿se detecta cuando son los familiares los que necesitan apoyo?

No siempre, depende de la competencia y tiempo del que disponga el profesional para valorar la situación familiar. Como regla general los profesionales debemos asumir que todas las familias tienen dificultades en esta situación y precisan de apoyo.

¿En qué porcentaje está relacionado la violencia en el ámbito familiar y el alcoholismo?

Por desgracia la relación es muy intensa. Si el consumo de alcohol en nuestro país fuera cero, el 40-50 % de los casos de violencia familiar no existirían.

¿Mantener una relación familiar de negación, proteccionismo, fiscalización, chantaje o rechazo puede impedir que el enfermo busque ayuda?

Si los familiares utilizan estas estrategias suelen cronificar el problema. Precisan de una actitud empática a través de la cual aceptan la existencia del problema y a la vez la necesidad de buscar una solución al mismo.

¿Por qué resulta tan difícil hablar del tema con amigos y otros familiares?

De nuevo el estigma a la pérdida de control ante el consumo de alcohol genera esta dificultad.

¿Cree que una persona que ha conseguido la serenidad, incluso a pesar de que su familiar siga consumiendo, puede con su experiencia ser de utilidad a otras?

Sin duda, puede transmitir las estrategias aprendidas a otras familias que las necesiten.

¿Piensa que un grupo de ayuda mutua como Al-Anon puede ser complementario a otras terapias, ayudando al equilibrio familiar y también al alcohólico?

Sí, las intervenciones de apoyo familiar pueden ser un recurso complementario muy útil.

"Entre un 2 y un 5 % de las familias gallegas están afectadas por tener un alcohólico" // "Situaciones estresantes sostenidas en el tiempo en infancia y adolescencia aumentan el riesgo de desarrollar una adicción"

TRAYECTORIA

TÍTULOS. Licenciado en Medicina y Cirugía (1998) y doctor en Medicina y Cirugía (2007; Premio Extraordinario de Doctorado) por la Universidad de Oviedo. Entre la formación más relevante de posgrado destaca que es especialista en Psiquiatría (Sergas, 2003).

CARGOS. Fue director de la unidad de Conductas Adictivas de Ourense, integrada en el Complejo Hospitalario Universitario de Ourense, de 2008 a 2015. En la actualidad, es el director clínico de la unidad de Tratamiento del Alcoholismo, Tabaquismo y Juego Patológico. Es el secretario nacional de Sociodrogalcohol

INVESTIGACIONES. La temática de sus principales investigaciones es la dependencia al alcohol, otras adicciones y patología psiquiátrica co-mórbida, y el trastorno psicopático y antisocial de la personalidad.