El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

El gran dron salvavidas de Ferrol, entre los tres mejores del mundo

El equipo de la Escuela Universitaria de Diseño Industrial queda tercero en el Drones for Good // Las chicas de la EUDI prologan la estancia en Dubái, invitadas por el concurso // Su dispositivo para el transporte de órganos supera incluso a un proyecto de la NASA

Tays, Susana, Macarena y Andrea, con el profesor Eduardo y el piloto del dron. Foto:  - FOTO: Equipo Drone for Life
Tays, Susana, Macarena y Andrea, con el profesor Eduardo y el piloto del dron. Foto: - FOTO: Equipo Drone for Life

PATRICIA HERMIDA FERROL   | 08.02.2015 
A- A+

Toda revolución debe empezar por las mujeres. Y así lo han demostrado las cuatro componentes del equipo Drone for Life en Dubái. Todas unas campeonas que han colocado su dron salvalvidas entre los tres mejores del mundo. El grupo de la Escuela Universitaria de Diseño Industrial de Ferrol aupó su dispositivo al tercer puesto dentro del concurso Drones for Good: una tremenda medalla de bronce que sabe a gloria. Sobre todo porque demuestra el poderío de las universidades públicas gallegas. El único equipo en la competición formado por mujeres estudiantes, en un país musulmán como los Emiratos Árabes, ha provocado un terremoto mediático. Hasta Dubái ha llevado un dron que sirve para el transporte de órganos para transplantes. "Una iniciativa que suma innovación tecnológica y fines humanitarios", según indica su profesor de la EUDI, José Ramón Méndez Salgueiro.

Andrea Magán, Susana López, Macarena Arcay y Tays Ferrer no han logrado el primer premio valorado en un millón de dólares para el desarrollo de su dron. Pero su creación ha superado incluso a un proyecto apoyado por la NASA, que quedó en cuarto puesto. El Drone for Life ferrolano permite "el transporte de órganos entre hospitales, o entre ciudades". Su innovación radica en la instalación de un refrigerador en un dron tan grande como los de usos militares. Ya el prototipo trasladado a Dubái permite "el transporte de órganos de pequeño tamaño, como córneas". Pero cuando se desarrolle plenamente, "transportará hasta 30 kilos".

El Drones for Good seleccionó primero 150 iniciativas de todo el mundo. Pero a las pruebas finales que se iniciaron el viernes solamente llegaron 20 equipos. La gran mayoría estaban formados por investigadores profesionales, algunos incluso promovidos por la NASA. En las semifinales, las chicas de la EUDI se clasificaron entre los cinco mejores grupos. Y en las últimas pruebas, pelearon como leonas hasta quedar terceras. Ganó un proyecto suizo para localizar personas en desastres humanitarios, seguido de otro alemán. Pero la organización ha celebrado de tal modo el proyecto ferrolano que correrá con los gastos para que las chicas prolonguen su estancia en Dubái hasta el día 12, y asistan a nuevos actos. Además, ayer todavía faltaba por conocer el premio que concedía Indra para desarrollar otro dron.

Las estudiantes de la EUDI han contado con el apoyo del grupo industrial IFFE. Y desde el inicio del proyecto, que surgió en una asignatura de Diseño Industrial, los profesores les han brindado toda su colaboración. Durante estos días, Andrea Magán, Susana López, Macarena Arcay y Tays Ferrer han escrito para EL CORREO GALLEGO una bitácora en la que nos cuentan esta gran aventura en Dubái. A continuación, leemos los episodios finales

DÍA 4 ¡Llegó el día! Nos levantamos entre nervios y preparativos, algunas nos quedamos sin tiempo para el desayuno. Al llegar al evento, nos encontramos con la recepción ya lista, con stands de los partners (Indra, Samsung, Microsoft, IEEE). Pedimos las acreditaciones para acceder a la zona de demostración.

Tras esto, fuimos a hacer unos ensayos a nuestro holding área, y recibimos a los medios (CNN, Fox, National Georaphic, etc.) También hicimos un seguimiento de las presentaciones nacionales para ver cómo iba la mecánica y las puntuaciones.

Cuanto más se acercaba el momento, más aumentaban los nervios. Pero al final, llegó la prueba y nos guiaron a nuestro espacio en el escenario principal. Pudimos ver en directo algunas demostraciones de nuestros competidores. Finalmente llegó el momento, nos preparamos en los dos minutos que daban y comenzamos. La presentación salió muy bien y el vuelo igual. Nuestra puntación: ¡un 7,27! Pero aún quedaban varios grupos... Sabíamos que estábamos entre los primeros pero no la posición, y los momentos fueron de máxima tensión.

Sólo quedaban cinco equipos para conocer a los finalistas, y nos comunicaron que estábamos en cuarto lugar. Esta situación provocaba que aumentase la presión, pues si dos grupos nos superaban en la puntuación quedaríamos fuera.... ¡pero sólo uno consiguió batirnos! Aún así, no estábamos seguras de que realmente estuviéramos entre los clasificados. Esperamos angustiadas... ¡hasta que por fin salió nuestro nombre en pantalla!!! ¡¡Sííí, somos finalistas del concurso!! Estuvimos en shock unos instantes y fuimos a celebrarlo con nuestro profesor Eduardo Guillén y con Fernando, el piloto del dron. Al salir, nos dieron la información del día de mañana. Y nos acercamos a hacer una "comida-cena" pues aún no habíamos comido nada en todo el día. Después de la cena, fuimos a dar un paseo por el Dubai Marina y lo celebramos tomando unos daikiris sin alcohol.

Mañana será otro gran y excitante día que estamos preparando en este momento porque disponemos de tres minutos más, pero la presentación tiene que ser la misma. Así que todavía nos queda trabajo por hacer.

DÍA 5 ¡Hemos quedado terceras! ¡Y la organización nos invita a ampliar nuestra estancia para asistir a otro evento el domingo! Además, todavía nos queda por conocer el premio de Indra para el desarrollo de otro dron. ¡Seguimos a la espera de noticias!