El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

Guardiaciviles piden multar al conductor según su sueldo

La propuesta parte de Unión GC // Las sanciones por radar subieron en Galicia más de un 30% en lo que va de año

PATRICIA HERMIDA FERROL   | 30.08.2011 
A- A+

Víctor Lerena /Efe
PREVENCIÓN Un agente de la Guardia Civil le observa la documentación de un conductor en un control de seguridad de tráfico, durante una campaña de concienciación de los automovilistas.
FOTO: Víctor Lerena /Efe

Aquí llega el gallo del corral. Ante nuestros ojos pasa raudo un lujoso coche deportivo, rozando los 200 kilómetros/hora. Su conductor quizás tenga un gran sueldo para soportar las consabidas multas. Por eso la Unión de Guardias Civiles lanza la siguiente iniciativa: "Queremos que las sanciones se adapten al salario del infractor". La adecuación de las multas a los sueldos "ya se realiza en los países Bálticos".

Según un portavoz de la Unión de Guardias Civiles (Unión GC), "pedimos que se realice un estudio sobre el número de sanciones de tráfico y el nivel de salarios a raíz de la crisis: para un mileurista una multa de 350 euros es una pasta, para una persona que gana 3.000 no es nada". Esta asociación también reclama "que se penalice la reincidencia en las sanciones económicas". E insiste en que "si se bajan los sueldos, que se adapten las multas a los nuevos salarios", en una llamativa propuesta.

Esta iniciativa llega cuando se conocen los datos de las carreteras gallegas en lo que va de año. Los positivos en alcoholemia descienden más de un 20%, crece la precaución. Pero en cambio han aumentado en más de un 30% las multas impuestas a través de radares. Según la Unión GC, "este último incremento es exagerado y sólo esconde un afán recaudatorio del Ministerio de Interior". ¿A qué se debe este despunte? En primer lugar, los mandos ya no son tan flexibles con los límites de velocidad. Según indican desde Unión GC, "antes poníamos las multas cuando se superaba en 20 kilómetros por hora la velocidad permitida, si el límite era de 50 km/h la sanción llegaba a los 70 km/h". Pero ahora el tope se sitúa en 11 kilómetros por encima de la velocidad permitida. Por ejemplo: si la señal nos indica prohibido conducir a más de 50 km/h, la multa nos llegará a partir de los 61 km/h.

Otro cambio introducido este verano. "Antes los agentes estabámos obligados a notificar el 70% de las sanciones: de cada 100 denuncias, en 70 tenías que parar al infractor y avisarlo de que acababa de ser multado", indica una fuente de Unión GC. Ahora los mandos "nos ordenan que no notifiquemos al momento las sanciones, en ninguno de los casos". La Unión de Guardias Civiles considera que "si no avisamos al infractor justo tras cometer una multa no realizamos nuestra labor de prevención, incluso el conductor puede enterarse al cabo de unos meses de que acumula varias multas". Según las asociaciones, "esta estrategia sirve para aumentar las recaudaciones de la DGT".

Y tercera novedad que puede explicar una mayor actividad de los radares. Los ingenieros civiles de la DGT son los encargados ahora de elegir los puntos exactos de colocación de los radares. Antes esa tarea era realizada por los agentes de la Guardia Civil, "qu conocemos mejor la carretera". La Unión GC lanza incluso varias propuestas para la sección de Tráfico: "Queremos que los propios agentes marquen los controles de velocidad, que las sanciones se cumplen al momento: cazado, multado y avisado... a eso le llamamos precaución y lo contrario es injusto". La asociación apuesta "por una mayor presencia policial en la carretera, más corazón que máquinas".

phermida@elcorreogallego.es

Sesenta nuevos Mercedes

•••Todas las provincias de España cuentan con uno o dos Mercedes gris plata, valorado cada ejemplar en unos 42.000 euros, en el que viaja camuflado un radar de la Guardia Civil. Cuentan los agentes gallegos que uno de estos coches de ronda por Sada llegó a poner 18 denuncias en 40 minutos. Unión GC lanza la siguiente crítica: "¿Estamos en crisis y tanto Mercedes? Hay 60 de estos coches para la Guardia Civil de Tráfico en toda España". Los agentes celebran sin embargo "la bajada de las denuncias por alcoholemias en más de un 20% y el descenso de las muertes".

Crecen las denuncias erróneas

••• Unión GC también llama la atención sobre "el aumento de las denuncias de tráfico con errores". Y recalca que "si vas en un tramo de 120 y te multan por ir a 130 se trata de un error, el límite permitido es de 11 km/h más". A los que presenten alegaciones les aconseja que "pidan la revisión del radar, se han apreciado muchos errores en Santiago". Las asociaciones piden más hombres y menos máquinas, "tenemos la Academia de la GC de Tráfico más moderna de Europa".

EL LÍMITE

11

Kilómetros por encima de la velocidad permitida Si antes los agentes permitían un margen de 20 kilómetros por hora sobre la velocidad permitida a la hora de poner las multas, ahora esa barrera se rebaja a los 11 kilómetros/hora.