El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

proceso abierto

Hermetismo de Feijóo ante una posible fusión de las cajas gallegas

El presidente diseña una hoja de ruta marcada por la prudencia // La oposición le reclama una mayor transparencia // Los socialistas abogan por una aproximación de estrategias de las dos entidades gallegas

M. CASTRO • SANTIAGO  | 28.10.2009 
A- A+

El presidente Feijóo ha impuesto el hermetismo sobre la posición de su Gobierno ante una posible fusión de las cajas gallegas que impone el nuevo escenario económico. La llamada a la prudencia para la redefinición del mercado financiero gallego no ha hecho más que desatar rumores y avivar un debate en el que varias agrupaciones de empresarios ya han dejado oír su voz.

Cuando en el resto de España ya se han comenzado a producir los primeros movimientos, en Cataluña, Andalucía y Castilla y León, la Xunta continúa elaborando su propio proyecto, contando con asesorías externas, para definir el escenario adecuado para el futuro de Caixa Galicia y Caixanova, y bajo la mirada atenta de sus responsables, que se mantienen a la expectativa.

Que hay que "mover ficha" es ya una evidencia para cualquiera de los tres grupos políticos con representación en la Cámara gallega. El Banco de España piensa en un mapa adelgazado con entidades financieras más fuertes y la creación del Fondo de Reestructuración Bancaria (FROB) para respaldar esos procesos no cuenta con carácter vitalicio.

Alberto Núñez Feijóo no ha querido dar más pistas que las referidas a que la posición de la Xunta se conocerá antes de fin de año y el presidente mantendrá el hermetismo a pesar de que hoy mismo el Bloque preguntará al Ejecutivo por las gestiones que se están realizando.

De forma coherente, el Grupo Parlamentario Popular respalda la hoja de ruta de su presidente y aboga por "dejar trabajar al Gobierno". El diputado del PPdeG, Pedro Puy, defiende que lo mejor a estas alturas es "la prudencia que ha pedido el presidente" sin ir más allá sobre la conveniencia de embarcarse en la fusión.

Puy, fiel a la filosofía de Feijóo, deja en manos de la Xunta el establecimiento de las prioridades que el presidente ya ha situado en el mantenimiento de la solvencia de las entidades en el mercado y en garantizar la confianza de los ahorradores.

Tal y como se dibuja el escenario, la partida se va a dirimir entre el Banco de España y la Xunta de Galicia, las dos instituciones a las que corresponde en este caso la tutela de las cajas. Precisamente es en los dos protagonistas donde sitúa el portavoz del Grupo Socialista parte del equipaje que debe facturarse en este viaje que ya ha comenzado. Dentro de la misma prudencia que se han impuesto los socialistas, Xaquín Fernández Leiceaga apunta a la conveniencia de que se produzca "un proceso de maduración en las estrategias internas y de aproximación de las caixas". Leiceaga no hace más que poner el acento en la distancia que a priori se ha dejado ver entre las dos entidades a través de distintos grupos empresariales e incluso políticos que, sobre todo en el sur, ya se han opuesto con rotundidad a la posible fusión.

El socialista defiende que "Feijóo está obligado a decir lo que quiere hacer" y plantear ante el Banco de España un proyecto propio para que sea el Banco de España el que analice su viabilidad en lugar de intentar "escudarse" en el papel de supervisor de esa entidad.

En lo que que sí existe acuerdo entre los tres grupos es en el rechazo a las fusiones interregionales, una vía que ya se da por descartada. Esa postura es común a populares, socialistas y nacionalistas, con el matiz de que estos últimos tampoco son partidarios del Sistema Institucional de Protección (SIP), una posibilidad para que los socios mantengan marca y territorio, pero que para el diputado del BNG Fernando Blanco no pasa de ser una "fusión diferida" que no están dispuestos a defender. La alternativa SIP está sobre la mesa de juego que maneja la Xunta pero aún no existen precedentes para realizar una valoración de esta fórmula que también permite recurrir al FROB.

. mcastro@elcorreogallego.es

EL DATO

Otras fórmulas

·· Caja Navarra y Cajacanarias son las dos entidades dispuestas a ensayar la fórmula de la fusión pero reducida a complementar sus líneas de negocio y los riesgos (SIP) aunque no han considerado el recurso de los préstamos habilitados por el FROB .

“Unha decisión tan importante non debe estar presidida pola urxencia”

–¿Están as caixas galegas en situación de afrontrar a actual situación financeira sin axudas?

– Esta pregunta só a poden respostar con certeza os directivos das caixas e o supervisor (o Banco de España). Os demáis só podemos facer conxeturas. O que si semella claro é que sen alianzas nen axudas veriamos, alomenos, un intenso proceso de adelgazamento na dimensión capacidade das nosas caixas.

–¿Urxe despexar as incógnitas sobre a posible fusión das entidades galegas?

– Unha decisión tan importante para Galicia como diseñar o futuro das súas caixas non pode estar presidida pola urxencia, senón polo rigor técnico e a habilidade política. Coincido plenamente co presidente na súa mensaxe de tranquilidade, diálogo e traballo técnico preparatorio. Temos aínda uns meses por diante para tomar decisións definitivas.

–¿Teñen algo que temer os seus clientes si se consuma esa posibilidade?

– En absoluto. O positivo precedente da fusión entre as caixas do sur (Pontevedra, Vigo e Ourense) debe servir para reforzar esa tranquilidade.

–¿Cal debe ser o papel da Xunta nese proceso?

–Velar polos intereses da comunidade autónoma, que pasan necesariamente e a curto prazo por garantir a galeguidade das nosa caixas. Sería moi negativo que rematasen sendo simples convidados a procesos gobernados por outros. A partires de aí, creo que o obxectivo debe ser deseñar unha estratexia para garantir que no longo prazo, ese no que o Banco de España imaxina menos de dez caixas, Galicia sexa quen de ser unha delas.