El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

a pobra

La jueza tampoco cree a Sara, cuyo jefe declaró que "se cayó en el bar"

Mantiene la acusación contra su marido, José Antonio Santiago, por agredir a Antonio Manuel Rivas, pero se abre una causa aparte sobre los presuntos malos tratos a su esposa // Investigan si la mujer miente sobre sus lesiones

SANTIAGO • REDACCIÓN   | 27.09.2009 
A- A+

La titular del Juzgado de Instrucción Número 3 de Ribeira, que instruye la causa por la presunta agresión a Sara Cantero Cid el pasado domingo en A Pobra por parte de su marido, José Antonio Santiago, tampoco se cree la versión ofrecida por la mujer.

Fuentes de la investigación dan por sentado que, como reconoce el mismo acusado, Santiago pegó violentamente a Antonio Manuel Rivas Gey, quien sostiene que medió para defender a Sara de la agresión de su marido. Sin embargo, la jueza resta credibilidad a la versión de la mujer, que sostiene que Santiago también la agredió a ella esa noche, algo que él niega. La guardia Civil tampoco cree la versión de la mujer, en base a las pruebas y testimonios existentes.

Sara presenta varias contusiones y tiene un pie escayolado. Sin embargo, el dueño del bar en la que trabaja de camarera declaró que, unos días antes, Sara se cayó de una mesa, sobre la que estaba bailando, y que incluso comentó con varias personas que temía habérselo roto. Según dicho testimonio, "los zapatos le apretaban y tuvo que ponerse unas chanclas".

Además, el hostelero declaró que la noche del domingo, horas antes de que ocurriesen los hechos denunciados, instó a Sara a marcharse a casa porque su actitud no era la más adecuada.

Por contra, ella sostiene que esas lesiones se las produjo su marido el domingo. Sin embargo, no sólo no denunció la presunta agresión ante la Guardia Civil, sino que incluso la negó.

El parte médico es posterior a los hechos ocurridos el domingo, por lo que la Guardia Civil sospecha que Sara pretenda convertir una lesión fortuita en agresión.

Sara declaró que la madrugada del pasado domingo su marido (José Antonio Santiago) le dio un pisotón en el pie. Al respecto, la jueza alude en su auto a la existencia de "serias incongruencias" en la versión de la mujer, pero advierte que los presuntos malos tratos deben ser objeto de una causa judicial independiente a la de la agresión que sufrió Antonio Manuel Rivas.

Si se demuestra que Sara miente, su denuncia de malos tratos podría volverse contra ella por presunto delito de denuncia falsa; pero la abogada de Santiago señala al respecto que "para eso habrá que esperar". El lunes recurrirá la orden de prisión contra Santiago. En los próximos días declararán casi una docena de testigos.

. sucesos@elcorreogallego.es

CIRCUNSTANCIAS

La Fiscalía no solicitó cárcel para Santiago

·· La orden de ingreso en prisión preventiva comunicada y sin fianza dictada por la jueza contra José Antonio Santiago, por riesgo de fuga, no sólo sorprendió a la Guardia Civil, que la considera injustificada, sino incluso a la Fiscalía, que no había solicitado esa medida.

La custodia del niño, otra batalla judicial

·· La batalla judicial que se abre ahora por la guardia y custodia del hijo de la pareja (que reclaman los abuelos paternos) se dirime ahora en el Juzgado Número Uno. Ya se pidió informe al departamento de Asuntos Sociais de A Pobra a instancias de la Guardia Civil .