El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

Juzgan al millonario que intentó matar a su esposa en Vigo

Según la mujer, fue golpeada en el baño de un hotel // Él alegó "defensa propia"

El acusado, en su comparecencia ayer en la Audiencia de Pontevedra - FOTO: ECG
El acusado, en su comparecencia ayer en la Audiencia de Pontevedra - FOTO: ECG

REDACCIÓN   | 15.03.2019 
A- A+

Un empresario millonario declaró ayer en la Audiencia Provincial de Pontevedra como acusado de intentar quitarle la vida a su esposa. Según la Fiscalía, Carlos Inácio P. habría tratado de matar a su mujer en un claro caso de violencia machista. Los hechos ocurrieron en mayo de 2016, en un hotel de Vigo. Según la víctima, habría sido atacada en el baño de la habitación.

El fiscal pide para el procesado, de nacionalidad portuguesa, una pena de 12 años de cárcel por un delito de asesinato en grado de tentativa. El hombre ha defendido su inocencia, al declarar que "fue ella la que me atacó con una maza". Según sus palabras, él sólo intentó protegerse "de la agresión". Carlos Inácio P. se encuentra en prisión provisional tras lo ocurrido hace casi tres años.

Según la versión de su cónyuge, fue atacada por detrás cuando salía de la ducha. Eliza G.G.P. relató en el tribunal que su marido le dio un golpe "muy fuerte" en la parte trasera de la cabeza. Posteriormente, la habría cogido del cuello para que diese contra el suelo. Según lo expresado por la herida, finalmente habría tratado de asfixiarla, hasta que ella cayó al suelo y escapó, tras pedir ayuda al personal del local.

Pero él insiste en que fue la propia mujer la que le agredió con un objeto pesado en el mismo baño. Y afirma que reaccionó empujándola, hasta que ella resbaló y "se golpeó varias veces". Siempre según su versión, llegó a sospechar que su consorte "quería que yo sufriese algún tipo de accidente". Por poner ejemplos, enumeró "experiencias extrañas, como que ella contrató un seguro de accidentes y me obligó a practicar deportes de riesgo en un viaje a Hawai".

Según el abogado de la defensa, la lesionada también pidió dinero para retirar la denuncia. Pero ella lo niega, y afirma que el episodio violento le provocó lesiones físicas y psicológicas: "Ya no podía ir al servicio sola". Además de los 12 años de cárcel, la Fiscalía también pide para el hombre de negocios 10 años más en orden de alejamiento y 15.000 euros de indemnización. El juicio se retomará el próximo 28 de marzo.

VERSIÓN

LOS TRABAJADORES DEL HOTEL También dieron su versión como testigos varios trabajadores del hotel de la ciudad olívica. Afirman que se encontraron con la denunciante desnuda en el pasillo. Estaba cubierta de sangre, con golpes en la cabeza y en un gran estado de nerviosismo. También apreciaron que la maza estaba en el suelo y tenía manchas de sangre.