Miércoles 16.10.2019 Actualizado 18:50
Google    

El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

Llega el otoño con el primer frente borrascoso anticipado a este sábado

En la estación que comienza la temperatura será levemente superior a la media de los últimos años // En cuanto a precipitaciones, provocadas por la situación tormentosa, no se saldrá de lo que es habitual en esta época // Finaliza el verano sin alcanzarse este año los 40 grados

Rafael Sánchez, ayer en la conferencia de prensa - FOTO: Almara
Rafael Sánchez, ayer en la conferencia de prensa - FOTO: Almara

ALBERTO MARTÍNEZ A CORUÑA  | 20.09.2019 
A- A+

Poco antes de las diez de la mañana del lunes hará presencia el otoño en el planeta. Con él empezarán a llegar algunas borrascas a Galicia procedentes del océano Atlántico. Es algo habitual de octubre a mayo, pero este año la primera llega anticipada. La sufriremos mañana sábado.

No será intensa, lo explica Rafael Sánchez, meteorólogo de la Delegación en la comunidad autónoma de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), pero molesta. Bajarán las temperaturas, y esa inestabilidad perdurará hasta el miércoles, notándose las primeras lluvias en la mañana del domingo. Al no tener nombre, no parece importante.

Al respecto, Meteo France, el Instituto Portugués do Mar e da Atmósfera y la Aemet ya decidieron las denominaciones de las probables borrascas europeas en las próximas estaciones, que, como mínimo, son de alerta naranja. Corresponden a Amelie, Bernardo, Cecilia, Daniel, Elsa, Fabien, Gloria, Herve, Inés, Jorge, Karine, León, Myriam, Norberto, Odette, Prosper, Raquel, Simón, Teresa, Valentín y Wanda. En la campaña precedente solo trece tuvieron un nombre.

Todo ello entra ya en este cambio de estación que ayer y hoy mantenía alertas amarillas en el interior de Galicia, provincias de Lugo y Ourense, por tormentas. Sin embargo, pese a la borrasca, inicialmente no habrá ninguna alerta en el fin de semana.

TENDENCIA, NO PRONÓSTICO ¿Cómo será el otoño? Los datos de la Aemet no lo pueden precisar pero, recogidas las variables actuales de las diversas capas atmosféricas, apuntan a que se seguirá la tendencia de años anteriores: una temperatura algo por encima de la media del período de referencia (1971-2010), y unas precipitaciones cercanas a los valores propios de la estación según los datos recogidos en los ejercicios precedentes ya citados.

Lo mismo sucederá con los frentes tormentosos o borrascas. Se espera que se produzcan con nomalidad, aunque se advierte que no es un pronóstico, ya que más allá de una semana es tan solo es una tendencia.

Rafael Sánchez recuerda que las tormentas que proceden del mar siempre las hubo, y no solo son restos de ciclones o huracanes tropicales que llegan con menos fuerza desde el Caribe, sino también se forman en las depresiones atmosféricas del Atlántico Norte. No obstante reconoce que en el subconsciente de la ciudadanía quedó aquel huracán Hortensia que atravesó el Atlántico y afectó a Galicia al inicio del mes de octubre de 1984, Y desde entonces se les presta más atención.

UN VERANO NORMAL Otra percepción ciudadanas en los últimos meses fue que no se disfrutó de la estación veraniega en Galicia, pero los datos indican lo contrario, al estar los valores en lo normal de esta época, con matices: no tan caluroso en el suroeste y más cálido en el noroeste. E igual sucedió con las precipitaciones habidas en el promedio de los 3 meses.

Eso sí, cada uno de ellos fue distinto. Así, el de junio es el más frío desde 1997, y por contra el de julio tuvo 9 décimas por encima de la media desde 1981, con una secura que desató tormentas, especialmente los días 4, 8 y 13, con cantidades importantes de lluvia en tan solo una hora que en algún caso supuso el 90 % de la caída en todo el mes.

Finalmente, agosto fue el más tradicional, acorde con los parámetros históricos de referencia en Galicia, teniendo los días de mayor temperatura. Pero en ningún mes se superaron los 40º, algo habitual en los valles del Miño y del Sil, o en la comarca de Verín.

PARÁMETROS HABITUALES EN EL BALANCE HÍDRICO

Los índices de precipitación estandarizados apuntan a que en el año hidrológico, que finaliza el próximo 30 de septiembre, hubo valores normales tanto a 12 como a seis y tres meses. En el anual es solo cuatro décimas por debajo lo que apunta a que fue seco, pero el semestral y trimestral, los más recientes, están en el punto neutral, y dos décimas por encima.

Esta cuestión no implica el estado de los embalses gallegos, que se encontraban el pasado lunes, día 16, de media al 67,5 % de su capacidad total,

DOS CIFRAS RELEVANTES

38,9 grados hubo en Ribadavia el pasado 11 de julio.

Fue esta la temperatura más alta registrada puntualmente en Galicia en el verano. Sin embargo, los días 22 y 23 de agosto, fueron los más calurosos al superar los 30º en todas las comarcas de la comunidad autónoma gallega

-1,5º por debajo de la media de 1971-2010 hubo en junio.

Fue el mes más frío desde 1997. Incluso se sufrió la última borrasca atlántica de la pasada campaña en la autonomía, algo inusual, y se produjo alguna helada fuera de época. A ello hay que añadir los 13 o 14 días, según comarcas, de lluvia.