El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

Lluvia torrencial y viento huracanado dejan en Galicia 400 incidencias

Las ráfagas alcanzaron 140 kilómetros por hora en Vimianzo // Las precipitaciones tuvieron registros de entre casi 100 y 125 litros por metro cuadrado en Santa Comba, Ribeira, Zas, Val do Dubra y Lousame

FOTO: Efe
FOTO: Efe

ALBERTO VIDAL SANTIAGO   | 17.01.2020 
A- A+

La fuerte borrasca que azotó ayer en Galicia, sumida en alertas amarilla y naranja tanto por el viento huracanado como por la lluvia torrencial, dejó un reguero de incidencias, sobre todo ligadas a inundaciones y caídas de objetos y ramas de árboles, cifradas por el Centro Integrado de Atención a Emergencias 112 en un total de 373 a las seis de la tarde. Las ráfagas superaron ampliamente los cien kilómetros por hora en numerosos puntos de la comunidad autónoma. Meteogalicia registró en Vimianzo (A Coruña), a las ocho menos diez de la mañana, la de mayor intensidad, con 140 kilómetros a la hora.

En A Pontenova (Lugo), al igual que Vimianzo, localidades situadas por debajo de los 900 metros de altitud, la velocidad del viento llegó a los 140 kilómetros a la hora a la una y veinte de la tarde. Por encima de los 900 metros de altitud, en la localidad ourensana de Carballeda de Valdeorras la ráfaga anotada por el servicio gallego alcanzó los 137,8 kilómetros, a las seis y diez de la tarde.

Pero, del mismo modo que el viento, también golpearon con intensidad las precipitaciones. En cotas por debajo de los 900 metros, los concellos coruñeses de Lousame, Val do Dubra, Zas, Ribeira y Santa Comba se llevaron la palma. En concreto, en Lousame las nubes descargaron más de 125 litros por metro cuadradado. En Val do Dubra fueron 114; en Zas, 106; y en Ribeira 101. En la capital gallega, hasta las seis de la tarde, los registros marcaban 80 l/m2. Por encima de la cota de los 900 metros encabezó el ranquin el concello lucense de Pedrafita, aunque muy lejos de esas cifras, con 34,9 litros por metro cuadrado, siempre según datos de Meteogalicia.

En todo caso, debido al fuerte viento que se preveía, la Comisión de Alertas ya había decidido previamente la suspensión de actividades en el exterior de los centros educativos radicados en la provincias de A Coruña y Pontevedra, así como en el interior de A Mariña de Lugo y el noroeste de Ourense. A su vez, la flota que faena en el litoral coruñés (Ribeira, Fisterra, Laxe y Rianxo) y pontevedrés (Baiona, Bueu y Cangas) estuvo amarrada, y también lo hizo parte de la realiza su actividad en Lugo.

La Secretaría Xeral para o Deporte había instado a hacer lo propio y suspender todas las actividades deportivas al aire libre en las zonas afectadas.

De hecho, con estas prevenciones, pese a las cerca de 400 incidencias registradas, en Galicia no hubo que lamentar daños personales. Por provincias, la más afectada por los incidentes fue la de A Coruña, donde se alcanzaron las 218; seguida de Pontevedra que sumó 109; Lugo, por su lado, consignó 33 y Ourense otras 13.

La caída de árboles y ramas en las vías de circulación (55), acciones de prevención de riesgo (48), inundaciones en garages (44), bolsas de agua en las carreteras (32) e inundaciones en viviendas (32) fueron los incidentes más repetidos, según Efe.

En cuanto a los ayuntamientos, destacan el de Santiago de Compostela y el de Ribeira con 22 incidencias, respectivamente; Porto do Son con 18 y A Pobra do Caramiñal y Ferrol con 12 en cada uno de ellos. En la provincia de Pontevedra, Vigo alcanzó las 12, O Grove sumó 6 y A Estrada y Sanxenxo 4, respectivamente.

En la provincia de Lugo, en el ayuntamiento de Monforte de Lemos se contabilizaron 5 incidentes, en Pantón 3 y en Cervo 2; mientras que, en la provincia de Ourense, A Peroxa, A Gudiña y Taboadela registraron 1 incidente en cada uno de ellos.

Alerta en la costa La jornada de hoy, de cumplirse el pronóstico de Meteogalicia, la situación en la comunidad autónoma experimentará una mejoría. De hecho, desaparece la alerta naranja y, eso sí, se mantiene la alerta amarilla en todos el litoral costero de las provincias de A Coruña y Pontevedra. Las olas serán superiores a los cuatro metros, sobre todo, desde la medianoche de ayer hasta mediodía de hoy.