El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

Las lluvias podrían poner en peligro 200.000 toneladas de suelo forestal

Arcos Iris urge a la Xunta a adoptar medidas urgentes // Abogan por el acolchado de paja para reducir la erosión // Medio Rural dice que comenzarán esta semana

Superficie calcinada tras el incendio registrado en Entrimo (Ourense), con 2.800 hectáreas quemadas.  - FOTO: B. Lorenzo/Efe
Superficie calcinada tras el incendio registrado en Entrimo (Ourense), con 2.800 hectáreas quemadas. - FOTO: B. Lorenzo/Efe

CLARA ESPIÑO SANTIAGO   | 18.09.2016 
A- A+

El verano que está tocando a su fin ha dejado en la comunidad gallega unas elevadas cifras de incendios forestales, con cerca de 7.000 hectáreas calcinadas en las decenas de fuegos registrados, siendo el mes de agosto el más devastador. Ahora que el otoño está a punto de comenzar, con todos los incendios apagados, la asociación ecologista Arcos Iris advierte de que Galicia podría perder hasta 200.000 toneladas de suelo forestal si no se actúa ya en las zonas arrasadas por el fuego. Urge a la Xunta a abordar el problema con urgencia. Por su parte, la Consellería de Medio Rural informó ayer de que la semana próxima comenzarán los "trabajos urgentes para la recuperación del potencial forestal" en las zonas afectadas por los incendios del verano en los montes gallegos, según afirma en una nota de prensa. Para estas actuaciones destina cerca de 3 millones de euros que "servirán para hacer un control de los riesgos hidrológicos erosivos asociados a los fuegos y atajar los posibles procesos de degradación de los suelos afectados, para contribuir así a recuperar el potencial forestal". Desde Arco Iris abogan por el mulching o acolchado de paja de los suelos afectados, es decir, cubrirlos con una gruesa capa de paja, ya que "es capaz de reducir la erosión en zonas muy problemáticas, en pendientes o en suelos muy degradados, en más de un 90 %", asegura la asociación ecologista en una nota de prensa. Así, recuerdan que en Oia, una de las zonas en las que se actuó tras los incendios del verano de 2013, los técnicos responsables comprobaron que en las parcelas que no habían sido tratadas se perdieron hasta 31,6 toneladas de suelo por hectáreas. Sin embargo, en las parcelas similares tratadas con el acolchado de paja la erosión era un 92 % más baja, afirma Arco Iris, según datos aportados por "José Antonio Vega, jefe del departamento de Protección Forestal de Lourizán en mayo de 2015", aseguran desde Arco Iris.

 

 

Más información en El Correo Gallego (edición papel) y en Orbyt