El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

Cardiólogo del CHUS y HM Rosaleda

Luis I. Barreiro: “Soy enemigo del tabaco, estoy muy a favor de las leyes que protegen al no fumador”

Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de mortalidad en el mundo. En concreto, en nuestro país, las isquémicas del corazón y las cerebrovasculares son las dos primeras. Recientemente este prestigioso especialista visitó el programa de Correo tv ‘Falando de saúde’ y esto es lo que nos contó.

Doctor Luis López Barreiro en su consulta del hospital La Rosaleda
Doctor Luis López Barreiro en su consulta del hospital La Rosaleda

MARÍA ALMODÓVAR SANTIAGO   | 15.02.2020 
A- A+


Doctor, ¿cuáles son los principales factores de riesgo que favorecen el desarrollo de un infarto?

La hipertensión arterial, la diabetes mellitus, el tabaquismo y el aumento de las cifras en sangre del colesterol, lo que se llama hipercolesterolemia. Eso son los cuatro pilares que pueden explicar una gran parte de las enfermedades cardiovasculares.

Hay otros componentes que son genéticos, que no podríamos cambiar, porque cada uno nace como nace. La edad también es importante porque al aumentar la esperanza de vida, crece la incidencia de estas enfermedades.

Entonces, en algunos factores de riesgo se ha mejorado mucho y en otros se ha empeorado.

Como bien decía, uno no puede luchar contra la genética, pero sí podemos evitar la obesidad, las cifras altas de colesterol y mejorar la hipertensión, porque esta solo se controla y no se cura, ¿verdad?

El 90 % de las hipertensiones son esenciales, no es por una ­regulación hacia el alza de las cifras tensionales. No tienen una causa por las que pudiera ser tratada u operada. Van a ser hipertensos toda su vida.

El problema de los factores de riesgo es que muchas veces no solo tienes uno. La gente que hace una vida sedentaria, que no realiza actividad física normalmente tiene sobrepeso. A los que se le une muchas veces el complemento de fumador. Y son los que a ­partir de los 40 años se convierten en hipertensos y elevar sus cifras de glucosa.

Un factor lleva a otro...

Normalmente sí. Es muy difícil ver a un deportista, que normalmente tiene una actividad física cotidiana y frecuente, que sea fumador. Y como le gusta hacer deporte, suele estar en su peso.

De todos modos, muchas veces se ve a personas delgadas con cifras altas de colesterol, y personas con sobrepeso que lo tienen a un nivel muy aceptable.

Las cifras de colesterol que nosotros vemos en una analítica normal tienen dos procedencias: una, de la dieta, que solo explicaría el 30 % de esa cifra; y otro que va a depender de la genética y que lo vamos a fabricar nosotros. Tiene alteraciones en el metabolismo de los lípidos del colesterol, y son familiares, y probablemente hereditarias. Hay distintas formas de transmitirlas, pero esta gente nunca va a responder a la dieta estricta que hace y que va a necesitar un tratamiento farmacológico, normalmente con estatinas.

Quiero aprovechar al estar en un medio de comunicación para sacar un poquito de mala fama y mala prensa a muchos ­comentarios y tertulias seudocientíficas que las están denostando de una manera importante sin ningún argumento científico para hacerlo.

Las estatinas están salvando muchísimas vidas, tanto en prevención primaria (antes de que aparezca la enfermedad ­cardiovascular) como en prevención secundaria (una vez que esta ya ocurrió).

Me gustaría detenerme en el tabaco. ¿Es quizá lo que más daño puede hacernos?

Es totalmente pernicioso, malo y yo creo que desde esta ley que evita fumar en sitios públicos... incluso esta ­gente que fuma en las terrazas, creo que incluso sería más restrictivo ­todavía. Soy muy enemigo del tabaco.

Se redujo el número de fumadoras, pero no el número de obesos.

La obesidad, la gran epidemia de este siglo...

Efectivamente. Y si todos estuviésemos en un índice de masa corporal adecuado, es decir, si tuviésemos un peso proporcionado a nuestra altura (25 es lo adecuado), sería el factor que más contribuiría a reducir la mortalidad cardiovascular. Pero eso es así porque cada vez hay más sobrepeso en nuestro país y eso está ligado también a que cada vez la gente tiene menos actividad física, esto empieza a edades muy tempranas.

Había una iniciativa reciente de la Consellería de Educación, y desde aquí quiero felicitarlos, que es la de aumentar una tercera hora la educación física obligatoria en los colegios. Me parece una medida excelente.

¿A los fumadores pasivos también nos afecta?

Con toda seguridad.

Entonces, yo podría sufrir también un accidente cerebrovascular.

Efectivamente. Si no es en la misma proporción, pero la única diferencia es que no lo eliges tú. De ahí que yo esté muy a favor de todas las leyes que protegen al no fumador. Porque la otra persona que fuma es la que decide hacerse daño, pero no tiene por qué trasmitirlo a los demás.

Según la OMS, "24 millones de personas morirán por alguna enfermedad cardiovascular en la próxima década". ¿Cómo podemos parar esto? Imagino que la educación es la base de todo... ¿Qué nos diría un cardiólogo?

Realmente al ser cardiólogo, no soy experto en medicina preventiva ni en ciencias de la salud en cuanto a epidemiología, pero nosotros nos dedicamos más a la prevención secundaria, vemos las consecuencias de unas políticas poco claras. Yo creo que sigue habiendo una cantidad de alimentos mal etiquetados, con grasas insanas totalmente, chucherías, bocadillos, comida rápida, hay publicidad de todo esto, refrescos que dicen que son light y tienen azúcares de otro tipo.

Había que llegar a los colegios como antes, desde luego las sociedades científicas tienen un papel importante, de entre la Sociedad Española de Cardiología, lo que es la Casa del Corazón, ­políticas divulgativas... y creo que es ­importante.

Pero pienso que tampoco sería malo tener una asignatura de dietética y de saber que la obesidad no es nada sano y ver que hacer educación física es fantástico; pero claro, eso no es fácil, porque con la vida que llevamos hoy en las ciudades, jugar a la videoconsola, el uso del coche para ir a todas parte, caminamos menos... Y yo creo que esas cosas tendríamos que incentivarlas a todo el mundo desde pequeño. Creo que conseguiríamos mucho.

¿Juega un papel esencial la atención primaria en la prevención y diagnóstico de la enfermedad cardiovascular? ¿Ganaríamos mucho como sociedad?

Soy un firme creyente de la atención primaria, es la que está en contacto con el paciente antes de que realmente enferme. Es el que puede tener acceso a analíticas preventivas, el que puede explicarles los factores de riesgo, el que tiene que convencerlos de que tiene sobrepeso, de que dejen de fumar. Son más cercanos a la población.

Ellos pueden conseguir y llegar a una población mucho más amplia y conseguir que menos gente llegara al ­hospital.