El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

Montaje contra reloj en la línea de alta velocidad para poder cumplir con el plazo

Las actuaciones en marcha deberán intensificarse aún más para la puesta en servicio en la primavera de 2021 // Tendría que cumplirse el anuncio de Pardo de Vera

ALBERTO MARTÍNEZ A CORUÑA   | 23.02.2020 
A- A+

Los equipos de montaje, tanto de la vía como las instalaciones técnicas, de la línea de alta velocidad Madrid-Galicia realizan una labor contra reloj en el tramo de unos 116,6 km entre Sanabria y Ourense. Pero las actuaciones deberán intensificarse para cumplir ese plazo de entrada en servicio en la primavera de 2021, anunciado por la presidenta del Adif, Isabel Pardo de Vera. Algo que parece demasiado optimista; quizá hoy Pedro Sánchez lo aclare en su visita a Santiago de Compostela.

El impulso dado en los últimos meses por las contratas del Adif busca hacer posible que los primeros trenes veloces (los actuales) lleguen solo a Ourense, donde finalizan las vías de ancho estándar de alta velocidad. Porque para que circulen hasta el resto de urbes deberán estar disponibles los nuevos Avril, que Renfe espera recibir a partir de abril de 2021, aunque tendrán que pasar sus pruebas de homologación.

En una reciente visita, a mediados de este mes, hay que señalar que lo no visible es la ejecución del hormigonado de las traviesas en placa del amplio recorrido de 70,5 km que discurre en túneles. Al separarse las vías en dos plataformas de Requejo a Porto, se duplican esos tramos bajo tierra, y se instala dicha vía en placa en un 72% de la longitud total.

Al respecto, desde el Adif, en un vídeo reciente se señala que cinco equipos trabajan en la colocación del carril al ritmo de 5 km semanales en conjunto, que en la primavera deberían estar todo completado, y que en 2021 -sin especificar, un plazo que parece más prudente-, tras las pruebas, se puede poner en servicio la vía.

En cuanto al trazado a cielo abierto, hay que distinguir los 14 km de adaptación entre el ramal de Taboadela y Ourense, que llevan un ritmo nocturno -ante la circulación de los trenes- y que por su cronograma de actuaciones se apunta a su terminación en el próximo mes de agosto, de los 32,5 km restantes de nueva construcción. En estos el Adif se encontró con el inconveniente de no disponer de la base de montaje de Vilavella (A Mezquita) en la zona más alta del recorrido.

En el resto del trayecto en el que las traviesas están colocadas sobre el balasto en la vía derecha, se puede palpar un buen ritmo de trabajo en el entorno de la base provisional de Meamán (Baños de Molgas) que se ocupa del tramo de Campobecerros a Taboadela (46,5 km), y de Pedralba de la Pradería (Zamora) en dirección hacia Vilavella. Y todo apunta a que el montaje de Sanabria a Campobecerros (56,1 km) se completará desde la base de La Hiniesta (a 8 km de Zamora).

Sucede así porque no se vislumbran avances en este invierno para construir la referida base de mantenimiento de Vilavella, Una instalación que si servirá para el montaje de los últimos 30 km de la vía izquierda (vista desde Madrid) a partir del año 2022.

Muy avanzado el viaducto izquierdo de Pedregales

PADORNELO En esta zona inicialmente solo estará operativa la vía derecha en la entrada en servicio de la línea en 2021. No obstante se encuentra muy avanzado el viaducto de Pedregales, el segundo más largo del recorrido, que enlazará con el emboquille este del actual túnel de Padornelo. Éste será adecuado para que en 2022 sea la vía inquierda de alta velocidad.

Está tomando forma la estación Porta de Galicia

A GUDIÑA En el andén de la estación Porta de Galicia ya se observa la estructura del edificio de viajeros al que se accede por un subterráneo. Solo habrá una vía central para las paradas ya que las laterales, a la espalda del edificio y frente al andén, serán de paso directo. Por ahora entre los túneles de O Cañizo, al fondo, y O Espiño, solo se monta la vía derecha.

Salida en vía única de tres carriles en el túnel de Bolón

ZAMORA Los nuevos requisitos técnicos de gálibos impiden una doble vía en la salida de Zamora hacia Galicia por el túnel del Bolón, al fondo en la imagen, y el siguiente de Valorio ya utilizados por la línea convencional. Por ello desde la estación zamorana por la izquierda y el cambiador de anchos se confluye en un cuello de botella con una sola vía de tres carriles.

Tuela, el puente más retrasado aún sin tablero

LUBIÁN Tras los viaductos de Teixeiras y Arnoia, el de Tuela, con cerca de 70 metros en la zona central, es el más alto del recorrido. Y su construcción tuvo dificultades añadidas por el duro clima en el invierno que impide el buen fraguado del hormigón. Por ello si el de la vía derecha está terminado desde hace meses, entre marzo y abril se espera acabar el izquierdo.

Las principales acciones en el trabajo de montaje de la vía e instalaciones se centran en priorizar la finalización de las actuaciones en la vía derecha. Ello estaba planificado así al tener que esperar a la puesta en servicio provisional de la nueva línea para completar la adecuación del actual túnel de Padornelo, acceso imprescindible en la actualidad ya que por él circulan los servicios ferroviarios a la meseta, y que en el futura será la vía izquierda.

Así en este trazado, dentro de la provincia de Zamora, aún quedan tres viaductos por finalización su construcción. Uno de ellos es el de Tuela (308 metros de largo y 70 de altura), en el que la autocimbra está preparada para cuando las temperaturas comiencen a superar las mínimas de 4 grados y se pueda empezar a ejecutar el hormigonado de su tablero. También a punto de finalizar están el de Porto Meda (174 metros) en la zona de Lubián, y el de Pedregales, que es el segundo más largo de recorrido con 1.425 metros de longitud.

Por cierto que en el puente paralelo de Pedregales, el de la vía derecha, más corto al tener solo 880 metros entre cerca de los emboquilles de los nuevos túneles de Requejo y Padornelo, ya se encuentran instalados los carriles.

El despliegue de railes se inicia a la altura del cambiador de anchos en Lobeznos, donde finaliza el tramo actualmente en pruebas desde Zamora y que entrará en servicio en la inminente primavera, según la presidenta del Adif, aunque faltan los recorridos de fiabilidad y la formación de maquinistas para ello.

Ese incipiente montaje de vía llega al menos hasta el túnel de Hedroso; es decir hay unos 20 km de línea férrea si ya se instalaron los raíles al completo dentro del túnel de Padornelo. En éste, y otros, ya se trabajan además en la seguridad y sujecciones de la línea aérea eléctrica de contacto.

En cuanto a la energía, los postes de sujección de la catenaria ya están prácticamente distribuidos en todo el trayecto, pero falta aún por licitar la subestación de tracción de As Portas, que implica la construcción de una línea de alta tensión de 13 km hasta la subestación de Red Eléctrica de Conso.

Y también deben instalarse los diez centros de autotransformación a la par de las vísa que se ubicarán en Seixalbo, Ponte Ambia, Meamán, Porto, Laza, A Capela, O Cañizo y A Canda (Ourense), y en Lubián y Requejo (Zamora).

inicio de las pruebas

••• En los planes del Adif para el inminente mes de marzo se encuentra precisamente realizar las pruebas de carga tanto dinámicas y como estáticas con trenes cargados de balasto de los viaductos de Requejo (1.720 metros) y de Pedregales (880), a los que se pueden unir los de Leira (168) y Pedro (295), al otro lado del Padornelo en la parte más cercana a Galicia. Será el comienzo de la recogida de datos para la homologación de esta infraestructura.